sábado 24 septiembre
La Capital  |   | Redacción aG

Granada gasta 150.000 euros en limpiar el río Genil por el "incumplimiento" del Gobierno central

El Ayuntamiento denuncia que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir sigue "sin ejecutar" el proyecto para la restauración del encauzamiento

El alcalde ha visitado los trabajos que se desarrollan. Foto: Javier Algarra

El Ayuntamiento de Granada vuelve este año a intensificar la limpieza del río Genil a su paso por el hospital de la Inmaculada para evitar los problemas de salubridad generados por el almacenamiento del agua, "ante el incumplimiento" del Gobierno central, que sigue "sin ejecutar" el proyecto para la restauración del encauzamiento del río anunciada hace dos años por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Así lo ha puesto de manifiesto este jueves el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, durante una visita realizada para comprobar el estado de los trabajos de limpieza, en la ha lamentado que el Ayuntamiento de Granada se vea obligado todos los años a invertir 150.000 euros por "la falta de compromiso" del Ejecutivo central, al que ha exigido que “cumpla con Granada e intervenga en sus ríos, igual que hace en toda España”.

El máximo responsable municipal se ha referido a dos intervenciones anunciadas por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en 2015, con una inversión de 10 millones de euros en la ciudad, para la restauración del encauzamiento urbano del río Genil y de la cuenca del Darro. Unos proyectos considerados, durante su presentación hace dos años por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, como unos de “los más relevantes para la ciudad”.

Según se anunció en su día, la actuación en el río Genil, con una inversión de 3,5 millones de euros, se desarrollará en todo su tramo urbano, con dos fases de actuación, que permitirán tanto la restauración de la solería de hormigón armado del cauce deteriorada por el paso del tiempo y una alternativa a la actual lámina de agua embalsada que se concentra en el encauzamiento del río.

En este caso, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir contempla el traslado de la actual toma de riego hacia otro punto a través de una conducción cerrada que discurrirá adosada al paramento vertical actual del encauzamiento. Será una recubierta de hormigón similar a la mampostería actual con lo que aportará una estética más naturalizada.

Para Cuenca, gracias al esfuerzo municipal los inconvenientes producidos por el estancamiento del agua a los vecinos no van a ser un problema, pero ha recordado que “no es la solución definitiva”.

Concretamente, las tareas de limpieza, desarrolladas por Emasagra, se llevan a cabo durante todo el año, interviniendo en tres tramos del río, si bien en verano se intensifican en la zona donde se estaciona el agua con la limpieza superficial de la lámina de agua embalsada mediante el uso de un bote neumático.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand