viernes 24 mayo
ASÍ ES MI ALCALDE | OTURA  |   | Noelia S. Lorca | Foto: Álex Cámara

"Otura ha sufrido una transformación radical, siendo uno de los pueblos referentes del Área Metropolitana"

Nazario Montes (PSOE) asegura que la localidad debe seguir creciendo en servicios públicos que mejoren la calidad de vida de los otureños con "paso serio y riguroso"

Nazario Montes en el balcón del Ayuntamiento de Otura. Foto: Álex Cámara

Después de ocho años al frente de la Alcaldía de Otura y con "las ganas y la motivación del primer día", Nazario Montes (PSOE) reconoce que la localidad ha vivido una "transformación radical" en este tiempo que la ha convertido "en uno de los municipios referentes del Área Metropolitana". Una labor que destaca ha sido "complicada" por la situación económica que ha vivido el Ayuntamiento y que "ha limitado la capacidad de gestión". Sin embargo, asegura que el pueblo debe seguir, con "paso serio y riguroso", creciendo en servicios públicos que mejoren la calidad de vida de los otureños.

Pregunta.- Desde 2015 al frente de la Alcaldía de Otura, ¿qué ha cambiado en la localidad en este tiempo?

Respuesta.- Otura ha sufrido una transformación radical y profunda consiguiendo que seamos ahora mismo uno de los municipios referentes del Área Metropolitana. Desde 2015 a día de hoy se han producido muchos acontecimientos positivos en el municipio. El primero y fundamental para llegar a la situación que estamos fue poner orden en las cuentas municipales, que habían sido un auténtico desastre en la gestión anterior y que habían provocado una situación que nos abocaba a la ruina económica y a la intervención por parte del Ministerio. Una vez puestas en orden las cuentas, se han hecho operaciones de refinanciación muy favorables para el municipio, suponiendo algunas de ellas ahorros en el pago de intereses de más de 5,5 millones. Aparte se han aprobado anualmente los correspondientes presupuestos, así como un plan de saneamiento.

Como dato anecdótico, en 2015 las cuentas municipales arrojaban un remanente de tesorería de menos 145.000 euros y el remanente de tesorería del ejercicio 2022 asciende a más de tres millones de euros. Por tanto, se trata de un dato significativo y bastante relevante cómo cogimos la localidad en 2015 y cómo se ha gestionado hasta la presente. Esto nos ha permitido obtener subvenciones y, a partir de ahí, acometer todas las actuaciones que Otura requería con más de 20 urbanizaciones que también son municipio y a las que se les ha prestado especial atención en este tiempo.

P.-¿Cómo ha repercutido ese progresivo saneamiento de las cuentas municipales en la localidad?

R.- Tenemos mayor liquidez y mayor disponibilidad de recursos, lo que no quiere decir que tengamos toda la disponibilidad. Hasta 2036 tenemos que devolver 13 millones de euros. De hecho, el próximo 30 de junio quitarán una letra de más 800.000 euros. No es una lamentación, sino un reto para seguir trabajando.

P.- En un mandato marcado por la pandemia, ¿qué balance hace de estos cuatro años al frente de la Alcaldía de Otura?

R.- El balance lo van a hacer los ciudadanos el 28 de mayo, pero puedo decir que el periodo de pandemia ha sido el peor como alcalde y como ciudadano que he vivido. Nos tuvimos que transformar y pasar de una administración a suministradores de mascarillas, nos tuvimos que reinventar. Hemos sido ese punto de apoyo para la gente mayor. En todas las visitas que hicieron los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en aquellas desinfecciones, tanto yo como el resto de concejales estábamos al frente.

El Ayuntamiento de Otura seguía trabajando en los proyectos, pero la pandemia era lo prioritario. Sabíamos que en algún momento debía salir la luz y teníamos que estar dando los servicios al ciudadano.

Mi valoración de este mandato: un inicio complejo con una pandemia mundial, pero también positivo porque hemos estado trabajando durante ese tiempo y nos ha permitido ejecutar y seguir pendientes de cerrar proyectos importantes para el municipio.

P.- ¿Qué proyectos ha conseguido poner en marcha Otura después de ese parón al que obligó la Covid-19?

R.- Hemos invertido más de 1,7 millones de euros en las 20 urbanizaciones de Otura, lo que demuestra el compromiso de este Ayuntamiento y de su alcalde con ese importante núcleo de población en el municipio. Hemos vertebrado Otura desde un punto de vista peatonal y ciclopeatonal, ejecutando carril bici y paseos peatonales. Uno de los más demandados era la conexión de la urbanización Suspiro del Moro por debajo de la autovía A44, lo que permite al ciudadano venir al municipio con total garantía. Igualmente, por la otra zona de las urbanizaciones Los Girasoles y Molino Alto se han invertido más de 120.000 euros en adecentar los caminos rurales de la vega que también era una demanda.

Además, en el ámbito deportivo hemos llevado a cabo la renovación integral de la multipista que tiene el campo de fútbol. Hemos ejecutado también una pista de pádel y otra de fútbol X3, la única que hay en la provincia. El proyecto estrella ha sido la nueva biblioteca municipal y espacio joven, que es la arquitectura del conocimiento, el presente y el futuro de nuestros jóvenes. Son las antiguas Escuelas Calvario y que ahora se han convertido en un centro de referencia en el municipio que es utilizado por pequeños y mayores. Un espacio muy moderno, dotado con las últimas tecnologías.

P.- ¿Cuáles han sido los momentos más complicados de gestionar?

R.- La situación económica es lo que lastra a este Ayuntamiento y es lo que limita mucho la capacidad de gestión. Si la percepción del ciudadano es que Otura es uno de los pueblos de referencia en el Área Metropolitana, que está cambiando y que ha sufrido una auténtica transformación desde todos los puntos de vista, la situación económica es un lastre importante en la gestión del Consistorio. De hecho, el presupuesto se manda primero al Ministerio para que ellos analicen los datos, si son acordes para que las cuentas sean sostenibles y se cumplan todos los parámetros exigido.

No obstante, no podemos olvidar la pandemia. La pondría por encima porque no hay nada peor que perder vidas humanas.

P.- ¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta la localidad?

R.- Hay muchas urbanizaciones en las que hay que atender demandas de acerado, de asfaltado de calles, pero no hay una problemática como tal. Otura es un pueblo cercano y acogedor. Sí es verdad que tenemos que ir mejorando y dotar de nuevas infraestructuras el municipio. Uno de los proyectos en los que quiero trabajar es un teatro y espacio escénico, así como también poner en valor la figura de Boabdil a través de un centro de interpretación y convertirlo en un espacio cultural de referencia en el Área Metropolitana, que se situaría en la Casa del Marqués.

Por otra parte, hemos notado un déficit en la gestión del Centro de Salud, que creo que es generalizado y que es importante que, por encima de colores políticos, sea un servicio esencial para el ciudadano y en el que la Administración autonómica debería estar dando el do de pecho.

Otra demanda que hay es el Bachiller para el Instituto Escultor Sánchez Mesa, que es un centro de referencia.

P.- ¿Y las principales demandas de sus vecinos?

R.- El empleo es una de las cuestiones que trato a diario con los vecinos. Nuestros mayores también demandan un centro de día, que espero se ponga en funcionamiento en breve, y nuestros jóvenes piden más espacios deportivos, además de los que tenemos.

P.- Después de ocho años al frente del Ayuntamiento, ¿qué proyectos le quedan pendientes?

R.- Tengo las mismas o más ganas de seguir transformando y dando riqueza al municipio. Aún queda mucho por hacer en Otura. Con la nueva situación que hay en Escúzar, Otura está en ese espacio que empezamos a llamar aquí la "L del conocimiento" y, por eso, se le han ofrecido a la Universidad de Granada 385.000 metros cuadrados de terreno para crear un centro de I+D+i para empresas de investigación. Se trata de crear talento, empleo y riqueza en Otura, en el Cinturón y en Granada.

No podemos olvidar que esta localidad está en la mejor ubicación de toda Granada y eso debemos aprovecharlo. Pero también debemos aprovechar el Plan de Ordenación Municipal para definir qué Otura queremos para los próximos diez años. La población está en torno a 7.400 empadronados y, sin embargo, la población de hecho está en torno a 15.000 personas, hay un déficit. Estamos trabajando para que esa población se venga definitivamente a vivir a Otura y nos convirtamos en ese municipio líder no solo en población, sino también desde el punto de vista del empleo y la economía.

Montes, con la Plaza de España de fondo. Foto: Álex Cámara

P.- En cuanto a movilidad, ¿tiene este municipio sus necesidades cubiertas?

R.- No, no las tenemos. Es un municipio que está a siete o diez minutos de Granada en vehículo privado, pero sí es necesario que se refuerce el desplazamiento a través de autobús porque cada vez nos demandan más que pasen por las urbanizaciones y, sobre todo, venimos pidiendo de forma reiterada que se estudie cómo el Metropolitano podría llegar hasta Otura y que se convierta en esa vía de enlace con el Valle de Lecrín. No se puede quedar el Metro en determinadas zonas sin tener en cuenta esta parte del Área Metropolitana. Así se descongestionaría una parte importante del tráfico que tiene todo el Cinturón.

P.- Ha hablado anteriormente de las urbanizaciones en esta localidad, pero ¿qué papel juegan en Otura?

R.- Son muy importantes, algo que siempre he tenido claro. Las urbanizaciones no tenían la atención que merecían. Ahora se han invertido 1,7 millones de euros en todas y cada una de ellas, lo que ha permitido llevar a cabo actuaciones de asfaltado, abastecimiento y saneamiento, acerado y renovación de parques infantiles.

P.- ¿Qué hace diferente a la localidad dentro de una comarca como el Área Metropolitana?

R.- Otura tiene una idiosincrasia propia. A partir de los 80 se convirtió en un pueblo dormitorio, hoy en día ha cambiado por suerte y estamos consiguiendo que se convierta en un pueblo con talento y desarrollo teniendo en cuenta la capacidad económica que tiene, ya que se trata de uno de los que posee mayor renta per cápita de Granada.

Es un pueblo acogedor y que tiene todos los servicios. Nuestro carácter y la especial ubicación que tiene respecto al resto de municipios es lo que nos diferencia.

P.- Como parte del Cinturón, ¿cuál cree que debe ser el futuro de la comarca?

R.- Entiendo que en el Área Metropolitana debemos ir de la mano, independientemente de colores políticos porque estamos gestionando la vida de los ciudadanos. Una estrategia metropolitana en problemas comunes que tenemos como movilidad, vivienda de los jóvenes, qué hacemos con la Dependencia, con el abastecimiento de agua... En definitiva, hay problemas comunes y creo que con una visión metropolitana la solución siempre va a ser más fácil, uniforme, y nos va a permitir hacer más Área Metropolitana de Granada y garantizar mejor vida a los ciudadanos.

P.- En ese sentido, ¿sería partidario de la propuesta realizada por el alcalde de Granada de crear una Oficina de Gestión Metropolitana?

R.- Son propuestas que en un primer avance suenan bien, pero hay que ver la letra pequeña, en qué se traduce. No obstante, es verdad que debemos intentar ir de la mano todos los municipios, respetando la autonomía de cada localidad porque las circunstancias de Otura no son las mismas que las de cualquier otro. Por tanto, en cuanto a establecer una oficina como espacio de reflexión, debate y puesta en común de proyectos, todo lo que sume y sea bueno para el Área Metropolitana y, sobre todo, para Otura hay que apoyarlo.

P.- ¿Hacia dónde debe caminar Otura después del 28M?

R.- La localidad debe seguir el paso que lleva ahora. Un paso serio, responsable y riguroso. Otura debe dar pasos de gigante desde el punto de vista económico con el nuevo Plan General, generando nuevas oportunidades de empleo, espacios de convivencia, sitios donde nuestros vecinos puedan relacionarse y hacer deporte. En definitiva, ir creciendo en esos servicios públicos que mejoren la calidad de vida de los otureños.

Otura debe solucionar definitivamente el déficit de agua que tiene, hay que adaptarse a la nueva directiva europea de gestión de residuos urbanos y debemos concluir el Plan General de Ordenación del municipio, que será el que sirva para traer empresas.

P.- ¿Y cree que ese futuro llegará de su mano?

R.- Me presento con los deberes hechos, con la conciencia tranquila de haber dado todo lo que podía dar en estos cuatro años y me presento con esas ganas y sensatez. En la política municipal, las elecciones no se ganan en la campaña, sino que es un día a día, el contacto directo con el ciudadano y atender sus problemas y necesidades. Espero que el 28 de mayo los otureños pongan en una balanza la situación que tenía el municipio y en la que está ahora y vuelva a otorgarme la confianza porque tengo más ganas que cuando empecé.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=228501