viernes 22 marzo
Opinión  |   |

Semana Santa de Granada, un compromiso indudable y un reconocimiento permanente

Dicen algunos corrillos que los cofrades de Granada vivimos tiempos difíciles. Tiempos donde muchas cosas ya no son lo que eran y donde el compromiso institucional también decae con un equipo de gobierno socialista que, ya no es que sea pro-activo en el apoyo o la iniciativa institucional (que no lo es), es que incluso a lo largo de estos años cuando ha tenido un amago de serlo ha llegado a poner en peligro emblemas que en otros tiempos hubiera sido inimaginable que hubiera existido simplemente la intención de hacerlo. A las pruebas me remito: voluntad de eliminar el palco municipal en la Carrera Oficial, retrasos en los pagos de la aportación económica del Ayuntamiento para la promoción de nuestra Semana Santa, ausencia del alcalde de la ciudad en momentos importantes (me vienen a la memoria mínimo una Coronación o un Viernes Santo) para nuestras Hermandades… ¡Cómo no vamos a vivir tiempos difíciles si parece que tenemos que estar continuamente superando adversidades!

Hay quien piensa también que modernizar la tradición es sinónimo de vanguardismo y adaptación a los nuevos tiempos, pero a esas personas les digo que nuestra Semana Santa (sabía incorporar lo que nos suma) no se cambia en siete días, porque sería imposible innovar en una semana lo que tarda 365 días en prepararse y es reflejo además del trabajo de muchos años anteriores. De ese trabajo son protagonistas las Hermandades y hay que enorgullecerse de ellas. Tienen que tener nuestro reconocimiento permanente por lo mucho que aportan a la ciudad y por lo que la engrandecen. Desde el Ayuntamiento hay que darle mayores facilidades; por eso desde Ciudadanos entendíamos, entre otras cosas, que sus bandas no podían ensayar debajo de los puentes. Hoy en día en nuestros centros cívicos suenan sus marchas por las tardes ¡Y qué bonito es escuchar el sonido de la Semana Santa granadina, por ejemplo, en un frío mes de diciembre! En este contexto también exigimos que se reforzaran y se refuercen también en este año los dispositivos para protegerlas en sus regresos, sobre todo ante las grandes rotondas y el tráfico que algunas especialmente encuentran en el regreso a sus barrios. Sumamos a ello nuestra petición para que llevaran desfibriladores y para que les formaran en su uso, con protección civil pendiente de su auxilio: porque proteger a nuestra Semana Santa es cuidar de su patrimonio más valioso, su capital humano. Familias enteras esperan con paciencia que llegue el día de su recorrido, que seguro ya lleva meses tachado en el calendario.
Además de ello, es obligatoria también de reconocer su labor más desconocida, pero la más importante. La labor social que realizan las Hermandades se vuelca en la ayuda a quien más lo necesita y tiene como protagonistas a mujeres, niños y mayores. No voy a olvidarme del cuidado de su patrimonio, nuestro patrimonio. ¡Tan importante! Las Hermandades cuidan y atesoran verdaderas obras de arte cuyo valor sentimental además excede a todo lo que pueda ser calculable. Por cierto ¡va tocando que sea una realidad el Gran Museo Cofrade!

Hay quienes olvidan que ese trabajo que durante todo el año se hace para que el paso luzca en las calles y que va mucho más allá de limpiar la plata de los barales, requiere ahora más que nunca de una alianza que acuerde que se debe mantener viva la historia y la cultura que nos precede y que dejaremos a las generaciones venideras, que sin duda sumarán nuevos capítulos a una Semana Santa tan grande que es de Interés Turístico Internacional. Otra de las cosas que suma a nuestra ciudad. Miles de visitantes se acercan en esos días y te los encuentras en las calles donde desde por la mañana ya se denota el olor a incienso. Tenemos, pues, una Semana Santa de las que muchos se sienten partícipes, por eso tiene que ser accesible a todas las personas y esperemos que este año sea una realidad nuestra propuesta de protocolo para eventos municipales y tradicionales de la ciudad. No se me ocurre mejor momento de ponerlo en marcha. Porque la libertad de cada persona debe ser respetada y porque debemos conserver las tradiciones que son nuestras y que también nos ayudan a avanzar como sociedad, porque todas, llevan unos valores implícitos que como mínimo parten de la buena convivencia y la identidad.

Por tanto, si el compromiso de Ciudadanos con mantener y conservar nuestras tradiciones es indudable a nivel general, mucho más lo es con nuestra Semana Santa a nivel particular. Hemos sido, somos y seremos partícipes y defensores de ella. Hemos sido el pilar de apoyo cuando a lo largo de estos cuatro años necesitaban de un lugar donde descansar sus doloridos hombros. Hemos sido quienes siempre les hemos abierto la puerta cuando han llamado. Hemos sido sus garantes en tiempos de populismo y confrontaciones. Que nadie dude pues de ese compromiso, que nadie siembre incertidumbre donde no hay campo para hacerlo.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Lorena Rodríguez

Portavoz adjunta del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada

Publicidad
Cofradías

Granada reza con La Expiración

La imagen de la Hermandad de Los Escolapios protagoniza el vía crucis oficial arropado por numerosos fieles en su discurrir hasta la Catedral · Este sábado se producirá salida extraordinaria en su regreso

Diseño Web La Sastrería