jueves 19 mayo
Granada CF  |   |

El primer paso para crecer

La autocrítica de Diego Martínez debe servir para poner el acento en qué se falla y tratar de mejorar con ello · La delantera mantiene el debate abierto y el Granada CF se mantiene segundo

Adrián Ramos se duele en un lance del partido del pasado sábado en Soria. Foto: La Liga 1|2|3

Diego Martínez no suele ser una persona a la que le cueste hacer autocrítica. A veces puede hacerlo con unas palabras más acertadas, otras con menos, pero lo cierto es que cuando al Granada CF no le ha ido bien del todo no ha tenido reparos en reconocerlo.

Es lo que sucedió el pasado sábado después de la derrota sufrida en Soria, donde reconoció que a estas alturas de temporada no hay regalos que hacer y que el inicio de la segunda parte fue el peor de toda la temporada.

El primer paso para poder solucionar un problema es admitir que existe y ser consciente de que hubo cosas que se hicieron mal en Los Pajaritos, por normal que parezca, ya es un salto importante para empezar a crecer. Ahora solo queda ponerse el mono de trabajo y que la derrota sirva para que no vuelva a darse, al menos no de esa manera.

La delantera

Uno de los puntos que a buen seguro generará quebraderos de cabeza a Diego Martínez y a su cuerpo técnico será la delantera. Ni Adrián Ramos ni Rodri Ríos aportan a día de hoy lo que se espera de un delantero centro: fundamentalmente goles.

Puede quien defienda que da lo mismo quien marque los goles en el equipo, toda vez que Puertas anotó el noveno de su cuenta particular en Soria. Pero también es cierto que es una posición clave que apenas está aportando lo que se espera de ella.

En su regreso a la titularidad, Adrián Ramos no terminó de aportar todo lo que se espera de él, lo que sirve a sus detractores para exigir mandarlo al ostracismo y a sus partidarios para no saber qué argumento utilizar en su favor. Los extremos, en casi ningún aspecto de la vida, sirven de nada.

La clasificación

Lo mejor de todo, o lo peor, es que el Granada CF no fue el único damnificado en la parte alta de la clasificación, pues casi todos los equipos que están en zona noble o no puntuaron o sacaron un empate a duras penas.

Puede quien vaya ironizando con que la categoría no es difícil y es ahora el discurso al que se aferra el Granada CF para justificar su derrota en Soria. Querer ver la competición de otra manera que no sea la compleja es ponerse una manta en la cabeza y olvidarse de en qué competición se está.

Y en esas el granadinismo puede presumir aún que sigue en el segundo puesto de la clasificación una jornada más, quedando diez para el final. Es el puesto deseado hace un año y que sin embargo ahora a muchos no les vale. Que le pregunten a José Luis Oltra a estas alturas cuánto hubiera dado por estar en esta plaza.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand