miércoles 10 agosto
LA VENTANA INDISCRETA  |   | Ana M. Marín

Princesas de carne y hueso

Este viernes llega a la cartelera española 'Cenicienta' · Lo último de Disney se sube a la oleada de restauración donde los personajes de cuentos regresan a la gran pantalla más vivos que nunca

Foto: Disney

Foto: Disney

La industria del cine, como la vida misma, se mueve por ciclos. Lo que hace una década era terreno árido para Hollywood, en el presente se presta como el soñado oasis donde disfrutar de la lluvia de dólares. ¿Un ejemplo de ello? Las adaptaciones de cuentos, aquellos relatos que forman parte de la infancia de generaciones de espectadores y que, para dicha de algunos y desdichas de otros muchos, comienzan a resucitar en gran pantalla al calor de los gestos de un intérprete de carne y hueso.

La mecha que prendió la llama: 'Alicia en el País de las Maravillas', la versión burtoniana de Disney que superó los mil millones de dólares en la taquilla internacional y que puso el foco de atención de los estudios en los personajes de cuentos. Que sí, que esto ya está más que inventado; basta un simple vistazo a las adaptaciones en acción real de 'Peter Pan' o '101 dálmatas'. No obstante, en esta ocasión hay una pequeña diferencia: las princesas o heroínas marcan los pasos de la taquilla.

Así, en 2011 asistimos atónitos a un empacho masivo de enanitos, madrastras y mordiscos de manzana. La princesa de tez pálida, 'Blancanieves', acaparó la cartelera de ese año con tres versiones diferentes del clásico relato de los hermanos Grimm. Primero llegó 'Mirror, Mirror', con Lily Collins y Julia Roberts como princesa y madrastra, respectivamente. A ésta le siguieron la versión guerrera de Rubert Sanders con Kristen Stewart y Charlize Theron, titulada 'Blancanieves y la leyenda del cazador'. Cerrando el año, la adaptación más libre y original de todas ellas, 'Blancanieves', de Pablo Berger, adaptación en blanco y negro, muda y ambientada en la Sevilla taurina de los años 20, con Maribel Verdú y Macarena García como protagonistas, y que se alzó con nada menos que diez Premios Goya.

Fábulas para adultos

Ya sabéis, lo que no te mata te hace más fuerte. Pese a que solo una de ellas alcanzó cierta notoriedad entre el público (la descafeinada versión de Kristen Stewart), los estudios no han querido dejar escapar del corral a su nueva gallina de los huevos de oro. Prueba de ello es el desfilar de títulos de fábulas o cuentos que han sido desempolvados en los últimos años bajo el sello de “versión para adultos”: 'Caperucita Roja' (2011), con los siempre correctos Amanda Seyfried y Gary Oldman, pasando por la nueva adaptación de la fábula de Jack y las habichuelas mágicas (en la versión cine se rebautizó como 'Jack el caza gigantes', 2013) en los zapatos del “mutante” Nicholas Hoult, sin olvidarnos en este resumen de la versión macabra de 'Hansel y Gretel: cazadores de brujas', con Jeremy Renner y Gemma Arterton (2013).

Montaje: A.M.M.

Montaje: A.M.M.

Recientemente, nuestros vecinos franceses prefabricaron su propia versión en carne y hueso de otro clásico de la industria de Disney: 'La bella y la bestia' (2014). Ni siquiera contar con un reparto atractivo a manos de la “chica de Adéle”, Léa Seydoux y el internacional Vincent Cassel, evitó que el filme cayera en el cajón de los fracasos de ese año. Emma Watson intentará borrar el mal sabor de boca de los fans de este clásico de principios de los 90 con su propia adaptación, a manos de la factoría de Mickey Mouse y con Bill Condon en la silla de dirección. Todavía queda tiempo para saber si pasará la prueba (su estreno está programado para 2017), aunque por el momento el proyecto promete.

Y volviendo al presente nos encontramos con aquella joven que perdió su zapato de cristal a ritmo de la última campanada de medianoche. En esta ocasión, Disney se rodea de un reparto de auténtico lujo para llenar de magia las pantallas con su propia versión en acción real de 'Cenicienta': Cate Blanchett como madrastra, Lily James como la joven Ella (Cenicienta), Helena Bonham Carter como la hada madrina y Richard Madden como el apuesto príncipe.

Presentada en el pasado Festival de Berlin, la película firmada por Kenneth Branagh y basada en el famoso cuento de Charles Perrault, ha sido recibida con entusiasmo por la crítica especializada. A partir de hoy le tocará el turno al espectador decidir si se une a la larga lista de fracasos o, por el contrario, da alas a todas aquellas voces que apuntan que revisitar los clásicos solo proporcionan una dulce segunda oportunidad comercial para estas historias.

"Una vida sin amor, no es una vida en absoluto" - 'Cenicienta' (1950)

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand