sábado 4 febrero
Mundobasket'14  |   |

Una España que controla sin velocidad de crucero

Los de Orenga doblegan a Egipto (91-54) en un partido en el que pueden permitirse momentos de relajación antes de los partidos 'duros'

Ibaka jugó sus primeros minutos en el Mundial. Foto: FEB

Ibaka jugó sus primeros minutos en el Mundial. Foto: FEB

La selección española de baloncesto continúa su camino hacia la fase final del Mundial con una sensación en la que se percibe que el ritmo aún no es el más elevado. Casi como de una 'rutaÑ' se tratase, el combinado de Juan Antonio Orenga usó el pasrtido ante Egipto como un ensayo más de lo que está por venir.

FICHA DEL PARTIDO:
91 España: Ricky Rubio (6), Juan Carlos Navarro (7), Rudy (14), Pau Gasol (12) y Marc Gasol (8) -cinco inicial-; Abrines (9), Claver (6), Reyes (2), Ibaka (18), Sergio Rodríguez (4), Calderón (0) y Llull (5).
54 Egipto: Badr (4), Genedy (8), El Gendy (6), Elmekawy (6) y El Gammal (16) -cinco incial-; Kamal (8), El Sabagh (0), Sousha (6), Abouelanin (0), Rabie (0) y Samir (0).
Parciales: 26-10, 16-14 (42-24 al descanso), 22-13 (64-37 al final tercer cuarto), 27-17 (90-54 al final).
Árbitros: Jordan (EE.UU), Christodolou (Grecia) y Mayberry (Australia). Sin eliminados.
Incidencias: Segunda jornada de la fase de grupos del Mundobasket 2014 disputado en el Palacio de los Deportes de Granada ante cerca de 8.000 espectadores.

Así, España consiguió el segundo triunfo de la fase de grupos en Granada mostrando solo la mitad de lo que es capaz de hacer y sin la velocidad de crucero a la que sí han tenido que recurrir ya otras selecciones para imponer a las rivales, como son los casos de Lituania, Estados Unidos o Brasil.

En el segundo choque, la selección comenzó bien, dominando con holgura a su rival en un primer cuarto en el que a falta de casi seis minutos ya ganaban por 12-2 en el marcador. Triple de Navarro y de Rudy Fernández incluidos, la selección española dejó claro en todo momento quién mandaba sobre el parqué del Palacio de los Deportes de Granada.

Sin embargo, en el segundo cuarto el ritmo decayó en parte, llegando a estar atascados hasta en tres minutos para anotar una canasta y dejando la iniciativa a los egipcios que, sin embargo, no pudieron hacer nada únicamente con sus buenas intenciones.

Destacó en este periodo la entrada de Felipe Reyes, quien pese a no estar del todo a la altura de las circunstancias sí aportó una buena noticia para el combinado nacional.

Antes del descanso, la selección bajó la intensidad, quizás pensando más en el partido crucial ante Brasil de este lunes que en el que estaba disputando.

Tras el paso por vestuarios, Orenga arengó a sus jugadores y estos dieron el 'do' de pecho para lograr un parcial de 12-0 en los primeros compases y dejar encarrilado el partido definitivamente.

El cuarto y último periodo fue de mero trámite, dando entrada incluso a Álex Abrines, quien con dos triples dejó la guinda para un buen y cómodo 91-54.

El seleccionador nacional incluso repartió más los minutos ante lo que está por llegar. Ocurrió con los hermanos Gasol. Pau no llegó a los 20 minutos y Marc superó levemente los 15.

España poco a poco se va aproximando a la meta. En la segunda 'etapa' estuvo a la altura, aunque con la sensación de que cuando tenga que apretar lo hará. El tiempo dará la respuesta.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand