domingo 16 diciembre
Área Metropolitana  |   |

La acusada de matar a su madre en Purchil se declara culpable y sólo recuerda que bajó las escaleras

Asegura que unos días antes había consumido cocaína y alcohol y pide perdón por lo courrido, pues está "muy arrepentida"

La acusada, de espaldas, en la primera sesión del juicio que se ha celebrado este lunes. Foto: L. F. Ruiz

La mujer acusada de haber matado de 58 puñaladas a su madre en la tarde del 3 de julio de 2016 en la barriada de Purchil, en el término municipal de Vegas del Genil, se ha declarado este lunes culpable de lo ocurrido, si bien de ello ha asegurado que sólo recuerda que bajó las escaleras donde residía su progenitora anciana y nada más.

Así lo ha afirmado durante la primera sesión de la vista oral con jurado popular que se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Granada, en la que ha admitido que días antes de los hechos consumió cocaína y alcohol al tiempo que ha pedido perdón por lo ocurrido, de lo que está “muy arrepentida”.

A preguntas de cada una de las partes la mujer ha admitido que su madre estaba “muy bien de salud” y que convivían en una vivienda divida en dos inmuebles en la calle Real de Purchil. Ella lo hacía con su pareja y sus dos hijos menores y la víctima en una casa en la parte baja.

El día de los hechos sus hijos estaban en la piscina y su pareja pasó a saludarla, si bien en el interior del edificio sólo estaban la presunta parricida y la madre. En un momento de la tarde le iba “todo muy rápido, las palabras y todo”, momento en el que ha asegurado que cogió un cuchillo de su cocina y bajó las escaleras hacia la casa de su madre.

A partir de ahí sólo recuerda que ella estaba en el “primer saloncillo” que había en la vivienda, pero nada más ni nada de lo que “se dice” que ha “hecho”. Sí afirma que lo próximo que recuerda después de supuestamente haber clavado 58 puñaladas a la ahora fallecida es la presencia de la policía dentro de la vivienda y a su sobrino que llegó después.

La acusada ha admitido que días previos a estos hechos consumió cocaína y alcohol y que en 2014 había sufrido un brote similar en el que se le “fue la cabeza” acusando a sus hermanos de “cosas que no eran ciertas”. Ha afirmado que desde la muerte de su padre en 1997 no se encontraba bien y se le agravó el problema con el alcohol y la alimnetación, algo de lo que fue tratada en un centro especial y por lo que tomó medicamentos durante “muchos años”.

La mujer ha pedido perdón por lo ocurrido y ha dicho que está “muy arrepentida”, motivo por lo que ha pedido disculpas a sus hermanos y además ha entregado en dación en pago la vivienda en la que ocurrió todo para resarcir el daño causado, lo que ha sido aceptado por la Fiscalía y la acusación particular en lugar de los 100.000 euros que pedían para cada uno de sus tres hermanos.

El juicio continuará este martes con las pruebas periciales y testigos. La Fiscalía mantiene su petición provisional de 23 años de prisión por la presunta comisión de un delito de asesinato, al igual que la acusación particular. La defensa solicita una condena de cinco años por un delito de homicidio, al considerar que la procesada pues no ha habido “ensañamiento” ni “alevosía”.

· Más noticias sobre la localidad metropolitana

 

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería