lunes 4 julio
La Capital  |   | Redacción aG

La plantilla de Rober irá a la huelga indefinida a partir del 20 de junio si no hay acuerdo sobre el convenio

Las negociaciones están "enquistadas" en la cláusula de revisión salarial

La movilización de los trabajadores de Alsa este miércoles a su paso por Gran Vía. Foto: Álex Cámara

Los trabajadores del transporte público de autobuses de Granada han advertido este miércoles de que irán a la huelga indefinida a partir del próximo 20 de junio si antes no se cierra un acuerdo con la empresa sobre el nuevo convenio colectivo, cuyas negociaciones están "enquistadas" en la cláusula de revisión salarial, al tiempo que han reclamado al Ayuntamiento que "medie para alcanzar una solución a este conflicto" laboral.

Este miércoles han continuado, con una manifestación y una posterior concentración en la Plaza del Carmen, las movilizaciones convocadas por el comité de empresa de Alsa (antigua Transportes Rober) después de que el último encuentro de las partes en el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (Sercla) haya acabado sin avenencia.

El presidente del comité de empresa, José Manuel Roldán (CCOO), ha concretado que los paros totales del servicio continuarán según lo previsto, esto es, para 10,15 y 17 de junio -estas dos últimas fechas coincidiendo con la Feria del Corpus- "y si no hay acuerdo para el próximo 20 de junio la plantilla está llamada a secundar una huelga indefinida".

Según ha trasladado, "el principal escollo de la negociación se sitúa en la cláusula de revisión salarial que exige la plantilla conforme al IPC, una petición a la que la empresa se niega en rotundo", por lo que desde el comité de empresa reclaman al Ayuntamiento de la capital, como adjudicatario del servicio de transporte urbano, que medie para alcanzar una solución al conflicto.

Así lo han expuesto los trabajadores al final de la manifestación que ha partido este miércoles a las 09.00 horas desde el Triunfo y que ha finalizado con una concentración en la Plaza del Carmen, a las puertas del Consistorio.

Los trabajadores han recalcado que después de pasar por un ERTE, aplicado durante el estado de alarma, se encuentran con la "intransigencia de la empresa en la negociación del convenio colectivo", especialmente respecto a la cláusula de revisión salarial a 31 de diciembre de 2022.

Desde el comité de empresa insisten en que la prioridad es alcanzar un acuerdo y reclaman a la empresa concesionaria "un esfuerzo para que los trabajadores no se queden atrás perdiendo poder adquisitivo con la aplicación del contrato suscrito con el Ayuntamiento de Granada".

Por último, desde el comité han pedido "comprensión" a los usuarios ante los perjuicios que estas movilizaciones puedan ocasionar y piden el apoyo ciudadano a unas reivindicaciones que consideran "justas", "las mismas a las que tiene derecho el conjunto de la sociedad: mantener el poder adquisitivo de los salarios", defienden.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand