martes 5 julio
CORPUS 2022  |   | María González - Noelia S. Lorca | Fotos: Álex Cámara | Vídeo: Luis F. Ruiz

La Tarasca más empoderada reivindica la fuerza de la naturaleza

La Pública de las Fiestas del Corpus conquista a pequeños y mayores en las céntricas calles de la ciudad tras desfilar de nuevo tras la pandemia

La Tarasca más empoderada ha reivindicado este miércoles de Corpus en Granada la lucha por el medio ambiente. La Pública de las Fiestas ha vuelto a recorrer las calles de la capital a lomos de su dragón, que representa la victoria de la belleza de la mujer sobre el animal.

Tres años después desde la última vez que desfilara por las calles -en 2020 y 2021 solo salió a las inmediaciones del Ayuntamiento- el recorrido tradicional se ha vuelto a abarrotar de granadinos, principalmente los más pequeños de la casa, para un reencuentro tan singular como especial con el que llegan los días grandes del Corpus granadino.

El maniquí ha lucido este año un diseño de la granadina Mar Pérez, inspirado en la "fuerza de la naturaleza" con el que ha querido plasmar "un estilo que represente a cualquier mujer de cualquier edad". Al conjunto no le ha faltado detalle, como el bordado de las muñecas dedicado al Centenario de la celebración del Concurso de Cante Jondo.

Elaborado con tules con un tornasol de colores malvas y azules con pequeños pompones encargados de recrear el vuelo de la falda “vaporosa, transparente y con más movimiento” que se acompaña en la parte superior por un corsé lila en tanto que realza “la elegancia de las líneas femeninas y el pronunciamiento de sus curvas con las que he querido mostrar el orgullo y el empoderamiento de la mujer”, ha dicho la diseñadora, quien ha hecho hincapié al carácter intergeneracional del diseño “a través de una torera bordada, color frambuesa fuerte, en alusión a la chaqueta usada por las mujeres de toda la vida para ir al Corpus”.

Algunas de las imágenes que ha dejado La Tarasca 2022. Fotos: Álex Cámara

En cuanto al cabello, La Tarasca ha lucido un cardado rizado con mechas rubias, elección de la estilista Irene Osuna, con el que ha reflejado "una mujer trabajadora, que nadie le dice qué llevar ni cómo vivir". Por primera vez el diseño ha sido completado con una manicura profesional, a cargo de la granadina Candela Revelles, inspirada en los colores del traje.

En cuánto al maquillaje, la artista Ewa Pater ha optado por un estilo "fresco y natural" y sobre todo, que "llamase la atención de los más jóvenes", ha añadido.

Antes del itinerario, el alcalde, Francisco Cuenca, ha reconocido el trabajo de las diseñadoras y ha destacado el "esfuerzo de las mujeres emprendedoras" y ha animado a los granadinos que celebren esta fiesta "como el triunfo del bien sobre esta etapa tan difícil, tras tres años de pandemia."

División de opiniones

Agolpados en la Plaza del Carmen, los granadinos han esperado impacientes bajo un sol de justicia la salida de la Pública, como marca la tradición, acompañada por el cortejo de gigantes y cabezudos y las charangas.

Las opiniones no se han hecho esperar desde elogios por el "colorido" elegido, hasta críticas por la "falta de referencias a la feria" en el vestido, han comentado algunos de ellos. En la calle había división de opiniones: gestos de aprobación, negación y alguna que otra opinión de algún detalle percibido, como el bordado de las mangas.

Antes del comienzo del desfile, la Banda de Música Municipal ha amenizado el ambiente en las inmediaciones del Ayuntamiento, deleitando a los allí presentes con canciones populares. La parte central de la Plaza ha sido decorada por una caricatura original de Antonio López Sancho, en conmemoración a la celebración del Centenario del Concurso del Cante Jondo, celebrado en los días del Corpus de 1922.

Llegó la hora

A las 12.01 horas, la charanga 'Vaso Largo Band' abría el cortejo al ritmo de "vuelvo a Granada, vuelvo a mi hogar", como la Tarasca ha vuelto a las calles de la ciudad tras tres años sin desfilar.

A esta hora, todo el recorrido urbano se ha llenado de personas que no han dudado en bailar, aplaudir y reír al paso del cortejo. Los cabezudos no han decepcionado con sus tradicionales vejigazos y han protagonizado su parte más cercana, con más de un 'selfie' con los allí presentes.

La Tarasca ha vuelto a convertirse en esa tradición singular de Granada, en la que se convierte en algo más que un desfile por las calles más céntricas. Este es uno de los días que más disfrutan los granadinos, que fusionan a varias generaciones en un mismo sentimiento: llegan los días grandes del Corpus de Granada.

Galería de la noticia

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand