miércoles 14 abril
Opinión  |   |

Movilidad sostenible

El concepto de movilidad sostenible se usa fundamentalmente para desarrollar unas ciudades más habitables y limpias ecológicamente hablando, concienciando a los ciudadanos del uso responsable de los vehículos privados y facilitando la utilización del transporte público, la moto, la bicicleta o los tan saludables desplazamientos a pie para trayectos medianos o cortos dentro de las ciudades.

Quizás los ayuntamientos debieran pensar que el ciudadano habituado a utilizar el vehículo privado no dejará éste en sus casas mientras no exista un buen sistema de transporte público accesible y eficiente que le sea mucho más rentable. Para ello, debería plantearse la implantación de tarifas planas y aumento de flota e itinerarios con las que el ciudadano percibiera que utilizar el vehículo privado le supone un mayor gasto a la hora de desplazarse.

La nueva ciudad del siglo XXI sustituye las calles por grandes bulevares y los aparcamientos desaparecen para aumentar las aceras. Se han construido bajo tierra grandes aparcamientos públicos con lo que el impacto visual de aglomeraciones de coches desaparece, sobre todo en zonas del centro, y hacen que las ciudades sean más peatonales, contribuyendo a una menor contaminación medioambiental.

Hace menos de una década, los ayuntamientos también empezaron a concienciarse de que debían aportar soluciones a una movilidad descontrolada y que generaba no solamente mucha polución y enfermedades relacionadas con la misma como alergias, sino también estrés entre los ciudadanos y congestión de tráfico.

Por tanto, puedo decir que se consideran prácticas de movilidad sostenible todas aquellas que van encaminadas a una mejor interacción y convivencia entre los ciudadanos, aumentando su calidad de vida y respetando el medioambiente, facilitando alternativas de movilidad menos contaminantes como los vehículos eléctricos o híbridos, el uso de la bicicleta o las motos.

El concepto de una movilidad basado en la era industrial pasa a pasos agigantados hacia una movilidad basada en la era de la información y la comunicación, haciendo uso de nuevas tecnologías que facilitan información de forma instantánea sobre tráfico, zonas congestionadas, registros de polución, accidentes, etc. Y en este período disruptivo vemos que aún queda mucho camino por recorrer, ya que en el afán de reorganizar las ciudades por parte de los consistorios y hacerlas más habitables observamos muchas carencias en técnicos y personal a la hora de llevar a cabo esa adaptación al nuevo concepto de movilidad. La inexperiencia ante un concepto nuevo ha provocado muchos errores que no solamente han supuesto grandes desembolsos económicos de las arcas municipales, sino también graves trastornos a los ciudadanos.

Por otro lado, se ha promovido la utilización de las motos por ser un vehículo que aporta muchas ventajas, pero en Granada sabemos que a diario circulan más de 40.000 motos y, sin embargo, solo contamos con unos 5.000 aparcamientos para estos vehículos. Así, vemos por un lado una invitación a su utilización facilitando el acceso a zonas restringidas a coches, pero por otro observamos que la ciudad no está preparada para recibir tal cantidad de vehículos.

Asimismo, motoristas y ciclistas nos encontramos en la ciudad determinado mobiliario urbano que por su diseño representan un peligro para la integridad física: barandillas con secciones cortantes en aspa, bolardos, hitos, resaltes...

Muchos años reivindicando una mayor seguridad vial en nuestras carreteras y ciudades para un colectivo que en España aglutina casi a 6.000.000 de motociclistas y hay que decir que por fin un partido político se ha concienciado del problema que padecemos y se ha involucrado de forma firme en la solución y acondicionamiento de carreteras y ciudades. Sirva de muestra la enmienda transaccional a la moción consecuencia de la interpelación urgente al ministro de Interior sobre sus políticas para mejorar la seguridad de los usuarios de motocicletas y ciclomotores del Grupo Parlamentario Ciudadanos, (173/000023), presentada por la diputada nacional de Cs  Irene Rivera y firmada por nueve asociaciones nacionales de motociclistas (entre las que está el Moto Club Vespacito de Granada) y aprobada por unanimidad por el Congresos de los Diputados.

Igualmente, es necesario resaltar también el necesario papel que Ciudadanos está desempeñando en Granada en la mejora de la seguridad vial dentro de nuestra ciudad, ya que no solo plantea las deficiencias encontradas en movilidad, sino que aporta soluciones importantes para paliarlas; un trabajo que sin duda tendrá continuidad en el tiempo, ya que las asociaciones de moteros granadinas son observadores e interlocutores de las deficiencias encontradas.

Joaquín Muñoz Arias
Especialista en temas de seguridad vial y movilidad

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería