lunes 12 abril
Opinión  |   |

Vuelva usted mañana

Son muchos los días que llevamos con una limitación de movilidad que nunca habíamos padecido.

Podemos sacar muchas conclusiones de esta experiencia que estamos viviendo. Pero una de ellas es sin duda, la disciplina con la que estamos asumiendo esta situación la mayoría de la población. Quien iba a pensar hace unos meses que la primavera la recibiríamos desde los balcones de nuestras casas. Quien nos iba a decir que festividades tan cercanas y queridas como el día de la cruz, el Corpus, o la semana santa, las teníamos que postergar o renunciar a ellas. Y todo ello, lo hemos hecho mayoritariamente aceptando y comprendiendo las circunstancias que nos obligaban a hacerlo. Siempre hay excepciones, pero reconozcamos que han sido una pequeña minoría los que no han seguido las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Es la primera ocasión en la que como consecuencia de una crisis de este calado, gran parte de la economía mundial se ha puesto en “Hibernación”. No hay ninguna duda, y esa es otra conclusión, que esto nos va a traer consecuencias muy negativas desde el punto de vista económico. El modelo en el que se basa nuestra economía gira alrededor precisamente de uno de los factores con más influencia en la propagación de la pandemia: la circulación de las personas. Por tanto, el comercio, el turismo, la hostelería, el ocio... son actividades que se verán inevitablemente afectadas, al menos a corto plazo.

Seguro que cuando Zingmunt Bauman escribía “Tiempos Líquidos”, no podía imaginar que la éoca de incertidumbre que vislumbraba, estaría provocada por un virus y no por elementos exclusivamente económicos.

Ya es hora de comenzar a pensar en el futuro, y nuestra ciudad va tarde esa carrera. La incertidumbre y la inseguridad se solucionan con propuestas que señalen un horizonte cercano. Vamos a salir de la crisis sanitaria, estamos convencidos de ello. Dicen que las crisis son situaciones que pueden generar oportunidad y cambios. Pero de lo que estoy también convencido es que de la pasividad , de la falta de iniciativa y de la ausencia de liderazgo ni puede haber oportunidad, ni podemos tener expectativa de cambio.

Nuestro Ayuntamiento después de la declaración del Estado de Alarma, puso el cartel de “cerrado por derribo”. Salvo excepciones, que las hay, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento (con su Alcalde a la cabeza) se ha limitado a dejarse llevar. Les invito a que hagan un estudio comparado con alguna de las ciudades de España. Sin mirar color político, observamos que Bilbao ha celebrado en estos días hasta la semana pasada, cinco Juntas de Gobierno Local; La Coruña cuatro, Gijón seis, Logroño cinco, Valencia siete, Madrid cuatro. Saben cuantas ha celebrado nuestro Ayuntamiento?. Solo una, el 17 de abril y con un orden del día de puro tramite.

Sólo este hecho, acredita a todas luces una falta de iniciativa política por nuestro Alcalde que es incapaz de acometer una situación como la que estamos viviendo, con alternativas y propuestas.

Se han perdido muchos días. El estado de alarma no significa ni mucho menos que la actividad municipal se tenga que ver paralizada casi en su totalidad. La ciudadanía lo que está esperando es que cuando salgamos del confinamiento, tengamos la seguridad de qué es lo que va a pasar, por ejemplo, con las tasas de ocupación de vía publica de las terrazas que han estado cerradas, con el calendario fiscal, con el pago de las basuras y agua industrial de los negocios, con el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, con el Impuesto de Vehiculos a motor, etcétera.

Cuando las Juntas de Gobierno Local de los Ayuntamientos de Bilbao, La Coruña, Gijón, Logroño, Valencia, Madrid, etc.. se reunían (de forma telemática) era para resolver las situaciones y problemas en las que su ciudadanía se veía inmersa. Las personas que viven en esas ciudades, o en otras, tendrán unos la seguridad de que no se les va a cobrar la basura industrial, o que el IBI lo podrán fraccionar o aplazar, o que la tasa de ocupación no se cobra o va a tener una bonificación el año que viene.

¿Y por el contrario qué nos encontramos en nuestra Capital?. Pasividad e inacción, son los dos calificativos más usados por la ciudadanía con la que hemos tenido la oportunidad de dialogar en estos días utilizando las video conferencias. Desde el primer momento el Grupo Socialista ha tenido una actitud de colaboración, proponiendo alternativas. La mayoría de ellas no han sido tenidas en cuenta.

El Alcalde ha demostrado la falta de iniciativa recientemente cuando lo único que plantea es la reclamación de más dinero al Estado, o abrir un canal de donaciones al Ayuntamiento. Cuando un dirigente político ofrece estas dos únicas alternativas, por una parte pidiendo al Estado mas contribución y por otra parte pidiéndole dinero a las personas, es que no merece el puesto que ocupa. Las personas que viven y trabajan en Granada se merecen alternativas y propuestas más claras para sus familias, para sus comercios, su turismo y hostelería.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
José María Corpas

Concejal del Grupo Municipal Socialista y Secretario de Política Municipal del PSOE de Granada capital

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería