domingo 20 enero
Opinión  |   |

La soledad del concejal

Creo que es la primera vez que escribo este artículo sin la colaboración de mis compañeros.

Al acceder a este cargo, mi única condición fue que en el momento en que me sintiera sin ayuda de la gente que decidió que fuese yo quien tenía que estar aquí, no sería merecedor del mismo.

Al igual que mis compañeros y compañeras de otros municipios, siento que este cargo no es mío, tan solo somos la punta del iceberg, la parte visible de mucha gente que está ahí, con nosotros, igual que nosotros; quitándose horas de descanso, de trabajo o de estudio, con el único beneficio de llevar a cabo un proyecto para el bien común, colaboradores que están presentes tanto o más que los que ostentamos el cargo.

Con el paso de los meses, mucha gente ha ido quedándose atrás, pero siempre, por lo menos en mi caso, hemos contado con gente que contra las inclemencias han estado, están y sé que de una manera u otra, estarán siempre ahí. Por ello, puedo y debo dar las gracias a mis compañeros ceneros, a Iñaki, Jesús, Alberto López, Amalia N. Paonessa y a otros muchos que como antes dije, por un motivo u otro, se quedaron atrás, pero que pusieron su granito de arena para que esa enfermedad llamada “soledad del concejal” no nos afectará ni a mi, ni a mi admirada compañera y concejala Amalia.

Grandes remedios contra esta enfermedad han sido compañeros, tanto concejales como no, de otros municipios, con los cuales se ha ido subsanando la inexperiencia en el cargo, a los que hay que agradecerles sus apoyos y consejos, ahí están Txus Gutiérrez, Leti, Rafa y Rosa de Atarfe, Marta Gutierrez, Susana Sarrión, Paco de Pinos, Mabel, Risueño (a pesar de sus gustos deportivos) y a un gran etcétera, ya que para enumerarlos a todos haría falta, no un solo artículo, sino una colección por fascículos.

Con todo esto quiero visibilizar, para la gente que lo desconoce, que, en nuestro caso, el trabajo municipal de nuestro grupo emana de la colaboración de la gente y siempre, siempre estará abierto y al que están invitados a colaborar.

Una colaboración que mucha gente de los municipios desconoce y no saben que pueden ser partícipes poniendo su voz, sus preocupaciones y soluciones, algo que se cree que está a años luz de la persona de a pie, pero que en realidad lo tienen en sus manos. Tanto en Cenes como en la mayoría de los municipios suele haber asambleas donde los que acuden no tienen por qué tener una ideología determinada, donde el nexo común es el bien de su pueblo, donde se puede dar rienda suelta a sus planteamientos y entre todos resolver dudas y ver el mejor camino para solventarlas y encausarlas para que, por mediación de sus representantes, en este caso, nosotros, plantearlas en pleno.

Tenemos que hacer llegar a la gente, que la política municipal, no es algo que se elabora en los ayuntamientos, sino que se teje en la gente del pueblo, que los políticos estamos para resolver el día a día de la gente, no para especular sobre él , por ello, la política no se debe hacer desde despachos y salones de pleno, sino desde las calles y las plazas, deben de conocer que somos meros interlocutores, que cuando se hace política se tiene que tejer hombro con hombro. Queremos pasar del típico trato de pedir favores a los políticos a exigir lo que les corresponde como ciudadanos. Mucha gente, como he podido comprobar, tiene miedo a acudir a estas asambleas para que no se las identifique con una determinada idea y que pueda haber represalias, aunque sea inverosímil, si, hay miedo a ello, puede que con motivo o sin él, los que no lo tenemos no lo sabemos, pero para ello, nos brindamos a ser sus confesores, a llevar sus demandas de manera privada, sustentado el anonimato y presentando estas de manera personal.

Esto no es sólo un artículo, es una carta de agradecimiento, también un toque de atención y cariño para que el que está, no arriba sino al lado, siendo el portavoz de vuestro trabajo, no se sienta solo; además de exponer que todo lo que se hace es un trabajo de equipo, por ello, se haga mejor o peor, siempre será un gran trabajo y cómo no, y por último es una llamada para que la gente sepa que son ellos quienes deben hacer política, ya que los políticos nos debemos a ellos, que son los que han decidido que los representemos, porque ¿Quién mejor que ellos sabe qué necesita? .

Gracias y a seguir trabajando.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Manuel García Arquellada

Concejal de Somos Cenes

Publicidad
Cofradías

La Lanzada abre la cuenta atrás

El paso del crucificado protagoniza el Cartel de la Semana Santa 2019, ya presentado oficialmente y que abre el camino irreversible hacia la pasión, para la que sólo quedan cuatro meses

Diseño Web La Sastrería