sábado 11 julio
CORONAVIRUS  |   |

Telefonemas de la fase 1 en Granada

La Policía Local de Granada compagina sus actuaciones nocturnas en velar por el cumplimiento de la norma, sobre todo en terrazas; con las propias de un servicio para una ciudad que 'despierta' poco a poco

Mientras la ciudad duerme o al menos casi lo intenta, hay quienes tienen que mantener los ojos más despiertos, velando porque la normalidad siga presente a la mañana siguiente y el cumplimiento de las medidas implantadas en la fase 1 en Granada. La Policía Local intercala estos días estas funciones con las propias de un servicio que aun con menos intensidad sigue muy activo.

ahoraGranada ha acompañado a un subgrupo del Distrito Grupo de Apoyo, compuesto por seis agentes que debido a la crisis del coronavirus se dividen en dos furgones para tratar de mantener las distancias entre ellos, lo que también permite la posibilidad de aumentar los servicios que se realizan.

Durante esta primera semana de fase 1 en Granada sus tareas a primera hora de la madrugada se focalizan fundamentalmente en tratar de velar por el cumplimiento de la normativa de terraza. Así, justo antes de salir a patrullar reciben un listado con diversos bares a los que hay que ir a supervisar o bien algún vecino ha llamado. En un listado se recoge cuántas mesas tiene autorizadas el negocio y cuántas debería tener puestas en la terraza.

A la primera de ellas que acuden está en la Vereda de En Medio, en pleno Sacromonte de Granada, hasta donde deben acceder a pie para corroborar si hay instalada una terraza supuestamente ilegal junto a un mirador. Cuando llegan solo quedan sillas y mesas desmontadas, pero ante eso no pueden hacer nada.

Después el recorrido les va conduciendo hacia diversas terrazas que ya han sido advertidas en una ocasión por la Policía Local en los últimos días, para comprobar que han rectificado la situación y la han mejorado, como sucede con otro bar junto a la Plaza Menorca.

La vigilancia sobre terrazas ha aumentado estos días. Foto: Álex Cámara

Las dudas de los hosteleros son extensas durante estos días, fundamentalmente con cómo han de distribuir las mesas en el exterior de sus locales, el único punto que por ahora pueden utilizar sus clientes hasta que al menos se pase a la fase 2 en Granada, algo que no sucederá como poco hasta el 1 de junio.

"Sobre todo tratamos de tener sentido común, se nota quién lo hace de malas y quien incumple la norma por su desconocimiento", comenta uno de los agentes que forma parte de este dispositivo en el primer viernes de fase 1 en Granada, que aunque por la noche mantiene cierta tranquilidad en las calles sí ha tenido bastante actividad a mediodía.

En otra de las terrazas se da la circunstancia de que el local justo fue traspasado en noviembre y ahora le ha cogido en plena crisis del coronavirus sus primeros días con terrazas. Han pedido una solicitud que aún no les ha llegado desde el Ayuntamiento.

Y es que muchos hosteleros se encuentran también con la necesidad de tratar de recuperar la actividad relativamente pronto, para empezar a adaptarse a la nueva situación, aunque no quede clara la norma como le sucede a un bar que tiene autorizadas diez mesas, por lo que debería poner cinco. Sin embargo las diez están puestas, pero dobles.

Los agentes requieren el cambio, que el propio dueño se compromete a realizar. "Hay que tener mano izquierda cuando se habla con los empresarios, nuestra intención nunca suele ser la de multar, pero hay casos en los que no hay más remedio", explican.

Los servicios que se requieren no son solo vinculados al cumplimiento de la normativa por la fase 1. Foto: Álex Cámara

El resto de la ciudad

Pero este tipo de actuaciones ahora vinculadas a la crisis del coronavirus no son las únicas que de noche le tocan hacer a los agentes de la Policía Local, que además deben velar por la seguridad de una ciudad que poco a poco va despertando tras dos largos meses de confinamiento.

Ocurre por ejemplo con los telefonemas, mensajes telefónicos que suelen dejar los vecinos en la centralita con requierimientos, quejas, llamadas pidiendo ayuda o por molestias de otros vecinos por ejemplo.

Es lo que sucede por ejemplo en Caseria Montijo, donde una requiriente dice haber llamado en hasta seis ocasiones durante la cuarentena por quejas sobre sus vecinos. Al llegar la Policía Local, los agentes son increpados por la mujer, visiblemente nerviosa reprochándoles que no le atienden sus llamadas.

Después de conseguir calmarla, los agentes tratan de explicarle la situación y vuelven a usar la mano izquierda antes de proceder a sancionarla por la situación vivida.

También hay otros servicios como sucesos vinculados con posibles agresiones o robos, estos últimos sin apenas actividad durante la cuarentena. Son servicios que siguen existiendo, por mucho estado de alarma que haya.

Granada se prepara poco a poco para ir entrando en la 'nueva normalidad' que conducirá hacia algunos cambios de cómo conocíamos la vida hasta entonces. Y ahí la Policía Local juega un papel fundamental para no solo hacer cumplir la norma, sino también a modo didáctico. Sea de día o de noche.

Galería de la noticia

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería