jueves 7 julio
La Capital  |   | Redacción AG

Los usuarios del transporte interurbano también suspenden a la LAC

Entre las mayores quejas destacan los cambios de las paradas y cabeceras y en la forma de desplazarse por la ciudad

Inauguración de la línea de autobuses LAC autobus-53

Los autobuses de la LAC circulan desde el pasado 29 de junio por Granada. Foto: Álex Cámara.

Dentro de la encuesta sobre transporte urbano que FACUA Granada ha realizado en estos días y cuyos resultados principales fueron presentados la semana pasada, se incluía una sección dedicada especialmente a los usuarios del transporte interurbano y que tenía por objetivo conocer su opinión sobre los cambios en este sistema de transporte tras la implantación de la LAC. Y tal como ocurrió con la opinión global de los ciudadanos, la opinión de estos usuarios tampoco es positiva.

En concreto se pidió a los usuarios del transporte interurbano, que suponen en torno al 55% de total de los encuestados y suman en torno a los 500 participantes, que valorasen tres aspectos concretos relacionados con los cambios que se habían producido en el sistema de transporte interurbano a raíz de la implantación de la LAC.

Uno de esos aspectos son los nuevos horarios y frecuencias que se han producido con la introducción del nuevo sistema. En este apartado la valoración de los ciudadanos es de 2,33 puntos sobre 10, mostrando un claro descontento con esta nueva situación. Al preguntar por la nueva ubicación de las paradas esta valoración se queda en 2,33 puntos, dejando clara la disconformidad de los viajeros con el desplazamiento de las paradas fuera de sus lugares habituales. Especial hincapié se ha realizado en los comentarios en la distancia que los usuarios de hospitales deben recorrer ahora a pie tras la salida de los autobuses interurbanos de La Caleta.

La suma de todos estos cambios llevan a los ciudadanos a evaluar con solo 1,85 puntos el conjunto de modificaciones globales del sistema de transporte. Para aseverar aun más esta valoración se ha pedido a los viajeros que califiquen de forma directa los cambios del sistema de transporte. El 91% de los participantes califican dichos cambios como negativos mientras que solo el 5,5% los califica como positivos. De nuevo el descontento ciudadano queda patente.

Sobre estas valoraciones el responsable del estudio, David Avellaneda, comenta que “al igual que al resto de la ciudadanía los cambios que se han introducido en el sistema interurbano y su nueva interacción con el sistema urbano tienen una mala valoración entre los ciudadanos. El desplazamiento de las paradas de los centros neurálgicos en los que anteriormente se encontraban y la modificación general del sistema han causado malestar en los ciudadanos, especialmente porque estos apenas han recibido información y tampoco han sido consultados a la hora de plantear los mismos. No es de extrañar que algunos municipios ya estén tomando medidas al respecto.

Tiempos de recorrido y transbordos

Como complemento a las anteriores valoraciones, la encuesta de FACUA Granada también ha querido medir cómo ha evolucionado la experiencia de viaje de quienes llegan a la ciudad desde el área metropolitana. De nuevo los retrasos son los protagonistas.

En concreto un 88,7% de los encuestados considera que su tiempo de recorrido se ha incrementado desde la entrada en funcionamiento del nuevo sistema de transporte frente a solo un 4,55% que piensan que se ha reducido. En cuanto al incremento de tiempo de recorrido este es de 23 minutos, un tiempo similar al de los viajeros interurbanos. Sin embargo la diferencia mayor se encuentra en que de esos 23 minutos los viajeros interurbanos tienen que caminar ahora 11,5 minutos frente a los 8 minutos adicionales que caminan los viajeros urbanos.

Respecto de los transbordos también se ha producido un incremento, menor al del transporte urbano, pero también notable. En concreto se ha pasado de los 0,39 transbordos de media por trayecto que venían realizando a 1,38 transbordos en la actualidad, multiplicando por 3,5 los transbordos que venían realizando anteriormente.

Para Avellaneda estas cifras dejan claro que “el problema de los retrasos está concentrado en la parte urbana del transporte, ya que las cifras de atraso son similares tanto en viajeros urbanos como metropolitanos. La diferencia en los tiempos de desplazamiento a pie también muestra claramente como el cambio de ubicación de las paradas obliga ahora a los ciudadanos a caminar más que antes para llegar a su destino. Y si a esto le sumamos la cuestión de los transbordos nos encontramos con la misma situación que con el transporte urbano: los ciudadanos con más problemas de movilidad como discapacitados, personas mayores, personas con carros de bebé o de compra y otros colectivos con más dificultades para moverse son los más afectados por esta situación. Por no hablar de que ante el incremento en los tiempos de desplazamientos son varias las personas que nos comentan que prefieren hacer uso del vehículo particular en vez de soportar hasta una hora de incremento en su viaje.”

Desde FACUA Granada se va a remitir esta información tanto al área de Movilidad del Ayuntamiento como al Consorcio Metropolitano de Transporte para su conocimiento y para que ambos estamentos busquen soluciones a esta problemática integración de servicios, especialmente antes de la llegada de la vuelta al trabajo.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand