sábado 27 febrero
VILLARREAL - GRANADA CF  |   | Nacho Santana

Kenedy y Rui Silva sellan una primera vuelta histórica

Granada CF y Villarreal empatan a dos tantos en un encuentro competido y marcado por el VAR · Kenedy empató con una obra de arte y Rui Silva evitó la derrota parando un penalti

Kenedy celebra el tanto que supuso el 2-2 para los rojiblancos. Foto: LaLiga

No todos los puntos suman lo mismo. Más allá de lo numérico, el fútbol es también un deporte psicológico y de sensaciones, un apartado en el que salió reforzado el Granada CF tras el encuentro en el Estadio de la Cerámica. Los rojiblancos supieron dar la cara y competir de tú a tú contra uno de los rivales más duros según la clasificación.

Los granadinistas lograron sumar en un encuentro en el que prefirieron morir de pie a vivir de rodillas, si bien consiguieron evitar que su rival les diese la puntilla. Con dos penaltis en contra, nunca perdieron la cara a un encuentro en el que decidieron el marcador dos detalles: una obra de arte de Kenedy y una pena máxima detenida por Rui Silva en el 91.

Ambos conjuntos firmaron una primera parte digna de disfrute para el aficionado al balompié, con un partido más que competido entre un Granada CF rocoso y un Villarreal que comenzó la jornada en puestos de Champions League. Con pocas interrupciones y mucho fútbol, los rojiblancos se adelantaron en el marcador antes de perder la ventaja ocho minutos después. 

El encuentro comenzó con los locales cuidando la posesión, moviendo el esférico de lado a lado en busca de huecos en la zaga. Los visitantes, con un centro del campo diseñado para disfrutar del balón, tomaban oxígeno con cada recuperación y sufrían cuando Parejo dictaba el ritmo.

Tuvo ocasión el Villarreal para ponerse por delante a los diez minutos de partido. Un centro al área mal despejado por Foulquier dejó a Trigueros con el balón muerto en el punto de penalti. Sin embargo, cuando cargaba la pierna, el galo se revolvió desde el suelo para evitar el disparo del centrocampista groguet.

Con mayor dominio del esférico por parte del ‘Submarino Amarillo’, el Granada CF se abonó al contragolpe a pesar de las escasas apariciones de Luis Suárez y Machís, perdidos en las tareas defensivas. Pese a ello, los rojiblancos encontraron la alegría del gol en una mala transición defensiva de los locales.

Corría el minuto 20 en el marcador cuando Germán recuperó el esférico y levantó la cabeza para encontrar el desmarque de Roberto Soldado. Lanzó el central y recogió el ariete, que ganó en carrera a Albio. Tocó de cabeza, la amoldó a su ritmo y disparó casi sin ángulo para batir a un Asenjo que no reaccionó a tiempo, abriendo el marcador y adelantando a los suyos.

Sin embargo, el dominio del esférico por parte del Villarreal hizo que la alegría fuese efímera. Primero avisó Trigueros con un cabezazo que se marchó por poco. Tras él fue Peña quien recibió un balón cruzado para encarar a Carlos Neva dentro del área; se asomó por fuera, recortó hacia adentro y dejó atrás al lateral en una maniobra brillante para cruzar ante la salida de Rui Silva y empatar el partido.

Con la igualada en el marcador, los groguets cedieron espacio en favor de un Granada CF que movió el juego a la mitad del campo de su rival en los minutos finales, aunque sin frutos. Volvieron a asomar tímidamente los rojiblancos por la portería de Asenjo, aunque no fue necesaria la participación del guardameta antes de la llegada del descanso. Pese a todo, los visitantes fueron capaces de competir de tú a tú con uno de los primeros clasificados en la tabla.

Cambio de rol

La segunda parte llegó con un cambio de rol bajo el brazo para los rojiblancos. Se hicieron más con el balón e invadieron el campo rival para comenzar a gozar de algo más de protagonismo ante un Villarreal forzado a ceder metros, pero atento a la hora de tirar el fuera de juego. 

Echó en falta frescura por la banda el Granada CF, una carencia que supo detectar Diego Martínez. Por ello, el técnico retiró del campo a Luis Suárez para dar entrada a Kenedy en busca de velocidad, desborde y trabajo. Justo tras su entrada desestimó Pizarro Gómez una posible mano en el área de Domingos Duarte

Pasada la hora de partido, y cuando parecía que ambos conjuntos competían en igualdad sin mayor riesgo, el colegiado acudió a revisar un contacto entre Foulquier y Pedraza dentro del área minutos antes. Se encargó de transformarlo Moi Gómez con un disparo al centro, poniendo el 2-1 en el marcador.

La mano dura que tuvo el Pizarro Gómez le faltó poco después en una subida por banda de Carlos Neva. El lateral izquierdo encontró el hueco y fue arrollado en una dura entrada de Foyth merecedora de una cartulina amarilla que nunca llegó a ver. 

Cuando el Villarreal intentaba dormir el partido desde la posesión apareció Kenedy para impedirlo con una obra de arte. Recuperó Yangel Herrera, recogió el brasileño y usó las botas por pincel para trazar el más bello de los tantos del partido. Inició la carrera por banda derecha, dejó atrás a Parejo y amagó para tumbar a Trigueros antes de poner el balón en la escuadra derecha de un Asenjo que solo pudo disfrutar de la vista privilegiada del gol.

No dio por bueno el resultado Diego Martínez, que volvió a mover el banquillo. Entró Yan Eteki para agregar músculo a la medular ocupando el lugar de Montoro y Jorge Molina tomó el puesto de Soldado en la punta del ataque. El centrocampista abandonaría el campo poco después expulsado.

El VAR castiga dos veces

Cuando el partido encaraba sus últimos minutos, el VAR volvió a atizar al Granada CF. Una entrada de Yan Eteki revisada por el colegiado volvió a transformarse en pena máxima a juicio de Pizarro Gómez. En la discusión de la jugada, el futbolista, amonestado por la infracción, fue expulsado. 

Cogió el balón Paco Alcácer y lo colocó con mimo en el punto de penalti. No quiso mirar el ariete a Rui Silva, que aguardaba imponente bajo palos. Tomó carrerilla uno e impulso otro en un duelo que se saldó con victoria para el guardameta, tan ágil como inteligente a la hora de medir el golpeo, hacia su derecha. 

Desde entonces y hasta el final del encuentro, los minutos restantes se convirtieron en una batalla campal que dejó cartulinas para ambos conjuntos. Sin embargo, el Villarreal no logró encontrar la forma de imponerse a un Granada CF que compitió de tú a tú para acabar sumando un punto más.

Así, los granadinistas cerraron la primera vuelta del campeonato liguero con un total de 28 puntos, uno más que la histórica temporada pasada. Si bien pierden a Yan Eteki y Yangel Herrera para el próximo encuentro, los rojiblancos volvieron a sumar en un encuentro tan disfrutable para los aficionados al fútbol como difícil para los 22 hombres sobre el campo. 

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería