jueves 21 noviembre
Opinión  |   |

Transparencia y Gobierno abierto

Si hoy hablamos de transparencia, es muy seguro que nuestro interlocutor piense que no nos estamos refiriendo a la cualidad de un objeto a través del cual pasa la luz, o a la propiedad óptica que poseen algunas sustancias. Cuando aplicamos esta idea al mundo político nos estaremos refiriendo a la idea, cada vez más extendida, de una practica que fortalece la democracia y la eficacia de un gobierno. Una cualidad de honestidad, ética y responsabilidad que han de tener los gobiernos y la administración publica.

De las muchas definiciones que podemos encontrar elijo, por su amplitud, la que aparece en el Memorando sobre Transparencia y Gobierno Abierto que la Administración Barak publicó el 21 de enero de 2009: “Un Gobierno transparente fomenta y promueve la rendición de cuentas de la Administración ante la ciudadanía y proporciona información de sus planes de actuación. Toda Administración debería permitir el acceso a esta información pública de manera sencilla y clara, permitiendo de esta forma que los ciudadanos puedan realizar un control de la acción de gobierno, así como crear valor económico a partir de los datos públicos ofrecidos libremente por la Administración. También incluye la implementación de herramientas que permitan a los ciudadanos el acceso a los datos públicos (Open Data)”.

Recientemente el Pleno del Ayuntamiento de Granada aprobó, con los votos en contra de Partido Popular y Ciudadanos, una moción del PSOE sobre la Transparencia.

No es la primera ocasión, y me temo que tampoco será la última, en la que PP y Cs ponen en cuestión valores asumidos por gran parte de la ciudadanía y que se encaminan a hacer la gestión mucho más eficaz, más ágil, más participada.

Han transcurrido más de 100 días de mandato en la Plaza del Carmen y, con independencia de alguna conclusión más, lo cierto es que no vamos por el camino del buen gobierno. Y es que el ejercicio de la transparencia no es solo sentirse satisfecho con la publicación en la pagina Web de los bienes personales de nuestros dirigentes, sus currículos personales, la declaración de la renta, o algún dato más. Esto es necesario, pero claramente insuficiente. Parece obvio decir que la Transparencia es mucho más que eso. También es informar a la ciudadanía de las acciones de gobierno, de todas, para no toparnos con ejemplos como el de las familias usuarias del pabellón municipal Mulhacén, que se enteran de que la instalación no abre, a pesar del compromiso público del equipo de Gobierno de hacerlo, por un cartel informativo colocado en la puerta por la empresa concesionaria.

Si tienen curiosidad entren en la pagina Web de Dyntra (http://dyntra.org) y busquen el histórico del Ayuntamiento de Granada. Observarán que en el año 2014 era una de las Corporaciones más opacas, con un cumplimiento de 7,8%. Cuando en mayo de 2016 Paco Cuenca es proclamado alcalde, cuatro meses más tarde el índice se sitúa en un 57,53% siguiendo una línea ascendente y alcanzando en junio de 2019, el 70,37%. De junio en adelante no tenemos datos.

Si observamos los distintos elementos de esa página Web debemos reconoer que nos llama la atención uno de ellos por el nulo nivel de cumplimiento: Gobierno Abierto, un 0%.

En febrero de este año, el Gobierno de Pedro Sánchez se reunió con la representación de Comunidades Autonómas y de la Federación Española de Municipios y Provincias para detallar el mecanismo del IV Plan de Acción de Gobierno Abierto en los ejercicios 2019-2021. Con la postura del Gobierno de nuestro Ayuntamiento, es difícil entender que podamos estar en la senda de las directrices marcadas a nivel del Estado.

A pesar de la postura de PP y Ciudadanos, el Pleno de la Corporación aprobó por mayoría absoluta la moción presentada por el PSOE.

Ahora la Junta de Gobierno Local y, tras los tramites de rigor que legalmente correspondan, deberá facilitar los mecanismos necesarios para que todos los grupos de la oposición puedan tener acceso a la documentación municipal por medio de aplicaciones informáticas que permitan controlar el desarrollo y la tramitación de los expedientes municipales. De esta manera, la oposición podrá tener más mecanismos de control en las tareas del Gobierno. La Junta de Gobierno deberá también facilitar un espacio en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento (https://transparencia.granada.org), para que los todos los grupos municipales (no solo el Gobierno) puedan hacer publicas las iniciativas, preguntas y sus contestaciones, mociones, etc. Así, la ciudadanía podrá tener, si así lo desea, un medio en donde conocer detalladamente a qué se dedica tanto el gobierno como la oposición.

Y es que tenemos el firme convencimiento de que una administración más transparente, será menos corrupta. Este es un primer paso.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
José María Corpas

Concejal del Grupo Municipal Socialista y Secretario de Política Municipal del PSOE de Granada capital

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería