jueves 15 abril
Opinión  |   |

Unos presupuestos sin futuro

Al margen de la consideración técnica, la verdad es que por medio del presupuesto se traducen las prioridades políticas del Gobierno ya que, con los números, se está reflejando en qué se va a gastar el dinero público, cómo se van a financiar (los ingresos), qué tributos y quiénes los van a pagar y, para que sea un documento que cuente con todo el beneplácito de cualquier socialista, debería contemplar un principio básico: que pague más quien más tiene. De esa manera, unos presupuestos son además un instrumento para combatir la desigualdad.

No hay duda pues, que los presupuestos para una ciudad suponen un importante elemento de carácter político e ideológico, pues llevan consigo un conjunto de mecanismos que permiten la redistribución de las rentas. Sin embargo, hay todavía quienes quieren transmitir que con la presentación y su posterior aprobación, lo único que se está haciendo es cumplir con un trámite que obedece a una necesidad exclusivamente de carácter técnico. Dicen, para justificar esta idea, que ante circunstancias complejas desde el punto de vista económico, la elaboración de las cuentas públicas es una cuestión de carácter contable y por tanto ajeno a cuestiones de tipo ideológico. Nada más lejos de realidad, porque quienes así lo plantean lo que están poniendo encima de la mesa es su carácter inmovilista y conservador.

Granada lleva nada menos que cinco años sin presupuestos, y eso se nota en el desarrollo de la ciudad. Hace unos días el Alcalde de Granada salió anunciando que iba a presentar, por primera vez en cinco años, una propuesta de presupuestos. Otra inexactitud más, a las que nos tiene acostumbrados. Desde 2015 hasta el día de hoy han sido tres propuestas diferentes que no llegaron a culminar con la aprobación definitiva. Dos de ellas presentadas por el PSOE en la etapa en la que tuvo que gobernar como consecuencia de las implicaciones judiciales del alcalde del PP, y una mucho más antigua cuando aún gobernaba la ciudad el Sr. Torres. Pero, en lo que ahora me interesa destacar, en la propuesta de presupuestos presentada por el PSOE se ponía claramente encima de la mesa un proyecto de ciudad. Desgraciadamente no pudieron salir adelante por el egoísmo manifiesto de quienes hoy son gobierno de Granada.
El día 9 de marzo de 2020, los grupos municipales recibieron la cuarta propuesta de presupuestos desde 2015.

Formalmente se ha iniciado, pues, la tramitación para su aprobación. La primera cuestión que quiero poner en evidencia es la falta de voluntad de negociación del Alcalde en esta materia. No es admisible que un grupo municipal, con mas de un tercio del total de concejales y que representa a un numero muy importante de esta ciudad haya sido relegado de una manera tan palmaria. Desde el primer momento expusimos con claridad nuestra voluntad de colaborar para sacar adelante unos presupuestos ambiciosos que apostaran por el futuro de Granada en lugar de conformarnos con un documento de mero tramite. Pedíamos en aquel entonces, valentía e imaginación para poder afrontar unas cuentas que sirvieran para el desarrollo de Granada, en el empleo, en la igualdad, en el equilibrio de nuestros barrios, en los servicios sociales y en la necesidad de iniciar los trámites para la elaboración de un nuevo Plan General Ordenación Urbana que mirara a la ciudad del Siglo XXI.

Y esa voluntad la hemos mantenido desde el principio. Más aún, hemos denunciado públicamente que mientras los responsables del equipo económico del PP mantenían (al menos en apariencia) una voluntad de negociación, el Alcalde circulaba por una senda radicalmente contraria, avalando así su afirmación tajante de que sus “socios preferentes” eran los concejales de VOX. Quizás, esa sea la razón por la que de repente se cortaran las reuniones y hubiera una laguna de más de dos meses sin noticia alguna. Solo después de que en el último pleno los socialistas reclamáramos una y otra vez directamente la responsabilidad al Alcalde, se recibió la convocatoria de una reunión para el viernes 6 de marzo. Reunión que concluyo sin expectativa alguna, y fue más un brindis al sol que la manifestación de una voluntad clara de negociar. Ya estaba todo hecho.

El contenido de la alternativa presentada es difícilmente aceptable, pues existe una disminución muy importante en partidas como el empleo o la igualdad, lo que demuestra que no se ha acogido a la mano tendida del PSOE, y por el contrario se han entregado a loa veleidades de la ultraderecha. Además de que rompe una de las nuestras en la política de ingresos: se ha perdido una oportunidad de que el IBI sea realmente progresivo y paguen más quienes tienen las rentas más altas.

Se ha escogido el camino más fácil: unos presupuestos de mínimos, en donde se demuestra la falta de ambición que predomina este gobierno. El Ayuntamiento tenías dos posibilidades: o pactaba con VOX, cediendo a la censura educativa, al desprecio a las víctimas de violencia de género, a la sumisión con los poderosos, a la xenofobia, a las políticas reaccionarias, o pactaba con el PSOE, es decir, con la ciudad de los derechos sociales, la ciudad de la Igualdad, la ciudad de la Ciencia, la ciudad capital de la cultura, la ciudad con un modelo claro para su crecimiento.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
José María Corpas

Concejal del Grupo Municipal Socialista y Secretario de Política Municipal del PSOE de Granada capital

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería