miércoles 20 enero
EIBAR - GRANADA CF | LA CRÓNICA  |   | Nacho Santana

Bryan Gil decanta en el barrizal

El Granada CF cae derrotado ante el Eibar por 2-0 en un partido marcado por el estado del terreno de juego · Bryan Gil inclinó la balanza con dos un doblete

Luis Suárez dispuso de dos ocasiones claras ante Dimitrovic. Foto: LaLiga

Ipurúa es uno de esos estadios en los que da la sensación de que los visitantes saliesen con pesas adheridas a sus piernas. Un campo en el que el juego siempre se ralentiza y entorpece, un ritmo al que el Eibar sabe moverse perfectamente. Si a eso se le añade lo pesado del césped, el Granada CF afrontaba un partido tan tosco como complicado. 

Tras una primera parte casi sin acción, los momentos destacables llegaron en la segunda mitad. Bryan Gil firmó un doblete y exhibió la pegada que le faltó a los visitantes, que se toparon con Dimitrovic en cada llegada al área. Con la pólvora fresca de un lado y mojada de otro, el partido se decidió en dos lances aislados.

Con el terreno de juego embarrado e irregular, los rojiblancos optaron por buscar el juego directo con las galopadas de un activo Luis Suárez. El colombiano tardó poco más de un minuto en tener la primera a centro de Quini y provocó dos cartulinas en el conjunto rival con sus arrancadas, mermando la capacidad defensiva de los pivotes armeros. 

Con el paso de los minutos el partido se fue convirtiendo en un correcalles dirigido especialmente por el delantero del Granada CF y Bryan Gil para los locales. Precisamente de las botas del joven futbolista de Barbate nacería la ocasión más clara de la primera mitad, salvada por un excepcional Rui Silva

Centró el gaditano desde la banda derecha de los rojiblancos y encontró dentro del área a Kike, que le ganó la posición a Vallejo. Se lanzó el ariete a buscar el remate a bocajarro y conectó con el esférico, pero el guardameta luso supo hacerse grande para tocar con la punta de los dedos y mandar a la madera el disparo del futbolista armero.

No dio más ocasiones de mérito la primera mitad. Los minutos transcurrieron entre las carreras de Luis Suárez para unos y Bryan Gil para otros. Quini, de vuelta a la titularidad, supo cerrar su banda pese a bailar con la más fea, cerrando el primer tiempo con el mismo resultado con el que comenzó.

La fortuna decanta la balanza

No habían pasado ni diez minutos de la segunda parte cuando se deshizo el espejismo del empate a cero en un marcador que parecía abocado a ello. Un balón buscó el área del Granada CF y lo buscaron Sergi Enrich y Yangel Herrera, pero este último encontró el contacto con el delantero rival y no con el esférico, cometiendo penalti. 

Colocó el balón Edu Expósito con mimo y le clavó la mirada Rui Silva. Tomó carrerilla y encañonó, pero el portugués voló para detener la pena máxima. Sin embargo, pese a la gran acción del guardameta, Bryan Gil se anticipó a Germán para empujar el rechace y abrir la lata.

Ante el aletargamiento de los suyos y el mal estado del campo, Diego Martínez movió el banquillo para dar entrada a Yan Eteki, Jorge Molina y Soro por Gonalons, Soldado y un Kenedy que empezó activo pero se disolvió a medida que el césped se volvía más y más pesado.

Reaccionó algo el Granada CF dejando su primera ocasión en el segundo tiempo cuando restaban 20 minutos de encuentro. Conectó Soro con Luis Suárez, que pisó área y golpeó bajo, pero se topó con la salida de Dimitrovic. Se repetiría la historia con un balón largo de Rui Silva peinado por Yangel Herrera que volvió a enfrentar al guardameta y al colombiano con el mismo resultado.

Lo que perdonó el conjunto rojiblanco no lo dejó pasar el Eibar. Recibió en la esquina del área Bryan Gil, el mejor de su equipo durante los 90 minutos, gambeteó, se perfiló y sacó un disparo potente y raso para superar a Rui Silva y firmar su primer doblete en Primera división.

No cambió en lo más mínimo el partido en los minutos restantes. El conjunto local se consagró a su ‘25’, eléctrico y con pegada; mientras tanto, los visitantes siguieron buscando el balón en largo con prolongaciones de Jorge Molina a la carrera de Luis Suárez. Sin embargo, no se incomodó más a ninguno de los dos guardametas, ambos con brillo pero distintas sensaciones a la hora de volver a los vestuarios.

El Granada CF finalizó un nuevo partido sin vencer a un Eibar que se le resiste. Los rojiblancos, pese al cambio de año, continuaron con la vieja costumbre de caer en Ipurúa, esta vez convertido en un barrizal que dificultó a ambos conjuntos la práctica del fútbol. Pese a la petición de su entrenador, los rojiblancos no lograron disfrazarse de camaleón y adaptarse a un partido decidido por la pegada de Bryan Gil.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería