jueves 24 octubre
LECRÍN  |   | E.P.

El alcalde de Lecrín asegura que se han "malintepretado" sus palabras sobre la tradición de la puja

Considera que sí fue "erróneo" poner como ejemplo a su mujer y a él mismo para explicar en qué consiste esta actividad

El alcalde de Lecrín asegura que la puja es para todos, pero a modo de reto. Foto: Dipgra

El alcalde de Lecrín, Salvador Ramírez, ha lamentado que se haya "malinterpretado" la tradición de la puja que se pretende recuperar en este municipio con motivo de la fiesta de los Santos Inocentes y ha garantizado que en ella "no sólo no se subastan mujeres" con las que bailar, sino que puede participar cualquier persona que quiera gastar una inocentada a un conocido pujando para someterle a un reto.

Ramírez ha reconocido que quizá fue "erróneo" poner como ejemplo de la puja el que un hombre ofreciera dinero para bailar con la esposa del alcalde y éste, para evitarlo, subiera la aportación.

No obstante, ha insistido en que "lo que se está diciendo no es la realidad" y ha precisado que el Ayuntamiento no organiza esta iniciativa, que parte de los mayordomos de las fiestas y forma parte de las rifas de juguetes, jamones y otros productos que se llevan a cabo para recaudar dinero para las fiestas y para mantener la parroquia.

El regidor garantiza que la puja es para todos: "niños, mujeres, hombres, abuelos", los cuales le dicen a los alguaciles en secreto y de forma anónima su aportación para que uno de los asistentes haga algún reto; desde bailar, a cortarse el pelo o darse un paseo por el recinto, aportando para ello una cantidad de dinero que la persona retada puede elevar si quiere evitarse el mal trago.

No aporta dinero

El Ayuntamiento defiende que no pone dinero en esta iniciativa, sólo deja el local para que se desarrollen las rifas, y llama a los ciudadanos a asistir el próximo sábado para ver "la realidad" de esta tradición "altruista" que está inspirada en las "inocentadas" y en la que, según ha subrayado, "no se subastan personas".

Esta puja, que tiene más de un siglo de tradición y se pretende recuperar este año, ha desatado la polémica en las redes sociales a raíz de la difusión de un vídeo donde el alcalde de la localidad explicaba el martes en rueda de prensa en qué consistía.

Según relataba, "lo que se quiere recuperar es la fiesta de bailes, de pedir, de pujar por una persona". "Yo voy a lo mejor con mi mujer y llega un hombre y dice, '10 euros por que la señora del alcalde baile con otra persona' y el alcalde, que está un poco mosqueado dice 'mi mujer cómo va a bailar con éste'. 15 euros el otro puja" y "vamos pujando, pujando y así se recopila dinero para la fiesta".

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería