martes 25 febrero
ENTREVISTAS AG | GERMÁN GONZÁLEZ  |   | Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara

"Hemos planificado la escolarización desde lejos, el 'Cinturón' puede verlo"

El delegado de Educación, Germán González, destaca el inicio del curso "muy tranquilo" · Espera que se desbloquee técnicamente el proyecto de Cenes de la Vega y asegura que los de El Chaparral y Alhendín van camino de ser una realidad

Cerca de 200.000 niños y adolescentes en la provincia de Granada se encuentran en las aulas en su totalidad desde hace una semana. El inicio del curso ha vuelto a poner a prueba una vez más la capacidad organizativa en materia de Educación, algo que para el delegado de este área de la Junta en Granada, Germán González, se ha hecho con "tranquilidad". Ante los nuevos retos que están por venir quedan metas que superar, de las cuales algunas espera que pronto puedan ver la luz.

Pregunta.- ¿Cómo ha comenzado Granada el curso escolar?

Respuesta.- Creo que en términos generales muy bien. Es cierto que cuando esta pieza de relojería tan compleja se pone en marcha hay que estar minuciosamente centro a centro comprobando que esté todo correcto. Es cierto que siempre hay que tomar alguna decisión de adaptación o algún recurso por el que no se ha podido habilitar. A parte de eso el comienzo ha sido muy tranquilo porque hemos trabajado bien.

P.- Este año llegan algunas novedades, ¿cuáles son?

R.- Hemos presentado una serie de programas tanto para Primaria como Secundaria para motivar al alumnado desde distintos puntos de vista para conseguir el éxito escolar. Cuando los niños tienen cuatro o cinco años los niños van alegres, ahí hay una evolución hacia el proceso educativo. Hay que buscar estrategias que permitan que los niños se motiven y continúen dentro del sistema y evitar el abandono escolar temprano y que acaben titulando. Esa parte es fundamental y la estamos poniendo en marcha.

Usamos distintas estrategias, no es sólo una receta que sirviera para todos los casos. Las medidas que se plantean tienen que tener un abanico de posibilidades, son recursos que se seleccionan en función de la realidad que nos encontramos. Hay alumnos que reaccionan de forma distinta a ensayos iguales. Hay que buscar ese encaje que permite que el alumnado siga una progresión educativa que le permita llegar y ponerse unas metas y que no pierda la ilusión.

P.- ¿Tiene Granada algún tipo de reto distinto al de otras provincias?

R.- Hay que ver el marco general. Cada provincia tiene una tipología, orografía y recursos. En el ámbito general tiene que ser que no exista abandono y los niños y niñas aprendan bien. Esos son objetivos generales, pero hay diferencias. Tenemos una provincia con una orografía muy diferente y que hace que tengamos muchos centros rurales, que deben seguir dando esa igualdad de oportunidades. Un niño o niña que estudia en la Alpujarra debe tener las mismas oportunidades que el que estudia en la capital.

P.- ¿En qué punto se encuentra el acoso escolar en las aulas granadinas?

R.- No siento que haya que calibrarlo en términos de alto, bajo o medio. Supera a la cuestión numérica, da igual que haya uno que cien, hay que atajar y trabajar para que no pase. Ver qué está pasando y trabajar con la comunidad educativa. Se produce no solo por una persona, sino por un entorno, hay que trabajar entre iguales la convivencia y que eso no se vea como algo normal. Cuando alguien detecta un caso parecido que lo denuncie, que lo diga. Esas cosas no se permitan. Lo trabajamos con la máxima celeridad posible.

P.- Los padres que tienen el mínimo indicio de que su hijo sufre acoso, ¿qué deben hacer?

R.- Si existe lo primero es que hay que ir al centro y ponerlo en conocimiento de la dirección del centro, entendiendo que esa situación puede trascender el centro. El que un niño le diga algo a otro o provoque alguna situación debe darse a conocer y que ponga en marcha los protocolos, que suelen funcionar, dependiendo de las familias. Cuando estas se ponen en el pellejo del otro suelen reaccionar bien, aunque es un tema complicado de tratar. Pretende de trabajar con el niño en su asertividad para que lo supere y con su entorno. Las familias siempre deben acudir al centro si ven indicios. En muchos casos se cierra sin comprobarse que existe un acoso real como tal, pero lo esencial es atajarlo. La mayoría de casos se resuelve en poco tiempo.

P.- ¿Qué herramientas tiene Educación para el asunto de los móviles dentro de las aulas?

R.- Es una cuestión social, no es fácil ponerle puertas al campo. Es una actuación general, las familias tienen que intervenir. No se puede ceder todo al colegio para que lo haga el colegio. Tienen una ventaja, porque son una gran herramienta y un pequeño ordenador; y un gran inconveniente, con una cámara de fotos o vídeo que es susceptible de ser utilizada en situaciones complicadas para reírse de una persona y la capacidad de albergar juegos y distracciones. Tienen los chats que pueden dar que un alumno esté hablando con otro de otro centro o aula en lugar de estar involucrados en el trabajo del aula.

Como sociedad lo tenemos que ver, el uso responsable del móvil. Las familias deben intervenir, ver si es real o no como herramienta educativa, algo a lo que no me opongo; se sepa utilizar sólo en esa materia educativa y el niño no lo use fuera de lo lógico. Otra cosa es la prohibición total, algo que a día de hoy no lo tenemos.

P.- ¿Usted es partidario de que se prohíban los móviles en los colegios y centros?

R.- Soy partidario de enseñar a usar las cosas en esta vida. De tener conciencia de las cosas que se hacen. Cuando era jefe de Estudios no permitía el móvil en el instituto, pero sabíamos que de manera velada los móviles entraban. Se establecen unos protocolos. No es fácil. Cuando alguna vez hemos pillado a algún chiquillo mirando el móvil siempre estaba mirando la hora teniendo reloj en la muñeca. No es una necesidad real. No se puede sacar, usar o tener salvo que se utilice de forma educativa. Si el profesor utiliza el móvil para determinadas tareas educativas puede ser una herramienta.

P.- En el último año la Escuela Oficial de Idiomas ha dado más de un quebradero de cabeza a esta Delegación, ¿en qué punto está la reforma y hacia dónde va?

R.- Creo que la situación está normalizada. Hay un sector que cualquier incomodidad que pueda surgir se magnifica. Creo que en términos generales el camino que emprendimos con la EOI es adecuado y acertado. La hemos dotado de sede propia, buen acceso e infraestructuras lo suficientemente amplia como para crecer. Las obras de este verano han atajado algunas cuestiones sobre materia acústica, se ha mejorado la iluminación… Respecto a los árboles fue una polémica, que aún continúa algo. Discrepo de las formas de IU de atajar esta cuestión y hacer oposición.

El problema no se puede hacer de algo que no está pasando. No ha habido ninguna tala indiscriminada de árboles ni ha costado 450.000 euros. Es cierto que había algunos árboles que necesitábamos intervenir para urbanizar. Pero había previstos quitar ocho árboles, de los cuales siete eran los que íbamos a quitar y después de revisar decidimos retirar sólo dos de un proyecto con licencia para actuar. Árboles que no son de especies protegidas y que afectaban a los propios imbornales del edificio. No digo que fuese el único problema pero había que hacerlo. Hemos respetado toda la zona arbolada. Invito a que vayan a ver el centro y ver cómo no se nota que han retirado árboles. Hay muchos en la zona. No es algo que incida directamente en una zona verde. Es un patio de una zona educativa y se urbaniza. El huerto escolar lo hemos trasladado de sitio. Hemos sido respetuosos de las zonas ajardinadas y arboladas.

P.- El pasado junio se produjo un cambio de Gobierno en el país, con el PSOE, eso implica que todas las instituciones supramunicipales estén gobernadas por el mismo partido en Granada, ¿ha cambiado algo esto para intentar desbloquear el asunto del colegio en Cenes de la Vega?

R.- Ha cambiado algo. Ya me he reunido con la subdelegada del Gobierno, parece un dato simple, pero a su antecesor le solicité por escrito una reunión en dos ocasiones y aún lo estoy esperando. Hemos hablado de Cenes de la Vega y de más cosas, como la necesidad de las situaciones de la EOI, de la provincia de ir acometiendo mejoras…

A día de hoy en Cenes de la Vega hay un contencioso administrativo puesto con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir por una decisión de la que no estamos de acuerdo. En ningún momento pensamos que exista una intencionalidad, el personal técnico trabaja de manera excelente. Hay un hecho que está ahí. Iniciamos un procedimiento para hacer esa ampliación cuando no estaba la última modificación sobre la urbanización en esas zonas inundables.

Era una norma restrictiva pero no tanto como ahora, iniciamos antes el procedimiento. Hubo situaciones que hubo que repetir los estudios hidrológicos que hizo que se retrasara la concesión de la licencia. Quiero recordar que se pospuso más de seis meses desde que presentamos la documentación. La respuesta que recibimos en enero de 2017 era diciéndonos que no era posible que se hiciera haciendo referencia al Decreto que acababa de entrar en vigor. Lo que hemos podido es que ese documento establece excepcionalidades y creemos que cabe esa ampliación, aunque no queremos forzar ninguna ampliación que no fuese segura.

No estábamos planteando nada que no tuviese las garantías técnicas. Si es necesario elevar cotas de terreno se plantearon. Hicimos una reforma del propio proyecto siguiendo indicaciones de Confederación en 2016. Aún así llegó ese enero de 2017 y se bloqueó aquello. Hay que tener en cuenta que el colegio está allí, en el mismo terreno. No entendemos que aquello no tuviera otra solución que la negativa total. Hemos hablado de esto y debe ser la CHG la que analice la situación y vea que técnicamente se puede. No vamos a forzar nada.

P.- Más allá de la vía contenciosa, ¿existe la posibilidad de buscar la solución política o sin la necesidad de que un juez lo decida?

R.- No tiene por qué. Entiendo que puede haber una solución técnica. Si la solución fuese política eso significa que previamente desde la política lo han retrasado. Espero que no sea así  y que técnicamente se pudiera desbloquear.

P.- ¿En qué punto está la situación de Ogíjares, el PP denunció que no se habían instalado unas aulas para responder al aumento de matriculación?

R.- Ya están terminadas desde la semana pasada. Todo lo que tomamos fueron medidas alternativas y el alumnado ha dado clases estos días usando la biblioteca del centro. Marifrán Carazo debería visitar algún día la Delegación de Educación y hablar conmigo antes de decir cosas que no se corresponden con la realidad, porque las declaraciones que ha hecho durante el inicio son fruto de su improvisación y creo que aunque haya ido y ha visitado los Ogíjares, por cierto, sin los cauces adecuados, espero que no haya entrado dentro como tal, pues los parlamentarios tienen un protocolo. Debería pedirme una cita y que plantee sus dudas y así podría hablar con conocimiento más exhaustivo.

P.- La construcción de los nuevos colegios en El Chaparral y Alhendín, ¿en qué fase están?

R.- Cada uno de esos están en distintas fases. El que está más cerca es el de El Chaparral, estamos haciendo una segunda corrección del proyecto, lo que requiere una comunicación con la oficina redactora de proyecto para que esa elaboración lleve todas las necesidades planteadas dentro de la propia normativa. Lleva dos fases de construcción y una fase de demolición, es de envergadura. En cuanto a esté saldrá a licitación pública para hacer la obra. El centro está en ciernes y se hará ya. La estimación es que empecemos para el final del primer trimestre del año y para que el curso 19/20 esté. Será el curso para el que el colegio esté.

Alhendín está recogido en presupuestos la ejecución porque está planteado hacerlo. Si el proyecto se culmina antes pudiéramos salir a licitación. Eso permite que la planificación de las infraestructuras no se vea paralizada en caso de aprobación de nuevos presupuestos. Ya están puestos para la reserva presupuestaria del año siguiente. Están en distintas fases pero uno detrás de otro.

También están en la misma línea los institutos de Maracena o Albolote. En Churriana de la Vega se ha terminado y está culminado. Hemos previsto las necesidades de espacio porque en este pueblo ha crecido mucho la población, hemos previsto seis aulas. Al inicio serán necesarias menos aulas, pero en ese tramo son más aulas las que se necesitan. Salvo la ampliación del colegio que está ligada a la puesta a disposición de terrenos, por lo demás está acabado.

En Las Gabias se está realizando el colegio, en Otura se está afrontando la ampliación del instituto. En Ogíjares está recogida la ampliación del instituto, aunque hay una serie de cuestiones respecto al suelo, que espero que vaya en buena línea con el Ayuntamiento, queda tiempo pero será una realidad. En Cájar la segunda ampliación de espacios está en redacción de proyecto.

Desde Educación hemos puesto un buen plan de trabajo. Estamos planificando la escolarización desde lejos. La crisis nos afectó a todo el mundo, pero hemos puesto sobre la mesa una serie de infraestructuras que están sobre la mesa, que vienen en línea y están planificadas y serán una realidad en los distintos años sucesivos. El Área Metropolitana de Granada puede verlo, que es donde tenemos ese crecimiento poblacional. Se ve ese plan y tenemos planteadas las intervenciones en cada uno de los sitios.

P.- ¿De lo que no se sabe qué se puede saber o contar para el futuro en cuanto a infraestructuras?

R.- Habrá centros en los que haya que acometer infraestructuras o espacios con nuevos proyectos, como el instituto de Cenes de la Vega, que espero que podamos hacerlo finalmente y que la CHG permita las acciones técnicas porque en esa zona tenemos necesidad de hacer un instituto; otro colegio en Monachil o el colegio de Ambroz, que no está ni más cerca ni lejos, el Ayuntamiento debe hacer unos planteamientos urbanísticos y cuando lo haga tendremos los terrenos. Si da tiempo lo haremos y si no el siguiente año. El futuro posterior son estos centros y dependiendo de la evolución. Si nos vamos a siete u ocho años probablemente hará falta un nuevo instituto en Las Gabias o ampliaciones por la zona de Otura, pero hay que esperar e ir viendo las evoluciones.

· Más noticias sobre el curso 2018/19

· Ir a Portada

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Publicidad
Publicidad
COFRADÍAS
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería