viernes 20 septiembre
Cofradías  |   |

El pregón del compromiso cofrade

Juan Jesús López Guadalupe pronuncia un pregón cargado de reivindicaciones a los propios cofrades granadinos

Momento en que López-Guadalupe recuerda a su abuela. Foto: Álex Cámara

Momento en que López-Guadalupe recuerda a su abuela. Foto: Álex Cámara

Emotivo, directo y melancólico, pero sobre todo, reivindicativo. Éstas tres palabras podrían definir parte del pregón pronunciado este domingo por Juan Jesús López-Guadalupe en el Teatro Isabel La Católica de Granada, en el que ha concluído manifestando que el destino es "pregonar a Cristo" en las cofradías y en las vidas y de ahí "¡a la Gloria!".

A lo largo de más de una hora de intervención, el pregonero de la Semana Santa de Granada 2014 ha repasado su vida cofrade desde su niñez hasta su juventud, cuando fue costalero de los Escolapios y San Agustín, hermandades estas que han estado muy presentes durante su discurso.

"No me tienes que dar nada porque sea tu pregonero pero no te arrepientas luego que tú lo quisiste, Granada". Así ha comenzado en sus primeras intervenciones el pregonero de la semana mayor granadina, tras repasar los recuerdos de su niñez.

La intervención de López-Guadalupe ha destacado principalmente el marcado carácter de pedir y exigir compromiso a los cofrades con el día a día y sobre todo con la caridad. De este modo, tras abordar la "llamada y vocación" ha recordado que "desde hace siglos, la pedagogía visual de las imágenes sale a las calles, los Santos se bajan de los altares y salen al encuentro del pueblo en pleno escenario urbano, que queda así santificado".

"Pero nuestro compromiso es aún mayor. Siempre lo ha sido", ha continuado el pronunciador de la semana cofrade mayor de Granada, que ha incidido en que "nunca es suficiente cuando se trata de amar al prójimo, a aquel de quien insospechadamente recibimos lecciones de una generosidad que nos desarma". Por eso, ha pedido a los cofrades que a veces palpen las necesidades de otros: "Sí, mi dulce niña de ciprés y agua, definitivamente a las cofradías y a los cofrades nos sentaría muy bien de vez en cuando pisar verdaderamente el suelo".

Momento del pregón. Foto: Álex Cámara

Momento del pregón. Foto: Álex Cámara

La imagen

Después ha iniciado otro alegato sobre las imágenes a las que se venera en un apartado denominado "y el verbo se hizo imagen", en el que ha recordado que "Dios no quiso quedar escondido y se hizo visible a escala humana (...). Y surgió la maravilla, la paradoja, el milagro de hacer visible lo invisible, de dar forma a la fe, de dar carne al espíritu y con ello el logro increíble de nuestros mejores imagineros de hacer bello el dolor".

"La imagen no puede ser otra cosa que el fruto de una búsqueda espiritual que explora en el difuso límite entre la imaginación humana y la inspiración divina, con la experiencia de la Fe por sustento", ha continuado el pregonero, que primero ha hablado de las imágenes titulares de Jesús y después de las de María.

"Llamémosla como queramos: sus Amarguras, Dolores, Angustias y Penas son las nuestras, su Esperanza y su Caridad son para nosotros, recibimos de Ella sus Remedios y su Consolación, su Paz y su Luz, Su Amor y Trabajo, su Merced, su Salud y su Misericordia de Madre, compartimos sus Maravillas y su Victoria, su Alegría y su Triunfo, en un Rosario interminable que encadena súplicas de la Alhambra al Sacromonte por todos los rincones, desde su Concepción Inmaculada y Encarnación del Hijo de Dios, a la tristeza de su Soledad, tres veces sola. La percibimos como Aurora del Sol de Justicia  y como Estrella de la nueva evangelización. María, siempre María, la del más Dulce Nombre, ¿si somos capaces de llamarla por su nombre, cómo no somos capaces de imitarla", ha afirmado.

El rezo cofrade también ha tenido un apartado en su intervención: "A Él y a Ella rezamos los cofrades. Rezar es también ver la imagen, es reconocerla desde el espíritu, es la contemplación desde los ojos de la fe", ha indicado.

El pregón ha estado cargado de emotividad y reivindicaciones, como ha quedado patente en su intervención sobre las imágenes, al pedir al arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, que conceda el título de coronación canónica a la Esperanza: "Qué bonito sería poder conmemorar el tercer centenario de esta historia de amor a la Madre, en un mundo tan falto de Esperanza, distinguiendo a tan venerada imagen con la Coronación Canónica".

Homenajes a Domingo Sánchez Mesa, del que fue su "maestro", ha dicho; de cómo le habló José Risueño a la virgen de la Esperanza cuando talló la imagen de las Tres Necesidades -Esperanza-, o al padre Enrique Iniesta, del que "tanto" aprendió.

El andar costalero

Sus recuerdos como hombre de costal de las hermandades de Los Escolapios y San Agustín han estado muy presentes en el pregón de López-Guadalupe. Y con ello ha hecho un homenaje a los costaleros de la Semana Santa de Granada.

"Porque nuestras imágenes (...) andan. Para encontrarse con nosotros en plena calle, para sentirlas más cerca, para ver aquello en que creemos, las imágenes andan por obra y gracia del costalero. Quien lo ha sido, lo es para siempre y lo sabe. Ser costalero no es solo un esfuerzo físico, no es una exhibición de fuerza ni una competición deportiva. Quien ha sentido la mordedura de la trabajadera sobre el hombro o la cerviz, ha sentido la dura prueba de amor a Cristo y a María. Quien lo ha dado todo tras los faldones, hasta la última chicotá, a tierra o de rodillas, ha experimentado la solidaridad fraterna y la entrega sin límites de esa pequeña comunidad, casi familiar, que es la cuadrilla", ha pronunciado.

El Teatro Isabel la Católica estaba repleto. Foto: Álex Cámara

El Teatro Isabel la Católica estaba repleto. Foto: Álex Cámara

A su juicio, ser costalero es "aprender a andar a segunda vez", a la par que una forma para que "a Él no le duela más su tormento y para que no se despierte del sueño de su muerte redentora, para que a Ella las lágrimas se le tronquen en tierna sonrisa ante el generoso derroche de esfuerzo de sus hijos".

Posteriormente ha llegado el turno para los barrios, plazas y conventos de la Semana Santa de Granada, apartado este último en el que ha reconocido que queda mucho que "aprender de su modelo de entrega callada y oración constante".

"Los barrios históricos pronto transmitieron el pulso cofrade a los nuevos escenarios de la ciudad que crece. Desde hace casi 80 años la Semana Santa de Granada cruza el río Genil, creando estampas de extrema belleza sobre la principal arteria fluvial de la ciudad", ha indicado el pregonero, que llegado a este punto ha reivindicado como hace 25 años el nombre del Puente Romano del Genil para el Cristo de la Expiración, al ser "pionero en cruzar el río".

A la gloria

Para acabar ha dicho que el cofrade aspira ir "ligero de equipaje" cuando llegue el momento de "la entrada a la casa del Padre" y que "la fatiga no restará emoción al encuentro, a paso corto, casi imperceptible, hasta llegar al mismo pie del trono de Dios. Y el padre, con los brazos abiertos y media sonrisa nos dirá: "Bien trabajao. ¡Ahí queó!".

"Sean ya tus calles ríos de túnicas nazarenas iluminadas por los cirios de nuestra fe. Sean tus cuestas empinados caminos de la Amargura donde se manifieste la entrega amorosa de Cristo. Sean tus hijas e hijos nazarenos, los penitentes, las mantillas, los costaleros y los acólitos, en público testimonio de fe en pos de la locura de la cruz", ha ido pronunciando para concluir.

El sol, los vientos, los ríos, la luna llena, las flores, las esquinas y callejones o la chiquillería: "Sea diminuta Judea el Domingo de Ramos, grito a las Chías que quiebre el luto del Viernes Santo y júbilo de campanillas de barro de los Facundillos en la gozosa mañana de Pascual. Y que todo ello sea la Semana Santas de Granada".

"Hermanos míos, éste es también nuestro destino: pregonar a Cristo en nuestras vidas y en nuestras cofradías y de ahí ¡a la Gloria!", ha cerrado.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería