miércoles 29 mayo
Opinión  |   |

Andalucía no es solo Sevilla

No voy a ser yo quien enfrente a los pueblos de Granada y Sevilla por la lista de agravios a Granada, que son exclusiva consecuencia de decisiones políticas centralistas instaladas desde siempre en los partidos políticos que han gobernado en Andalucía y que han visto y ven a esta como un peligro para el estatus quo nacido del pacto del 78, que funden sus raíces en un falso discurso autonomista.

No hay que olvidar que, desde siempre, hay una fuerte resistencia a que Andalucía ocupe su lugar como nacionalidad histórica en el contexto del estado español, habida cuenta que quedaría superado el vigente pacto entre las élites y oligarquías de Madrid, Catalunya y Euskadi en favor de otro entre pueblos, que distribuiría los recursos de una manera más justa y solidaria, atendiendo a la situación real y no a la ficticia que diseña la verdad oficial, que no es más que un trampantojo que nos ofrece una realidad distópica a través del prisma que supuestamente aporta riqueza general cuando lo que se está haciendo es extraer esos recursos en favor de una minoría empresarial con sede en Madrid o fuera de España.

Sin embargo, los datos de 2022 y 2023, publicados por el actual ocupante del Palacio de San Telmo son demoledores y nos dicen a la cara que los ingresos por “Servicios” se incrementan en un 4,1 %, la cifra de negocios de la industria baja un 16 %. En cuanto al empleo, en el sector Servicios trabaja el 73,5% de los ocupados, mientras que el sector de la Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca representa el 11,9%, la Industria, energía, agua y gestión de residuos el 8,5% y la Construcción el 6,2%. Es decir, como le dé por estornudar a la hostelería el caos y la quiebra que vivimos por la especulación financiera y por la que seguimos pagando, nos va a parecer un jardín de flores.

La falta de un sector productivo, agroalimentario e industrial andaluz no solo nos hace especialmente débiles, sino que nuestra economía queda a merced de un modelo de turismo organizado, masificado y extractivo de nuestros recursos.

Lo anterior traído a Granada, nos da un panorama desalentador, no existe un sector productivo fuerte, el agroalimentario es muy dependiente, la industria granadina es irrelevante y nuestra dependencia del turismo extractivo es casi absoluta. Digo esto con mucho pesar.

Con tristeza, hay que añadir las consecuencias de aquella política centralista a la que antes hacía referencia, está generando una desafección importante en cuanto que está provocando una ruptura de hecho del acuerdo que hizo posible el Estatuto de Andalucía, que se sustenta en el equilibrio político, institucional y territorial, de manera, que las instituciones andaluzas tengan presencia y actividad real en el conjunto del territorio andaluz, donde Granada juega un papel político esencial de argamasa pero, vemos como se está desmantelando el acervo institucional, cultural, científico, patrimonial y económico de la ciudad, de la provincia. Son los casos, por poner solo algunos ejemplos, de Cetursa, el Parque de las Ciencias que se los han llevado a Sevilla sin nada que lo justifique, más que la concentración de poder. El más reciente ha sido el de la Escuela Andaluza de Salud Pública, un nuevo desagravio para Granada. Será absorbida por un Instituto de Salud, vamos, un chiringuito. Como se ha dicho, un golpe más para Granada.

Decepcionante ha sido la respuesta de la alcaldesa de Granada, que no ha tenido reparo en aplaudir la decisión, haciendo honor no solo su desapego a la tierra, también, dando la espalda a las instituciones granadinas que hacen posible el equilibrio estatutario andaluz, mostrando, al igual que otros que le han precedido en el cargo, total sumisión a las decisiones que se toman por las jerarquías de sus respectivos partidos, vendiendo su alma al diablo si es necesario para conservar el cargo que tienen, olvidando que ese puesto quien se lo ha prestado son los granadinos y las granadinas, que tienen muy claro que Andalucía no es solo Sevilla.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Salvador Soler

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=256125