miércoles 1 abril
Opinión  |   |

Un nuevo acuerdo progresista para España

Hay momentos que definimos como históricos, y está claro que la investidura que ha llevado a la Presidencia del Gobierno a Pedro Sanchez lo ha sido. Es más, seguramente, en este caso tendrá la virtud de ser calificada de esta manera tanto por quienes la hemos apoyado desde un principio como por aquellos otros que la han criticado y también boicoteado desde el mismo momento en el que se veía que podía prosperar. Estos últimos por motivos bien diferentes.

Nuestra reciente, y joven democracia, tiene ejemplos de este tipo de situaciones históricas. El primero de ellos lo sitúo todavía en las Cortes franquistas, cuando Fernández-Miranda presenta al Gobierno de Adolfo Suarez, un proyecto que según sus propias palabras pretendía “dar la palabra al pueblo Español”. No hay que hacer muchos esfuerzos para comprender que el camino no fue fácil. Entre otras enmiendas, se presentó una a la totalidad por Blas Piñar que solicitaba la devolución del proyecto por entender que era contrario a la legislación vigente. Ahí estan los diarios de aquellas sesiones y quien tenga interés podrá observar cierto paralelismo con algunas de las afirmaciones realizadas este fin de semana por las derechas.

Otro momento, sin duda alguna histórico, lo representa el debate de la Constitución de 1978. En este caso es el primer ejemplo de tolerancia, de consenso, de síntesis, y ello a pesar de opiniones muy tajantes formuladas en la comisión. Valga ésta de muestra: “No es cómodo combatir sólo por una causa, por importante que sea. Pero nosotros seguiremos haciendolo. No se ha demostrado aquí que en el Titulo VIII no haya una clara ruptura del Estado Español”. (Manuel Fraga).

Parece que la derecha, cuando no tiene muchos argumentos o no tiene alternativas, acude siempre al argumento de la ruptura del Estado.

Se han presentado varias mociones de censura en nuestra reciente historia parlamentaria, sólo una de ellas ha prosperado. Pedro Sanchez supo leer e interpretar la situación que se estaba viviendo. La sentencia de la Audiencia Nacional había señalado al Partido Popular como beneficiario de un sistema ilegal, confirmando una estructura contable paralela a la oficial que se venía aplicando desde la década de los ochenta.

Sólo cabían dos posibilidades: o el Presidente del Gobierno Mariano Rajoy dimitía, o si no lo hacía, por responsabilidad el PSOE tendría que presentar una moción de censura en un intento recuperar la dignidad. Y, pese a todas las dificultades, con un escaso numero de diputados, se logró aunar lo suficiente para que la moción de censura prosperara. Revisen las distintas intervenciones de quienes estaban contra la moción. Todo era dibujar situaciones apocalípticas y desastrosas. Por cierto, casualidades de la vida, en aquella ocasión también se hablaba de que España se rompería. Saquen sus conclusiones.

Este año 2020, lo hemos iniciado con la sesión de investidura que ha traído al primer gobierno de coalición progresista con el el régimen nacido de la Constitución de 1978.

El discurso del candidato Pedro Sanchez ha estado plagado del análisis de la situación y las distintas alternativas que la Coalición propugna. De esa manera se han concretado propuestas en relación al empleo y al crecimiento, reforzando los instrumentos para combatir la desigualdad y la cohesión social; la derogación de la reforma laboral de 2012 y en concreto la posibilidad de que se pueda despedir por el hecho de que una persona esté de baja médica; reforzar la prioridad de los convenios de sector frente a los de empresa que han supuesto un claro detrimento en los derechos de los trabajadores; la subida del Salario Mínimo Interprofesional; favorecer la conciliación de la vida laboral con la familiar y personal; la eliminación progresiva de los copagos introducidos en 2012; la derogación de la LOMCE; etc, etc. Un detallado programa compuesto de 11 puntos y que contienen las alternativas progresistas a desarrollar por el Gobierno de Coalición.

Que alternativa ha tenido por parte de los distintos grupos parlamentarios que se han opuesto a la investidura? Se lo diré en una sola palabra: NINGUNA.

Este debate ha sido, desde mi punto de vista, el más pobre en cuanto a propuestas de los grupos parlamentarios de las derechas (PP, Ciudadanos y VOX). Sólo hemos podido escuchar descalificativos, más o menos gruesos respecto a la figura del candidato. Pero ni una sola contraoferta. Las tres derechas se han visto inmersos en una carrera para ver quien podía hacer el descalificativo más grueso. Ah¡ Y por supuesto los tres coinciden en que el Estado se iba a resquebrajar, fracturar o liquidar.

Si se dan cuenta, en esto como en otras muchas cosas más, la derecha no cambia. Vienen propagando la misma idea desde hace ya más de cuarenta años, y no se percatan de que en esta ocasión, como en las anteriores, no llevan razón por mucho que insistan, y la ruptura del Estado se lleva a cabo mediante medidas que favorezcan la desigualdad.

Son muchas las alternativas y propuestas en el programa que forman parte ya del compromiso político del PSOE, y de Unidas Podemos. Se espera una legislatura basada en el dialogo, y el consenso. Podrá ser difícil, pero imposible desde luego, no lo es. España y quienes vivimos en ella nos lo merecemos.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
José María Corpas

Concejal del Grupo Municipal Socialista y Secretario de Política Municipal del PSOE de Granada capital

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería