miércoles 19 diciembre
Universidad de Granada  |   | Redacción aG

La Universidad de Granada abre oficialmente el curso con más de 57.000 estudiantes

El acto se ha celebrado en la sede del Rectorado y ha contado con la asistencia de miembros de la comunidad universitaria, así como destacados representantes de otras instituciones y entidades públicas

El acto ha comenzado con el desfile cívico académico desde la Facultad de Derecho hasta el Hospital Real. Foto: UGR

La Universidad de Granada ha iniciado oficialmente el curso académico 2018/19 con el acto solemne en el que se ha puesto de relieve que la institución cuenta con más de 57.000 alumnos matriculados, 3.582 profesores y oferta un total de 62 grados, 101 másteres y 28 programas de doctorado.

Al acto ha asistido la consejera de Economía y Conocimiento, Lina Gálvez, quien ha anunciado que la Junta promoverá el desarrollo de cátedras de economía social en las universidades andaluzas. Así, ha asegurado que con ellas estas instituciones podrán proyectarse a nivel internacional y local, interviniendo en las comunidades donde operan para proponer un modelo de desarrollo alternativo, “más cooperativo y que permita fortalecer los vínculos sociales y económicos presentes en el territorio”.

Gálvez ha reiterado la apuesta por la bonificación de matrículas, de forma que “quien tenga el talento y el interés de esforzarse en sacar un título universitario pueda hacerlo con independencia de su condición económica o del barrio o pueblo donde habite”. En Granada se han beneficiado de esta medida unas 18.600 personas.

Por su parte, la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha manifestado que, en el ámbito de la gestión interna, durante este curso el equipo de gobierno afrontará importantes retos, como el trabajo realizado que ya se encuentra en la fase final de negociación para dotarse de una nueva Relación de Puestos de Trabajo. “Esta, no debe ser sólo un instrumento legítimo para la estabilización y promoción del personal de administración y servicios, sino que con diálogo y consenso debemos hacer de ella un instrumento para la modernización y racionalización de una plantilla más adaptada a las nuevas necesidades de la universidad del siglo XXI”, ha incidido Aranada.

De la misma forma, la rectora ha hecho hincapié en “el importante esfuerzo y la apuesta decidida” por el rejuvenecimiento de las plantillas con la contratación de nuevos ayudantes doctores y por la promoción del profesorado acreditado. “Como decidida es la apuesta por la formación práctica de nuestros estudiantes y la mejora y el reconocimiento de la calidad de la docencia. Es imprescindible continuar en la tarea de simplificación de procedimientos burocráticos y flexibilización de la gestión académica aprovechando todas las potencialidades de la administración digital”, ha recalcado.

Igualmente, ha destacado que en este curso culminara una etapa de gestión de este equipo de gobierno y en las elecciones al Rectorado en la próxima primavera “tendremos la oportunidad de hacer balances, rendir cuentas de los compromisos cumplidos, renovar y debatir en profundidad en el seno de la comunidad universitaria sobre proyectos y nuevos retos ilusionantes para nuestra institución”.

La consejera de Economía y Conocimiento, Lina Gálvez, junto a la rectora de la UGR, Pilar Aranda. Foto: UGR

Por otra parte, Aranda se ha referido a las diferentes informaciones sobre irregularidades en el seno de una universidad pública española y ha reiterado que “no corren buenos”.  “La noticia de graves irregularidades en el seno de una universidad pública, en principio
acotados en determinadas personas y centros, y la utilización de la universidad como arma arrojadiza en la contienda política, han
centrado el foco de la opinión pública en la actividad de nuestras universidades y, de paso, han afectado de forma significativa a nuestra propia reputación como instituciones públicas”, ha precisado

En este sentido la rectora de la UGR ha recalcado que las universidades públicas disponen de instrumentos de control y procedimientos reglados con los que hacer frente a cualquier tipo de malas praxis académicas o de ilegalidades en la actividad universitaria y, por tanto, “estos deben actuar con total normalidad y, si es necesario, que se refuercen para que con la máxima celeridad se depuren con toda la contundencia las responsabilidades que, en su caso, pudieran derivarse de los hechos controvertidos”.

El acto de apertura del curso académico 2018/19 en la Universidad de Granada se ha celebrado con el inicio del desfile cívico académico, en la que una representación de los tres sectores que componen esta institución -docentes, estudiantado y personal de Administración y Servicios- han recorrido el trayecto que discurre desde la Facultad de Derecho hasta el Hospital Real.

· Más noticias sobre la UGR

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería