viernes 13 diciembre
Opinión  |   |

Dos años de cambio en Granada

Están a punto de cumplirse los dos primeros años de Gobierno socialista en el Ayuntamiento de Granada. Vivimos tiempos extraños, frenéticos, en los que apenas tenemos tiempo para hacer la reflexión necesaria que conforme una opinión propia y no impuesta. Esa velocidad endiablada y nada casual en la que nos hayamos inmersos, nos ha habituado a consumir la información devorando titulares de prensa o tweets en apenas unos segundos, sin dar tiempo a digerir, provocando tal empacho que a veces me lleva a pensar que estamos más próximos a la sociedad de la desinformación y de la manipulación.

Convendría detenerse y levantar la cabeza. “Hacer un Iniesta” con el día a día para ver qué sucede y contrastar puntos de vista que nos ayuden a crear una opinión sólida sobre los hechos que nos rodean y actuar de manera adecuada y comprometida, cada cual, con sus valores éticos en pro de su modelo de sociedad.

En esa tesitura conviene detenernos y observar cómo el Ayuntamiento ha tenido que remar en muchos casos contra corriente. Un grupo de mujeres y hombres valientes y honrados, han devuelto la normalidad robada. Quizás no se sea del todo consciente, pero habría que remontarse muchos años atrás para saber cuándo fue, por ejemplo, el último concierto de calado que se celebró en el Paseo del Salón, antes de que la banda Eskorzo metiera allí a cinco mil personas a finales del pasado marzo, en el marco del ciclo organizado por el Ayuntamiento 'Distrito Sonoro'; como también habría que buscar si alguna vez, el FEX, la extensión del Festival de Música y Danza, arrancaba en la Chana, como sucedía en el año 2016.

La ciudad ha vuelto a recuperar el protagonismo. Sus calles son de nuevo un hervidero de creatividad y cultura. Se ha convertido en el espacio natural en el que se desarrolla su actividad diaria. Durante trece años, la actividad creadora fue secuestrada. La vía pública era un bien demasiado preciado para quienes se alejaban de la rectitud impuesta por los que pretendieron erigir una ciudad sesgada e intransigente, algo contra natura en nuestra ciudad.

En la última edición de 'La Noche en Blanco', más de novecientas actividades se han desarrollado en la vía pública en una acción en la que la Cultura y el Comercio se han dado de la mano y prestado auxilio mutuo para revitalizar la ciudad y permitir que recobre el pulso. Hemos vivido una Granada abierta, expandida por completo a todas las calles, plazas y también a los barrios, porque son igualmente lugares de difusión cultural y social en Granada.

Se hace muy difícil reflejar el esfuerzo tan duro que ha tenido que llevar a cabo Paco Cuenca y su equipo durante estos dos años. Mucho más cuando los titulares económicos siguen siendo los que marcan una tendencia heredada y ante la que se lucha de manera decidida. Dos años no dan para mucho, pero todas las acciones, incluso las menos populares, se enmarcan en un hecho incontrovertible: el despertar de una ciudad aletargada durante década y media, que se mueve vacilante, pero de manera firme hacia el futuro que otras ciudades trazaron antes. Esta labor, merecedora de un aplauso solidario, ha conseguido que Granada haya retomado su senda de no retorno, donde el compromiso social de la ciudadanía constituye el centro de toda acción municipal, olvidando tiempos en los que la política giraba sobre hechos mucho más oscuros. Esta Granada sí me gusta y se percibe que así nos gusta.

Jacobo Calvo
Secretario de Organización de la Agrupación Local del PSOE de Granada

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería