sábado 13 julio
GRANADA CF - OSASUNA | LA CRÓNICA  |   | Luis F. Ruiz

Sin clavo al que agarrarse

El Granada CF desaprovecha la oportunidad de tomar aire en la parte baja y salva un punto tras una pésima primera parte ante Osasuna · El equipo logra reaccionar pero la 'chiquillada' de Uche impide la remontada

Boga cae al suelo en el Nuevo Estadio de Los Cármenes tras intentar llegar a la meta de Mario. Foto: Alex Camara

FICHA DEL PARTIDO
Granada CF: Ochoa; Foulquier, Vezo (Vezo, 65'), Lombán, Tabanou; Samper, Uche, Pereira, Aztili (Bueno, 57'), Boga; y Kravets (Gastón Silva, 75').
Osasuna: Mario; David García, Oier, Sergio León, Causic, Oriol Riera (Riviere, 69'), Torres (Jaime Romero, 76'), Berenguer, Fausto Tienza (Fran Mérida, 76'), Unai y Clerc.
Árbitro: Trujillo Suárez. Expulsó con roja directa a Uche (72') y por doble amonestación a Ponce (94'). Amonestó a los locales Tabanou y Pereira y a los visitantes Fausto, Oriol Riera, David García y Berenguer.
Goles: 0-1, Oriol Riera (12'). 1-1, Kravets (69').
Incidencias: Encuentro disputado en el Nuevo Estadio de Los Cármenes ante 13.423 espectadores.

Otros años, en otras ocasiones, siempre había un clavo ardiendo al que los aficionados, la plantilla, la prensa y el entorno directo del Granada CF se agarraba. Los pocos puntos de los equipos de abajo, que aún quedaban muchas jornadas por disputarse, el margen de mejora de los que estaban por llegar... Aun pudiendo ser los mismos argumentos para creer en que la remontada aún es posible, quien se ha ido este domingo de Los Cármenes lo ha hecho con la sensación de que esta temporada puede estar más complicado que nunca.

Aunque los motivos para confiar los hay, escasos pero haberlos haylos; en la balanza de los aficionados granadinistas se impone a día de hoy el pesimismo. Lo hace por méritos propios de una plantilla superada, como ante Osasuna, en momentos clave y cruciales de la temporada y que cuando debe tirar de veteranía o de cabeza, simplemente, no la tiene.

Véase como botón de muestra la jugada de Uche. Con el equipo echado arriba, buscando el segundo tanto que podía dar la confianza necesaria en busca de la permanencia; el nigeriano cometió una 'chiquillada' propia de su juventud e inexperiencia, que aunque no fue la culpable de que solo se sumase un punto sí tuvo mucho que ver en que no se pudieran lograr los tres, pues entonces se vio frenada la mejora mostrada por los de Alcaraz, principalmente en una segunda parte que nada tuvo que ver con la primera.

Los primeros 45 minutos fueron desastrosos. Eso y que Osasuna jugó el mejor partido de toda la temporada en solo una primera mitad. El Granada CF no fue capaz de unir tres pases seguidos, perdió la pelota demasiado en los tres cuartos y se dejó invadir por los de Petar Vasiljevic hasta el punto de que Oriol Riera logró abrir el marcador a los doce minutos. El rojillo remató con la pierna derecha tras recibir un balón centrado al interior del área y batir por bajo y de disparo cruzado a Ochoa.

Con el drama como forma de vida, Los Cármenes se vino abajo al ver cómo el colista estaba asentando las mimbres para llevarse tres puntos de Los Cármenes. Pudo sentenciar en hasta dos ocasiones el equipo visitante. En una de ellas, tras fenomenal remate de Riera, aunque por poco estaba en fuera de juego y se quedó con la miel en las botas. El segundo se produjo a los pocos minutos del tanto visitante. Entonces Sergio León remató desde el corazón del área tras una buena llegada por la izquierda de Clerc. La pelota se fue alta.

La otra cara de la moneda

Sin embargo, el segundo tiempo ofreció otra cara totalmente diferente de los de Lucas Alcaraz, que tardaron 45 minutos en darse cuenta de la importancia de conseguir los tres puntos y trataron de reaccionar nada más pasar por vestuarios. Un disparo alto de Boga solo era la clara demostración de que las intenciones iban a ser otras. Y vaya si lo fueron.

El Granada CF también dispuso de otra ocasión clara a los doce minutos de la reanudación, fue en las botas de Kravets, que remató con su pierna izquierda pero se topó con un inspirado Mario Fernández.

Quedaba claro que abrir el marcador para los rojiblancos no iba a ser una tarea fácil. Así quedó constatado en el tanto que el ucraniano, que ya lleva cinco; tuvo que sufrir para marcar el tanto del empate. Primero fue Ponce el que dio en el palo derecho. Después Alberto Bueno y el disparo fue detenido por el meta visitante. Por último, su homólogo en la delantera logró meterla dentro para hacer el 1- 1.

Con este marcador el camino se despejó a favor de los intereses granadinistas, que creyeron en sus opciones hasta que solo cuatro minutos después Uche agredió a un contrario y le costó la cartulina roja directa. Con uno menos, las creencias volvieron a difuminarse hasta el final del partido.

Sin embargo aún hubo posibilidades, serias, de llevarse los tres puntos. Entre ellas, las que demostró un remate de Pereira a asistencia de David Lombán, que se marchó rozando la escuadra derecha. También tuvo serias posibilidades Osasuna de llevarse los tres puntos, principalmente por las acometidas de Riviere y Sergio León. Incluso hubo tiempo para que Ponce viera la segunda cartulina amarilla y dejara al equipo con diez cuando el partido ya entraba en sus segundos finales.

Han pasado 18 partidos en los que diez puntos son pocos para los que creen que la salvación debe dar otros síntomas, otras demostraciones para salir de la quema. Sin embargo ahora mismo no hay clavo al que agarrarse, por muy ardiendo que esté. Aunque el granadinismo, de esto, ya sabe un poco. Solo queda que el despertar, dentro y fuera de la plantilla, llegue cuanto antes, por el bien de todos.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=83894