jueves 21 febrero
ASÍ ES MI ALCALDE | PINOS GENIL  |   | Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara

“Para gestionar un pueblo pequeño hay que tener mano izquierda”

El independiente Gabriel Gómez asegura haber transformado Pinos Genil en los últimos años, para lo que ha escuchado "a todo el mundo" y ha ido siempre "con la ley en la mano"

Gabriel Gómez espera poder repetir en las próximas Elecciones Municipales. Foto: Álex Cámara

Dos décadas después de gobiernos del PP, Pinos Genil pasó a ser independiente. El municipio, uno de los más pequeños del Área Metropolitana, ha experimentado un cambio en los últimos cuatro años según defiende su propio alcalde, Gabriel Gómez, quien asegura que gestionar una localidad así no es fácil, pues cualquier problema, por pequeño que sea, se magnifica. ahoraGranada comienza así su serial de entrevistas ‘Así es mi alcalde’.

Pregunta.- ¿Cómo se gestiona un pueblo tan pequeño?

Respuesta.- Hay que afinar bastante más que en los pueblos grandes, porque los medios no son los mismos. Se gestiona bien, porque al ser pequeño la gente nos conocemos todos, todos tenemos problemas que nos afectan como vecinos y como ayuntamiento. Hay que tener mano izquierda y siempre ir con la ley en la mano. Ni favorecer a unos ni a otros y entender que hay que solucionar el problema de alguna manera. Se gestiona bien si el pueblo te gusta mucho, lo amas tanto, los pocos recursos que tengas eres capaz de sacarle mucho partido.

P.- Pinos Genil es un pueblo tranquilo, ¿cuándo pasa algo se magnifica?

R.- Sí, el año pasado por ejemplo con las inundaciones. Hubo muchos pueblos pero sobre todo este tuvo muchas situaciones y como son viviendas que en su momento se hicieron con no todas las medidas de seguridad que tenían que haberse hecho, cada vez que hay algo anormal sí es verdad que tenemos algunos problemas. Todos los medios nos llamaron y creo que se gestionó bastante bien. Recibimos subvenciones de la Junta y Diputación.

De encargado de obra a ostentar el bastón de mando
Nacido en Pinos Genil en 1958, Gabriel Gómez era encargado de obra hasta que llegó la crisis y se quedó sin trabajo después de pasar por “muchas empresas”. Dice que nunca estuvo afiliado a ningún partido político y que empezó a reivindicar cuestiones relacionadas con cultura y el deporte, aunque viendo que no le hacían caso fue a la sede del PP para protestar contra el entonces alcalde y se topó con un muro, momento en que decidió constituir una agrupación independiente, aunque pensó al principio en aliarse con Ciudadanos, cuya exigencia de apoyar la lista más votada le echó para atrás. Ahora, asegura, ya no necesita siglas de ningún partido, aunque se definen “de centro”.

P.- ¿Da por zanjado ese asunto?

R.- Sí. Se hizo  una limpieza que están todos los trámites en Subdelegación del Gobierno en una calle que se cortó y en la que se está trabajando y próximamente se abrirá. En otros desprendimientos están limpios y se harán unos muros. Creo que está más que en vías de solución.

P.- Usted llegó a la Alcaldía en 2015 después de 20 años del PP gobernando, ¿cómo se cambia un Ayuntamiento después de tantos años con un mismo partido?

R.- No teníamos experiencia política ni yo ni mi equipo. Empiezas a ver cómo funciona el Ayuntamiento ya en directo y yo me di cuenta pronto, que ya nos lo podíamos imaginar, que había mucha dejadez sobre todo con el resto de administraciones, un poco lo que hoy luchan todos los partidos de que más de ocho años en un poder puede tranquilizarte o apagarte. Entonces se necesitan otras personas. Sí noté que había una dejadez muy grande.

Aquí hemos tenido el problema también de que había muchos favoritismos, un desequilibrio social bastante grande. La gente muy cercana al PP o afines al alcalde anterior tenían más privilegios a la hora de contratación de trabajo o ayudas a domicilio. Son pequeñas cosas que hemos visto que estaban todas cargadas en el mismo sitio. En los tiempos que estamos era muy injusto. El alcalde debe serlo para todo el pueblo.

Luego notamos también que se estaban haciendo muchas cosas de forma irregular. A día de hoy no tengo ni un reparo de intervención y entonces mi predecesor tenía al mes ocho o diez reparos. Aquí estábamos enfrentados a Confederación porque hacíamos lo que queríamos. Noté fácilmente de que había que empezar a hacer una nueva forma de hacer la política, siempre contando con la ley por delante y siempre contando con todas las instituciones y presentar tus proyectos, ideas y cosas que se puedan hacer aquí, viables e ir trabajándolo.

P.- ¿Le han abierto las puertas en otras instituciones por ser de un partido independiente?

R.- Cuando yo estaba en campaña me decían que una agrupación independiente no tendría apoyo institucional. Yo entonces no podía dar respuesta porque no lo sabía, pero suponía que alguien me escucharía. La sorpresa mía ha sido muy positiva. Tanto de la Junta como Diputación es cuando más dinero ha entrado en Pinos Genil más que en los últimos veinte años. Me están atendiendo, obras que se están haciendo en mejora. En las inundaciones en seguida me aprobaron subvenciones. La sorpresa es que me escuchan ni mejor ni peor que a nadie. Las instituciones me atienden y me abren las puertas. En la Subdelegación también me atendieron cuando estaba el PP.

P.- ¿Cuál es el principal problema que tiene Pinos Genil ahora mismo?

R.- Que se acabara tenemos proyectos que están aprobados que van a comenzar ya y que se ha dilatado por temas burocráticos. Ya se ha firmado el contrato de una rotonda en la entrada que es muy necesaria por temas de seguridad por los coches de que haya una rotonda para girar. También se hará una pasarela que conectará dos barrios. Hay cosas que están aprobadas.

Hay una asignatura pendiente no obstante que es la adaptación del PGOU. Eso lleva mucho tiempo, es cierto que aquí estaba paralizado y manipulado. Había un equipo trabajando que con la crisis se frenó. Lo que yo he hecho es empezar a andar, desde Diputación solicité la adaptación para que las normas de 1993 se adapten a la ley. Si salgo de nuevo cambiaré el equipo de trabajo y me dedicaré a hacerlo. Hay urbanizaciones aprobadas, otras planificadas y luego hay terrenos que la gente quiere hacer cosas pero están muy castigados y no adaptados a la ley.

Gómez, en un momento de la entrevista con ahoraGranada. Foto: Álex Cámara

Hoy en cualquier solar van a hacer una obra, ya no es con nuestras normas, sino con el informe de Confederación, que si tuviéramos el PGOU ya tendríamos el informe, que se tarda una barbaridad. Digo esta como cualquier otra institución.

Luego tengo otro proyecto de futuro que es que estoy con patrimonio de Endesa para recuperar los terrenos de la antigua fábrica para hacer una zona verde de esparcimiento, donde irán caminos de senderismo o zonas bonitas adecuarlas y limpiarlas. Adaptarla e integrarla en el pueblo. Hace 30 años que se quitó la central, aquí nadie ha movido nada en conseguir esos terrenos, estamos gestionando con Endesa.

P.- ¿Está resuelto el problema del aparcamiento?

R.- Está en vías de solución. Cuando entré asumimos uno de los aparcamientos, en otra parte del pueblo también hemos hecho un convenio y contrato para aparcamiento y otra finca que este año está durante todo el ejercicio, porque los fines de semana se pone a tope. Como hay poco terreno estoy gestionando para ampliar el aparcamiento.

P.- Eso es esencial para vivir en el pueblo

R.- Sí, vivimos de la hostelería en gran parte, por lo que hay que facilitar que se pueda venir a aparcar, a comer o a visitar el pueblo.

P.- ¿Tiene opción de crecer el pueblo todavía más?

R.- Sí, hay unos planes aprobados, yendo en dirección Sierra Nevada. Hay una zona que está muy bien. Ahora mismo la empresa que lo tiene ya es de un banco y está paralizado. Espero que pronto comenzarán a hacer algo.

P.- Pese a la cercanía que tienen con Granada, ¿no se ha dado el crecimiento necesario?

R.- Aquí el crecimiento al casco urbano no nos afecta, quizás más al extrarradio. No vamos a cambiar nuestra forma de ser ni identidad como pueblo. Simplemente que a dos kilómetros habrá una urbanización con lo que digan las normas y no nos afectará, simplemente habrá que llevar servicios y se crearán puestos de trabajo. No cambiará la tipografía del pueblo, difícilmente va a cambiar. Aunque queramos hacerlo más, hay algunos pequeños puntos que se hicieron regular. No es mi forma de ver las cosas. Si esos puntos pudiera ahora mismo quitarlos, lo haría.

P.- ¿Usted quiere repetir ahora?

R.- Sí, claro. El equipo que tengo queremos repetir porque cuatro años nos han parecido insuficientes para todo lo que tenemos pensado. Hay algo muy importante, es que después de 20 años había una forma de ver las cosas y hacerlas que no era totalmente la correcta en todos los sentidos. Aquí el pueblo estaba sucio, no se ponían árboles, los parques estaban abandonados. El río estaba mal. Se está haciendo en esos temas y adaptándonos un poco. Estamos normalizándonos y creciendo un poco lo que es la normalidad.

P.- ¿Espera poder alcanzar la mayoría absoluta?

R.- Yo creo que por nuestro trabajo, que es nuestro mejor aval, deberíamos sacar la mayoría absoluta, porque entonces sin conocernos nadie políticamente llegamos a cuatro en 2015, nos quedamos a uno. Ahora han debido ver que todo el mundo va rotando y a todos se trata por igual.

P.- A pesar de que su adversario político, el exalcalde, dice que va a volver.

R.- Eso dice. Mi trabajo no es criticar a nadie, pero me daría cierta vergüenza después de lo que han hecho aquí que vuelva él y los que tenía que siguen aquí defendiendo aquella política. Hemos pedido facturas de la comisión de fiestas de hace 20 años y aún no nos las han entregado. La gente sabe lo que pasó.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería