domingo 11 abril
Opinión  |   |

Predecir y prescribir

En una sociedad de masas es clave el concepto de opinión pública. No se trata sólo de la importancia de conocer qué piensa o qué siente la gente, sino también el reto de predecir cómo va a reaccionar en el futuro e incluso el desafío de poder determinar ese comportamiento futuro.

En el campo de la mercadotecnia es importante conocer los gustos y demandas de los consumidores, también anticiparse a ellos y, mejor aún, inducir aquellos que convengan a los intereses de los grandes proveedores de productos y servicios.

En un sistema democrático, basado en la competencia entre partidos, sucede cede algo parecido. Conocer lo que sienten o demandan los electores permite adecuar los programas y las campañas electorales para conseguir el máximo de votos. Igual que, resulta muy útil anticiparse a las tendencias que predominen en la gran masa de votantes. Pero, más allá de conocer al electorado presente o intuir su evolución, la tentación mayor es intentar llegar a conformar los estados de ánimo de ese electorado de forma que se acerquen a las ideas, programas o planteamientos de una determinada opción política.

Las encuestas cumplen un papel esencial, son un instrumento clave para conocer a los consumidores, en el caso de las empresas, o a los electores, en el caso de los partidos políticos. En ambos casos les interesa contar con equipos que capten con la mayor fiabilidad los estados de opinión de los consumidores o de los votantes.

Pero ya estamos acostumbrados a que los partidos no hagan públicos esos estudios de opinión tal cual los reciben sino que los suelen “maquillar” de cara al público para intentar crear la sensación de que las preferencias de los electores les son más favorables de lo que realmente lo son. Igual sucede con los medios de comunicación, que al pertenecer a grandes grupos empresariales con intereses políticos concretos, utilizan las encuestas no sólo para informar de qué piensan los electores sino también, en muchas ocasiones, para tratar de influir en la tendencia de voto, creando estados de opinión previos favorables a determinadas opciones.

Nos encontramos por tanto con que las encuestas no solo tienen un fin descriptivo o predictivo de lo que pueda suceder en unas elecciones sino que también adquieren una función prescriptiva, en el sentido de tratar de determinar, o al menos inducir, el voto en una dirección concreta. Pasan por tanto de describir la realidad a tratar de conformarla.

En los últimos años, con motivo del surgimiento de nuevos partidos políticos, hemos asistido a una intensificación de este segundo aspecto. Desde que en junio de 2014 el presidente del Banco de Sabadell, Josep Oliu, dijera aquello de que “necesitamos un Podemos de derechas” curiosamente asistimos a una presencia mediática muy profusa de la marca Ciudadanos, que rápidamente fue exportada desde Cataluña al resto de España. Todo eran imágenes positivas, ninguna noticia negativa. Justo lo contrario de lo que sucedía por ejemplo con Podemos. Y precisamente esa campaña se completaba con lo que luego se demostró una sobrevaloración de Ciudadanos en las encuestas, que siempre pronosticaban mejores previsiones de las que luego dieron las urnas. Luego se justificó como errores debidos a la “volatilidad” del voto.

Tras el evidente éxito electoral de Ciudadanos en Cataluña de nuevo la campaña mediática y las encuestas operan de forma parecida. Siempre cabrá la duda de si son ciertos los datos que se publican o si son parte de una estrategia para renovar la marca de la derecha ante el notorio deterioro del PP lastrado por el fiasco de su gestión en el conflicto catalán, los casos de corrupción y las noticias que llegan de los juzgados.

Por eso se hace preciso estar atentos a lo que sucede. Buscar información veraz y contrastar las noticias. Mirar más allá de la superficie. Aprender a leer entre líneas. Evitaremos que nos induzcan a hacer lo que no deseamos o no nos conviene.

Miguel Martín Velázquez
Colaborador de Ahora Sí

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería