sábado 27 noviembre
AGRICULTURA  |   | Redacción aG

Los agricultores de Granada auguran otro año con "dificultades" por el aumento de costes y la sequía

El ejercicio anterior estuvo marcado por por la crisis de cultivos como el aceite de oliva y producciones ganaderas, como el sector del vacuno de leche

Los agricultores de la provincia de Granada auguran que el nuevo año del sector será de nuevo para afrontar "dificultades" debido al aumento de los costes y la sequía existente, después de haber pasado el anterior en circunstancias similares y además marcado por las consecuencias de la Covid-19.

Así lo han puesto de manifiesto desde Asaja en el balance anual del sector, marcado por la crisis de precios que arrastraban algunos cultivos, como el aceite de oliva, y producciones ganaderas, como el sector del vacuno de leche.

"En el nuevo año sigue sin abandonarnos la preocupación y la incertidumbre al sobrevenir otras dificultades como el fuerte encarecimiento de las semillas, los fertilizantes, la energía, el gasóleo y los salarios, que duplican los costes de una explotación, así como por el déficit de precipitaciones, con los embalses de nuestra provincia en un alarmante 27,38% de su capacidad", han señalado.

Los agricultores granadinos pudieron acabar el pasado ejercicio con producciones medias en aceite de oliva (126.000 toneladas) y almendra (11.000 toneladas), que comenzaron a repuntar en precio a primeros de año y mediados, respectivamente, normalizando una situación anterior de bajos precios que en el caso del aceite se arrastraban de dos campañas anteriores.

No obstante, se perdió el 60% de la producción de almendra en la zona Norte de la provincia, causando importantes pérdidas económicas. También hubo una cosecha medio-alta en cereales con hasta 152.000 toneladas (trigo, avena y cebada), pero con una reducción Importante respecto de la anterior (-25%), siendo de nuevo la zona Norte de la provincia la más afectada, sin que los precios al alza "significaran un alivio para el agricultor que progresivamente va abandonando el cultivo".

La campaña de hortalizas se desarrolló con altibajos y con picos de sierra en las cotizaciones, destacando el descenso del precio medio del tomate un 15% (0,55 euros/kilo) y la caída estrepitosa del pepino un 13% (0,20 euros/kilo) a finales de 2020. 

A pesar de todo, el cultivo del pepino "se mantuvo fuerte", con 107.156 toneladas y 1.064 hectáreas, y con cotizaciones medias de 0,47 euros/kilo. Sí preocupa el cultivo del tomate, afectado por el acuerdo comercial de Marruecos que "va reduciendo superficie" (-8%) y producción con 315.427 toneladas (-10%).

El sector del espárrago verde, producto líder, destacó por su "buen comportamiento", con una producción de 30.000 toneladas y un precio medio de 1,80 euros/kilo. Los subtropicales repitieron las "buenas cifras" cosechadas en años anteriores con 41 toneladas de chirimoyo y 27.000 toneladas de aguacate, y disminuyeron las del mango con 8.000 toneladas.

Nueva campaña

La nueva campaña de recogida de aceituna 2021/22 está iniciada en las comarcas de Iznalloz, Alhama y la Costa, siendo más tardía en Guadix, Baza y Huéscar, Alpujarra y Valle de Lecrín.

El primer aforo de aceite estimó una producción de 105.000 toneladas para la próxima campaña, un 17,3% inferior a la anterior y un 13,5% inferior respecto de la media, "no mejorando la situación las últimas lluvias de octubre al encontrarse aceituna ya arrugada en muchas parcelas de secano".

Se espera que los precios en origen se mantengan como hasta ahora en algo más de 3 euros/kilo. La falta de lluvias también está condicionando la nueva campaña de siembras de los cereales que se retrasa en algunas zonas porque las tierras no están preparadas para el buen desarrollo de las plantas, y se prevé disminución de superficie por las desorbitadas subidas de los insumos y la energía, que hacen de esta campaña la más cara de la historia.

Los subtropicales, en plena recolección, se espera que mantengan los niveles de producción del 2020, aunque la ola de calor del verano no ha favorecido la cosecha. La proyección de los cultivos para el año 2021/22 es "totalmente imprevisible" ya que desde el 1 de noviembre quedaron suspendidos todos los riegos y los agricultores no podrán utilizar el agua de los cauces ni pantanos.

Por otra parte, la ganadería de carne, tanto de vacuno como de ovino "lleva años en situación de crisis" de precios por la bajada de consumo y en la pandemia sufrió la peor parte por el cierre del canal Horeca, sumándose ahora el encarecimiento de los precios de la alimentación y de la energía para crear la tormenta perfecta, con lo que los ganaderos no pueden rentabilizar sus explotaciones.

El vacuno de leche, añaden, sufre la tiranía de la industria que paga a los productores por debajo de los costes de producción, y las prácticas fraudulentas de la venta a pérdidas por parte de la distribución utilizando la leche como producto reclamo.

A las dificultades por la sequía y los altos costes de producción que afectan directamente a la rentabilidad de las explotaciones y los bajos precios, se suman otros trances que marcarán el año agrícola 2021/22 y la viabilidad del sector de cara al futuro.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Te puede interesar

Publicidad
Navidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería