sábado 17 abril
Granada CF  |   |

Ipurúa corta la sangre, no la herida

El Granada CF se contenta con un empate que pudo ser una derrota frente a un Eibar superior en muchas fases del partido • La falta de juego y ambición, aspectos graves en la segunda mitad

Iturra trata de jugar en el pequeño estadio de Ipurúa. Foto: Agencia LOF

Iturra trata de jugar en el pequeño estadio de Ipurúa. Foto: Agencia LOF

Cortar la mala racha era muy importante para el Granada CF en Ipurúa, pero la imagen de conformismo en la segunda mitad con el empate casi atado y el paso atrás dado tras el gol de Nyom en la primera no ayudan a alejar las dudas que genera el equipo de Joaquín Caparrós.

Lo cierto es que fue el Eibar quien siempre llevó la sensación de peligro en el partido, ya fuera con el gol anulado en el 23’ a Piovaccari, con la salida de vestuarios en el segundo acto con la única intención de buscar el gol, o con la que tuvo Del Moral (73’), a la que no llegó solo ante Roberto.

FICHA DEL PARTIDO
Eibar: Irureta; Bóveda, Albentosa, Navas, Abraham; Boateng, Dani García; Capa, Arruabarrena (Lekic, 83’), Saúl Berjón (Dani Nieto, 76’), y Piovaccari (Del Moral, 66’).
Granada CF: Roberto, Nyom, Murillo, Babin, Foulquier; Iturra, Fran Rico, Piti, Sissoko (Mainz, 84’); Success (El Arabi, 64’) y Córdoba (Ortuño, 81’).
Goles: 0-1, m.7. Nyom aprovecha un fallo en la defensa del Eibar para hacer gol. 1-1, m.37. Bóveda dispara desde la frontal tras encontrarse un balón dividido.
Árbitro: Mateu Lahoz (Colegio Valenciano). Amonestó a los locales Navas, Bóveda y Abraham; y a los visitantes Foulquier, Córdoba, Fran Rico y Córdoba.
Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada de Liga disputado en Ipurúa ante 4.838 espectadores.

Los rojiblancos, por su parte, tuvieron la victoria en el 87’, cuando Mateu Lahoz le anuló un tanto a Mainz por fuera de juego antes de hasta tres jugadores a la salida de una falta. Sin embargo, el conformismo fue la nota habitual, también desde el banquillo, ya que Caparrós sacó al central madrileño en los últimos minutos por un centrocampista, acabando el partido con cinco hombres en defensa y haciendo bueno el punto.

Gol inesperado

Y es que el inicio del partido presentó un horizonte más que positivo para los nazaríes. A la buena salida del equipo, con presión en la generación de juego del rival, intención y ganas, se unió la fortuna, cuando Nyom, solo, se encontró con un balón centrado por Foulquier desde la izquierda y batió a Irureta (7’).

Sin embargo, los rojiblancos fueron diluyéndose del partido y encerrándose en su propio campo, regalando el balón, el centro del campo y el control del partido a su rival, quien llegó a embotellar a los rojiblancos antes del descanso y a la salida de vestuarios.

Caparrós volvió a acabar con la gestión del juego al sacar a Piti y a Sissoko en las bandas, mientras que Rochina no disfrutó de un solo minuto de juego en el partido. Iturra y Fran Rico fueron superados por la brega acostumbrada de los jugadores del Eibar en las pequeñas dimensiones de su estadio, mientras que Córdoba y Success poco pudieron hacer, tan solo intentar jugar de espaldas y tirándose a las bandas ante los balones largos.

El caso es que lo que viene por delante no es para nada halagüeño. Los rojiblancos deberán recibir el próximo sábado al Real Madrid en Los Cármenes, pero antes deberán intentar recuperar la sensación de juego, esa que este sábado solo la demostraron un cuarto de hora en Ipurúa.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
VITHAS LA SALUD
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería