viernes 24 mayo
La Capital  |   | Redacción AG

FACUA traslada al Ayuntamiento los problemas surgidos tras la implatación de la LAC

En la reunión mantenida con la concejala de movilidad trataron los "retrasos" y el "malestar" que el nuevo sistema de transporte urbano provoca en los granadinos

Inauguración de la línea de autobuses LAC autobus-17

Representantes de FACUA Granada, con su presidente Luis Romero a la cabeza, se han reunido con la Concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Granada para tratar los problemas generados en el sistema de transporte urbano de la capital, especialmente tras la el deficiente arranque de la LAC y del nuevo plano de líneas, que tanto retrasos y malestar está generando entre los ciudadanos.

Sobre estos problemas, la concejala ha indicado que la imagen actual que del sistema de transporte no es válida, pues este cambio precisa de un periodo de adaptación para todos que espera se produzca en poco tiempo. No obstante, para Luis Romero, presidente de FACUA, “aunque todo cambio necesita de un periodo de adaptación, es urgente que se actué para evitar la fuga de usuarios del transporte público por culpa de la pésima calidad del servicio en estos momentos.”

A las quejas trasladadas y las dudas que han surgido, la Delegada de Movilidad ha asegurado que hay vehículos suficientes para mantener un servicio óptimo, incluso en horas punta, y ha apuntado a la gratuidad del servicio como una de las causas de la saturación. Sin embargo, para los representantes de la Asociación de Consumidores FACUA Granada, "en estos días de atascos y colas ha quedado patente que el nuevo sistema tiene mucho que mejorar, especialmente para evitar que los trabajadores y demás usuarios del servicio urbano de autobús sigan llegando tarde a sus destinos. Algo especialmente preocupante considerando que, pese a la gratuidad, nos encontramos en un periodo vacacional, sin colegios ni apenas universitarios en la ciudad".

Otro de los problemas planteados se refiere a la transición y se ha planteado la necesidad de ciertos ajustes y cambios sobre algunas líneas y paradas, haciéndose referencia especial al rechazo de FACUA a la desaparición de la línea 13.

En cuanto a los cambios introducidos en el tráfico para la creación de los carriles de la LAC para disuadir al transporte privado, desde FACUA Granada se entiende la necesidad de fomentar el transporte público frente al privado, también se defiende que dichos cambios deben hacerse de otra forma, y no estrangulando aún más a la ciudad, con nuevos puntos de problemas como el Puente Blanco, Doctor Oloriz o Severo Ochoa, que además son también salidas naturales del tráfico de la ciudad hacia la circunvalación y los barrios.

En este punto, referido al carril bus, los representantes FACUA Granada se han interesado por saber si el Ayuntamiento va a facilitar la asimilación de los cambios por los conductores o va a recurrir a las sanciones, interesándose también por las limitaciones en el funcionamiento del taxi, negando la concejal este extremo, y comunicando que la policía local tiene orden de realizar actuaciones informativas, que no sancionadoras, en estos primeros días de funcionamiento.

Una de las novedades que teóricamente iba a suponer el cambio de sistema era la renovación de flota. David Avellaneda, responsable de comunicación se ha interesado por dicha renovación de flota ya que aún hoy siguen prestando servicio algunos vehículos con más de 15 años de antigüedad y con graves barreras arquitectónicas que deberían haber sido retirados de servicio hace ya mucho tiempo. A esta cuestión la concejala ha indicado que se interesará por el particular, ya que no le constaba tal circunstancia aunque también ha informado la media de antigüedad de la flota actual es de 6,5 años.

En cuanto al aspecto tecnológico e informativo, FACUA Granada pide al Ayuntamiento que invierta en información al ciudadano, se felicita por el acuerdo de cooperación entre el Área de Movilidad y el proyecto de la aplicación "Granada Bus", pero para que la misma será útil, es necesaria una inversión en la mejora de los servidores de la Rober, que dé respuesta a todas las solicitudes de información que se realicen tanto desde la web, como desde la aplicación para smartphone, sin colgarse.

En líneas generales, el presidente de FACUA Granada considera que “existen notables diferencias entre lo que debería ser un sistema de transporte moderno y consensuado entre toda la ciudadanía y lo que estamos sufriendo. En la práctica la LAC ha supuesto descongestionar parcialmente el centro para congestionar los barrios y trastocar la vida diaria de los granadinos”, por lo que “urge al Ayuntamiento y a la ROBER a avanzar en la mejora del servicio y poder así valorar realmente las posibles deficiencias del nuevo modelo de transporte público de la ciudad de Granada."

Y aunque es cierto que cualquier sistema nuevo puede tener fallos, el retraso, así como la masificación, de los LAC y la ampliación de los tiempos de traslado entre barrios, que en algunos casos casi duplican los tiempos de recorrido, son "una señal clara de que algo falla, y no solamente la adaptación de los ciudadanos al sistema".

El deseo de Luis Romero es que “la empresa y el ayuntamiento tomen las medidas necesarias prestar a los granadinos lo que merecen: un sistema de transporte urbano integral y de calidad.”

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=11576