sábado 10 abril
Opinión  |   |

El déficit de comunicaciones de Granada y su lento camino hacia la excelencia turística

Siempre se ha dicho que Granada es la tierra del "chavico", que nos conformamos con poco, que somos de guardar "chavicos" y de no alardear de ellos, de guardarlos y no reinvertirlos para crear riqueza a nivel local y, por ende, que no tenemos ambición empresarial de desarrollo económico, en este caso a través del Turismo, y quizá no falte algo de razón.

Como bien es sabido, Granada siempre ha tenido un terrible déficit en sus comunicaciones, ya sean por tierra, mar y aire; la Autovía del Mediterráneo llegó tarde, las aerolíneas lowcost han huido del Aeropuerto de Granada (quizá no hemos sabido venderles el atractivo de Granada como inversión aérea fuera de la subvenciones públicas), el Corredor Mediterráneo ferroviario hacia el Levante ni está ni se le espera, el tan deseado AVE no es que haya llegado tarde, es que aún no ha aparecido después de múltiples promesas y decenas de incumplimientos de plazos de formaciones políticas que bien conocemos, y ya del Metro - Tranvía ni hablamos, porque se me queda un mal cuerpo…

Parece ser que en este país se necesita un gran evento tipo EXPO 92; véase autovía A92 o AVE Sevilla – Madrid, o unos Juegos Olímpicos como excusa para invertir en infraestructuras. Algo tibio se consiguió hace más de 20 años con los Campeonatos de Mundo de Esquí de Sierra Nevada en 1996, gracias a lo cual se mejoró la carretera de acceso a Sierra Nevada y se encauzó la parte urbana del río Genil, pero poco más. El PP y el PSOE no han tenido “la fortaleza" de exigir en las últimas décadas el que se terminen en tiempo y forma esas infraestructuras absolutamente vitales para el desarrollo turístico y económico de Granada.

Como bien decía hace pocas semanas en esta columna Raúl Fernández, concejal por Ciudadanos del Ayuntamiento de Granada: “La llegada de nuevos partidos políticos como Ciudadanos va a obligar y está ya obligando a los viejos partidos a ponerse las pilas en la defensa de ciertos temas por encima de sus intereses partidistas, rompiendo así con una tradición política que tanto mal ha traído a nuestra ciudad".

Hace unos días se publicó a nivel nacional que Granada ha caído 6 puestos en el ranking de competitividad turística. No me extraña en absoluto. En Granada, por ejemplo, nos damos codazos por bajar precios de hoteles en lugar de subirlos; no sabemos vendernos, vendernos caro y vendernos bien, porque la calidad se paga, y a Granada le sobra calidad. Málaga, Baleares, Canarias y Cataluña como destinos turísticos sí han conseguido dicha excelencia.

Centrándonos en el tema turístico-hotelero a nivel local, muchos empresarios, debido a su propia idiosincrasia, en lugar de intentar potenciar sus ventas de alojamientos turísticos regulados a unos precios más altos, siempre han ido dándose pisotones entre ellos, cuando uno cotiza el precio de la habitación de un hotel por ejemplo a 80 euros, el otro la baja a 77 euros, y posteriormente la competencia a 75 euros, y así sucesivamente cayendo en picado hasta casi llegar a unos precios ridículos, contrarios a la rentabilidad.

Granada tiene un enorme potencial económico gracias a su increíble atractivo turístico, recordemos que Barcelona lo ha conseguido con creces, incluso tiene algún que otro problema por su excesivo turismo, sin embargo en Granada no se ha hecho una correcta política dinamizadora del turismo que se haya reflejado en un aumento de la calidad y cantidad del empleo local generado gracias a esta industria de servicios cada vez más pujante en España.

Este 2017 va camino de batirse un nuevo récord absoluto e histórico de llegada de turistas, pero muchas de las instalaciones turísticas granadinas han sido vendidas en los últimos años a grupos de inversión extranjeros, algunos de ellos fondos buitres, o han sido adquiridos dichos establecimientos por otros inversores españoles, principalmente de Cataluña y Madrid, que han comprado numerosos hoteles de Granada a precio de risa, por lo que no se genera riqueza en la ciudad: la riqueza se va hacia los inversores y en Granada se queda la miseria y la precariedad.

Se hace absolutamente necesario un acuerdo general para una propuesta política racional, basada en el sentido común y la equidad, para que se explote y dinamice mejor el principal atractivo económico de Granada, que sin duda es el turismo. Es por ello que, tal y como expone Ciudadanos en su programa político, es vital la elaboración de un Plan Estratégico de Turismo que permita atraer nuevos mercados y ampliar la oferta de productos turísticos relacionados con el patrimonio cultural y artístico que tiene Granada, alcanzando así la tan deseada excelencia turística.

En manos de la voluntad política está el redactarlo y ejecutarlo de manera urgente y que ello revierta en la necesaria generación de riqueza en Granada.

Paco Luis Requena
Geógrafo y Agente de Desarrollo Turístico

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería