jueves 23 mayo
Güevéjar  |   |

Los acusados niegan que tramaran el asesinato del hombre de Güevéjar

El acusado de pagar a un sicario para matar a la pareja de su excompañera reconoce que estuvo en el pueblo al amanecer pero porque le había llamado ella, mientras que el otro procesado asegura que la mañana de lo sucedido se encontraba en Granada

El juicio por lo ocurrido el 21 de agosto de 2017 ha comenzado este lunes. Foto: Álex Cámara

Los dos acusados de urdir el asesinato de un hombre en la localidad granadina de Güevéjar en la mañana del 21 de agosto de 2017 han negado este lunes que planificaran su muerte, al tiempo que no lo conocían y que entre ellos se conocían "del barrio" -en la zona Norte de Granada- por el arreglo de unas piezas de un vehículo.

Así lo han asegurado durante la primera sesión de la vista oral que se desarrolla en la sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada con jurado popular, que ha escuchado el relato de los hechos formulado por los dos procesados por lo que la Fiscalía le pide 26 años de cárcel.

El hombre que había mantenido una relación pareja del fallecido en el momento de los hechos ha asegurado que ella "nunca" aceptó la ruptura y que le ha "destrozado la vida" y que le ha "denunciado mil veces". Él, ha garantizado, "nunca ha tenido un problema con nadie".

De hecho ha afirmado que desconocía que tuviera una relación con el hombre de Güevéjar y que si no tiene "ni para comer" no tiene tampoco "para comprar una pistola".

Ha afirmado que es "incierto" que preguntara por el presunto sicario en un bar y que quería asesinar a la víctima, que indujera al otro acusado a cometer los hechos y que vigilara el domicilio del fallecido.

Aunque ha reconocido que estuvo en Güevéjar en la mañana de los hechos, entre las 06.30 y las 07.00 horas, ha asegurado que lo hizo ante una llamada de su expareja, con la que tiene en común un hijo, y que se acercó para interesarse de que "todo estaba bien".

El fiscal le ha recordado que entre finales de julio y el día de lo ocurrido, la mañana del 21 de agosto de 2017, este acusado realizó hasta 93 llamadas al teléfono de la madre de su hijo, al que iba a ver. No obstante ha señalado que la llamaba "pocas veces" o que habitualmente se comunicaba con ella a través de otro teléfono, de otra de las hijas de la mujer.

Sobre cómo conoció al otro procesado, ha reconocido que fue "en el barrio" -en la zona Norte de Granada-, donde mientras estaba con su coche se acercó para ofrecerle hacer una reparación por la que pagó entre 15 y 20 euros, siendo este "lo único" que ha pagado al presunto sicario, sin tener nada que ver con el caso.

El presunto autor material de los hechos

El otro acusado como presunto autor material de los hechos ha afirmado que efectivamente hizo una reparación al vehículo del otro hombre, con el que ha intercambiado "pocas palabras". El fiscal ha puesto el acento en que entre el 12 y el 13 de agosto se efectuaron varias llamadas entre sus teléfonos, aunque el procesado no ha explicado el por qué.

A este procesado se le acusa además como presunto autor de un incendio ocurrido el 15 de agosto en la vivienda de la mujer cuya pareja fue asesinada seis días más tarde. Sobre esto ha negado también su participación, al tiempo que ha dicho que no la conoce.

Este investigado, que ha mostrado algunos tatuajes que tiene en sus extremidades superiores y ha reconocido tener otro en la pierna con forma de pistola, ha señalado que dormía en la calle en el momento de lo sucedido o en alguna casa abandonada, por lo que el día de los hechos él se encontraba en Granada capital y que se enteró de lo ocurrido por televisión "en algún bar".

Así, ha negado que recibiera cuantía alguna por participar en el crimen y que los días previos a lo sucedido él y el otro procesado no hablaron entre sí.

La sesión del juicio ha quedado suspendida hasta este martes, día en el que declararán el hijo del fallecido, que supuestamente presenció lo ocurrido; y la mujer con la que el hombre mantenía una relación y, a su vez, expareja de uno de los acusados.

La Fiscalía solicita una condena de hasta 26 años para los procesados como presuntos autores de los delitos de asesinato -22 años de prisión-; tenencia ilícita de armas -dos años-; e incendio -dos años-. Del mismo modo, la acusación particular se adhiere a esta petición, al tiempo que pide una indemnización de 120.000 euros para el hijo, entonces menor, del fallecido y otros 100.000 euros a cada uno de los otros cuatro hijos restantes.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería