jueves 19 mayo
Albolote  |   | Redacción aG

El colectivo sanitario de la prisión de Albolote denuncia "desprecio" de la dirección

Piden desde hace más de tres años que se haga valer su derecho a "ser respetados y dignificados laboralmente"

Los trabajadores sanitarios de la prisión de Albolote han interpuesto varias denuncias ante distintas instancias por la situación de desprecio y poca consideración que se les tiene por parte de la subdirectora médica, ante las distintas quejas que se les exponen desde el colectivo.

Médicos, enfermeros y demás personal sanitario han llegado a soportar situaciones de vejaciones y malos modos cada vez que plantean un problema del centro sanitario. Según los representantes de CSIF en prisiones, "es tal la situación de acoso laboral que padecen los trabajadores sanitarios que ni siquiera les dan la posibilidad de reunirse con la dirección del centro ni con la subdirección médica para corregir estas situaciones de estrés laboral y poder exponerles los problemas que se les presentan en la clínica a diario desde hace más de tres años". "No se ha considerado de interés que los que trabajamos en el área sanitaria mostremos preocupación de la manera tan pésima que se está organizando nuestro trabajo. La mayoría de los trabajadores llevamos mas de veinte años en la plantilla sanitaria y sabemos que hay que cambiar urgentemente la manera de trabajar. Cada vez que exponemos nuestra opinión, recibimos respuestas al estilo de si todos nos callamos estamos más guapos", indican.

Para CSIF, "la dejadez de la subdirectora, que lleva más de siete años en el puesto, es de total desprecio y falta de consideración hacia la labor de los sanitarios, que afirman que algunas de sus actuaciones han traspasado la línea legal tanto a los trabajadores sanitarios como a los internos ingresados". "En un escrito, la subdirectora incidió en que a los internos ingresados en la enfermería que no mantuvieran sus enseres ordenados se les despojaría de ellos una semana, quedándose únicamente con lo puesto". CSIF denuncia que esta situación "pone al límite tanto al enfermo como a los que trabajan en la clínica, pues la situación es desagradable y tensa".

Del mismo modo, denuncian que la subdirección médica retiró el fax de la enfermería, medio por el cual se reciben las informaciones clínicas de los pacientes desde los distintos centro de salud y hospitales, de manera que todo ello tiene que pasar por el fax de dirección, "vulnerando de esta manera los principios de confidencialidad".

Desde el sindicato CSIF afirman que desde la subdirección médica "se improvisan actuaciones y se discrimina a funcionarios, no se respeta la rotación anual de médicos por módulos y el cambio sin justificación se comunica tan solo tres días antes de su implantación de forma verbal y sin convocatoria expresa, a pesar de ser una circunstancia fundamental en la organización del servicio". Por todo ello, los representantes sindicales de CSIF pidieron una inspección, pero los resultados de la misma no han sido trasladados a los afectados alegando que es reservada, por lo que los trabajadores consideran que es una argumentación perversa y que la tan repetida y venerada política de transparencia exige información clara. "No es buena forma de manifestar respeto a los trabajadores ignorarlos cuando piden saber qué se ha decidido en algo tan significativo como una inspección que ellos mismos han pedido", indican.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand