jueves 7 julio
CORONAVIRUS  |   | Redacción aG

Los consejos de los psicólogos para sacar a los niños a la calle

El Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental ofrece una serie de pautas a padres y cuidadores sobre las salidas parciales de los más pequeños

Los parques permanecerán cerrados a pesar de la relajación de las medidas sobre los niños. Foto: Álex Cámara

Con motivo de la posibilidad que tendrán los niños menores de 14 de años de poder salir a, a partir de este domingo, una hora a la calle y aliviar así el confinamiento al que han estado sometidos en las últimas semanas, profesionales del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental han realizado un escrito con una serie de pautas y consejos a seguir.

En concreto, son los profesionales de la Psicología de la Intervención Social, que trabajan en el ámbito de la protección de la infancia y la adolescencia, y están muy familiarizados con el uso de taxonomías e indicadores de evaluación de las necesidades básicas de la infancia fundamentados en la evidencia científica y el consenso de expertos, ha informado el Colegio en un comunicado.

Las salidas parciales de niños del confinamiento serían un indicador de cobertura de una de las necesidades básicas de la taxonomía, en concreto, de la categoría de necesidades físicas, en tanto en cuanto, suponga ejercicio y juego.

No es lo mismo que los niños jueguen o hagan ejercicio en entornos seguros de amplias zonas verdes a que lo hagan en entornos urbanos desfavorecidos y carentes de los mismos, explican, al tiempo que añaden que tampoco es lo mismo que sean sacados a pasear sin más objetivo que esta actividad se convierta en un espacio significativo para el niño junto con la persona a su cargo.

Planificación de las salidas

Para ello, las salidas deben planificarse, adecuándolas a las características de cada menor, y aprovecharse como un espacio más de interacción. Pueden ser útiles como reforzadores de las conductas positivas que han realizado o realizan durante el periodo de confinamiento.

Deben ser didácticas, aseguran desde el Colegio, pues el escenario al que saldrán ha variado significativamente del que era el habitual; el marco puede ser el mismo, pero las señales no. En según qué edades, el hecho de cruzarse con personas ‘enmascaradas’ puede ser asociado tanto a emociones negativas (temor) como a emociones positivas (aventura).

Pueden ser terapéuticas, sobre todo en aquellos casos en los que las características de la vivienda o la dinámica relacional de la unidad familiar se asocian a indicadores de riesgo y, siempre, deben ser puestas en valor de los intereses y derechos de los menores.

Si se tienen en cuenta estas características personales, la salida supondrá "atención y cobertura al conjunto de necesidades básicas" y será entonces cuando la medida adquiera el sentido para el que, según se entiende desde el ámbito de la psicología, se ha adoptado.

Situaciones de desigualdad

Para que la salida a la calle no se convierta en una medida que fomente desigualdades "debe ir acompañada de una atención compensatoria de múltiples escenarios más carenciales, así como tener en cuenta la diversidad de situaciones en las que se encuentran los niños".

Entre otras cuestiones, hay menores que no se encuentran conviviendo en su núcleo familiar por diferentes casuísticas, situaciones de desamparo, menores extranjeros no acompañados o internamiento por la existencia de violencia filioparental.

Esta infancia y adolescencia que se encuentra en Centros de Protección, Terapéuticos y/o Centros de Reforma debe tener garantizada también la cobertura de sus necesidades para asegurar el adecuado desarrollo psicológico y mitigar el posible impacto de la situación de confinamiento.

Oportunidades

Con todo ello, la medida también presenta interesantes oportunidades que se deben aprovechar desde el punto de vista relacional y comunitario. En el relacional, "es importante aprovechar la salida para que se convierta en un espacio de significación", tanto del hecho en sí como de la relación, no en un acto de rutina o desahogo.

Es necesario valorar la importancia de ese momento y disfrutarlo. Para ello, se aconseja que progenitores y personas guardadoras, previamente a la salida, programen la acción, "comenzando por dejar muy claras las normas y reglas de seguridad", asegurándose de que se han entendido bien.

Durante la salida, recomiendan, "hay que tratar de vivir lo más plenamente posible la experiencia, tomando consciencia de la importancia de lo que se está haciendo".

Es posible que salir con los niños produzca algún tipo de temor, lo cual "es normal", señalan, por lo que se recomienda que "no se trate de evitar ese sentimiento, sino que se actúe con él, focalizando la atención en el niño y en el disfrute de la acción".

Finalmente, desde el ámbito del conocimiento de la Psicología de la Intervención Social, como conjunto de saberes y prácticas fundamentadas en la ciencia del comportamiento humano que se aplican a las interacciones entre personas, grupos, organizaciones, comunidades, poblaciones específicas o la sociedad en general.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand