miércoles 19 enero
Magazín  |   | María José Ramírez

Granada disfruta con el penúltimo 'Sirope' de Alejandro Sanz

Una Plaza de Toros abarrotada vibra con más de dos horas de concierto del cantante madrileño

Alejandro Sanz en uno de los momentos del concierto de este jueves en la Plaza de Toros de Granada. Foto: Álex Cámara

Alejandro Sanz en uno de los momentos del concierto de este jueves en la Plaza de Toros de Granada. Foto: Álex Cámara

Puntual en su cita con Granada, Alejandro Sanz apareció sobre el escenario de una abarrotada Plaza de Toros para hacer disfrutar a su público del penúltimo concierto de la gira 'Sirope'. El cantante madrileño 'endulzó' a las más de diez mil personas allí congregadas con los éxitos de su último trabajo y también con otros de discos anteriores.

Ataviado con una camisa negra sin abrochar, una camiseta azul marino y pantalón vaquero, entonó 'El silencio de los cuervos' acompañado de una guitarra eléctrica y tras un recibimiento lleno de gritos y aplausos. Sanz saludó después a su público, al que agradeció su presencia y dedicó un concierto que se prolongó durante más de dos horas.

'A mi no me importa' y 'No madura el coco', tema que es una crítica al sistema de Venezuela, fueron los siguiente temas que el artista ofreció a un público granadino que estuvo entregado desde el primer momento. El cantante dio paso a su faceta más romántica con temas de anteriores discos como 'Desde cuando', 'Quisiera ser' o 'No me compares' para dedicar uno después a su compadre Paco de Lucía y a Manuel Molina: 'La música no se toca', durante el cual quiso nombrar también al granadino Enrique Morente.

El artista madrileño caldeó el ambiente de la Plaza de Toros con un 'medley' de importantes éxitos como 'Amiga mía', 'Mi soledad y yo' o 'Y si fuera ella'. 'Mi marciana' animó aún más al público granadino, entre el que se desató el delirio con 'Corazón partío', uno de los temas 'estrella' del cantante.

'Labana', 'Camino de rosas' y 'Un zombie a la intemperie' también sonaron en Granada, en una plaza que coreaba el nombre de 'Alejandro' y que pasó a convertirse en el 'paraíso' del cantante con 'Looking for paradise', canción que interpretó junto a Sara Devine. El público granadino. muy entusiasmado, entonó junto a Alejandro Sanz 'No es lo mismo' antes de que el cantante destacara que "todo lo bello en la vida, despeina". "Besarse, despeina; abrazar, despeina; hacer el amor despeina...", dijo antes de presentar a su banda - compuesta por nueve personas- y de despedirse por primera vez de los granadinos.

Pero el concierto no llegaba a su fin, pues aún Sanz tenía que ofrecer uno de sus temas más emotivos, acompañado de su piano: '¿Lo ves?'. Pero de nuevo alentó a su público con 'Capitán tapón' y 'A que no me dejas' antes de poner el broche final con un 'medley' con arreglos musicales para una versión rockera de 'Viviendo deprisa' y una tecno de 'Pisando fuerte' con la que el público botó y se marchó con un muy dulce sabor.

Galería de la noticia

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por La Sastrería