martes 26 enero
GRANADA CF - FC BARCELONA  |   | Nacho Santana

El plan contra el Barcelona se desmorona en 12 minutos

El Granada CF cae ante los azulgrana por 0-4 en un partido marcado por la polémica · Los rojiblancos terminaron el encuentro con diez tras la expulsión de Vallejo

Los jugadores del Granada CF se lamentan tras el tanto de Messi que supuso el 0-2. Foto: Álex Cámara

Puede que Diego Martínez tuviese trazado en su cabeza un plan maestro con el que arañar puntos ante el Barcelona. Seguramente, el técnico invirtió las pocas horas de preparación que tuvo en buscar la forma de que su equipo compitiera e hiciera daño a los culés, un conjunto de ideas que, a buen seguro, transmitió a los suyos en el vestuario. Sin embargo, el devenir del partido lo tornó inútil.

El Granada CF cayó derrotado en un partido en el que empezó tratando de competir, pero que terminó desconectado, con un hombre menos y pidiendo la hora. Los dos primeros goles dejaron tildes de polémica en un encuentro en el que los locales volvieron a mostrar fragilidad atrás.

Tras el pitido inicial, los rojiblancos rechazaron cerrarse en defensa y buscaron de forma inmediata el ataque. Con ello, igual que ya pasó ante el Real Madrid, los locales tuvieron en el primer minuto una clara ocasión que no lograron aprovechar. Puertas aprovechó la ley de la ventaja por una falta sobre Soldado para sacar un zapatazo que obligó a Ter Stegen a volar para mantener el marcador. 

Tras el aviso inicial, el Barcelona abrió los ojos y se dispuso a hacer añicos el plan trazado por el técnico local. Primero avisó Pedri con un golpeo tras un eslalon que atinó a bloquear Montoro, rápido en la ayuda defensiva. Sin embargo, en el saque de esquina derivado de esa jugada nacería el primer gol visitante.

Se puso en juego el córner y el esférico acabó por llegar a Busquets en zona de tres cuartos de campo. El ‘5’ blaugrana, en esta ocasión de negro, buscó combinar sobre Messi pero se topó con la pierna de Soldado. Sin embargo, el balón repelido por el ariete llegó manso a un Griezmann en posición de fuera de juego, que solo tuvo que batir a Rui Silva a bocajarro. La revisión de la jugada dio por bueno el tanto del francés.

Golpeó la mala suerte a un Granada CF que trató de dejar en anécdota el tanto con llegadas por banda, especialmente gracias a la combinación entre su ‘9’ y Puertas. Precisamente este último filtró un balón que dejó dentro del área al primero a los 22 minutos de juego, pero el disparo del ariete se marchó por poco.

Volvería a intentarlo la incipiente sociedad granadinista poco después. Esta vez fue el ‘10’ el encargado de pisar área y plantarse en un mano a mano con Ter Stegen. Sin embargo, el guardameta alemán mostró nervios de acero y tiró de temple para resolver con una espectacular parada una jugada que posteriormente se invalidó por fuera de juego.

Pasada la media hora de partido, el Granada CF seguía buscando la forma de devolver el empate al marcador cuando el Barcelona volvió a demostrar que no hay plan que valga cuando Messi está inspirado. Nació la jugada en una mano de Busquets que De Burgos Bengoextea no quiso señalar y acabó llegando a Griezmann, que dejó para el argentino en la frontal del área. Avanzó dos pasos, perfiló el cuerpo y sacó un disparo directo a la escuadra en el poco espacio que le dio Germán para poner el 0-2.

Ya con el plan de partido echado por tierra y los rojiblancos perdidos en protestas al colegiado, los blaugranas volvieron a golpear antes del descanso. Mientras Dembélé se medía con Neva y Domingos Duarte, Yan Eteki hizo una falta infantil sobre Pedri en la frontal del área que permitió a Messi batir nuevamente a Rui Silva con un disparo raso ajustado al poste.

De este modo, casi sin darse cuenta, el Granada CF se encontró caminando hacia el vestuario con tres tantos en contra, dos de ellos muy protestados al árbitro, y sus planes para el encuentro hechos trizas. Pese a dar la cara y buscar la ofensiva, los rojiblancos se marcharon al receso marcados por tres acciones fatales para el devenir del encuentro.

Puertas fue titular ante el FC Barcelona en Los Cármenes. Foto: Álex Cámara

Revolución en el descanso

Salieron los de Diego Martínez con tres caras nuevas en la segunda mitad. Luis Milla, Luis Suárez y Jesús Vallejo saltaron al campo en lugar de Montoro, Soldado y Carlos Neva. Los cambios invitaron nuevamente a Puertas a medirse con Ter Stegen, un duelo que se saldó con el mismo resultado que en los anteriores intentos del de Benahadux, especialmente incisivo.

Replicó De Jong con una salida de box to box finalizada con un disparo que se marchó alto. El mismo resultado dio poco después un centro al área de Milla que remató Darwin Machís lanzándose, ya en una fase en la que el conjunto visitante levantó el pie del acelerador y buscó pausa y juego estático.

Pese a todo, el Barcelona encontró el cuarto tanto poco después de la hora de partido. Abrió a banda Busquets, encontrando a un Dembélé encimado por Machís y Foulquier. El extremo sacó un balón alto tocado, que le cayó llovido a Griezmann, perfecto para golpear al palo corto y aumentar las diferencias.

Quizás por el resultado o quizás por el estado físico de algunos de sus jugadores, Diego Martínez volvió a mover el banquillo inmediatamente después del tanto del francés. El técnico retiró a Machís del campo para dar entrada a Kenedy al mismo tiempo que Messi se marchaba sustituido. Tras él, Yangel Herrera dejó su sitio en el campo a Soro.

Sin Vallejo

Entre el pacto de no agresión declarado casi de forma silenciosa en un partido ya dormido por dos equipos con la cabeza en la siguiente jornada, las malas noticias volvieron a acumularse para Diego Martínez. El técnico no podrá contar en el siguiente encuentro de Liga con Vallejo, expulsado directamente por una falta en la frontal del área.

Dejaron ambos conjuntos correr el crono, conscientes de que no había más por hacer en el césped de Los Cármenes. El Barcelona sacó las vergüenzas de un Granada CF pálido con respecto a la versión de jornadas pasadas en un encuentro marcado por la polémica en dos de los cuatro tantos, así como en la expulsión. 

Tras ofrecer su peor versión desde la mostrada en el Wanda Metropolitano, los rojiblancos recibieron un tirón de orejas por su pasividad, especialmente en la faceta defensiva. Con facetas aún por corregir tras un encuentro gris, los granadinistas miran ya al próximo encuentro, para el que casi no quedan días de recuperación.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería