jueves 19 mayo
Granada CF  |   |

Un punto como mal menor para que el Granada CF siga vivo

El equipo rojiblanco empata en Los Cármenes ante el Celta de Vigo en un partido en el que la cabeza de los rojiblancos fue su peor enemigo

Los jugadores del Celta de Vigo celebran el tanto con el que se adelantaron en el marcador. Foto: Álex Cámara

El Granada CF ha empatado este domingo ante el Celta de Vigo. Un punto que ha supuesto el mal menor de los rojiblancos después de haber comenzado perdiendo ante los vigueses. Los granadinos siguen en puestos de descenso directo antes del duelo vital de Mallorca.

Había anticipado Karanka que iba a utilizar al menos a un jugador del filial para el partido ante los vigueses y finalmente se decantó por Barcia, en una línea defensiva en la que Antonio Puertas jugó en la banda derecha, Montoro, que volvió a la titularidad; ejerció de enganche de Luis Suárez y Uzuni y Collado se mostraron voluntariosos y contributivos en los extremos. 

El choque comenzó algo eléctrico por parte de los dos equipos, si bien las ocasiones más claras las tuvo el conjunto de Coudet, que tiró de artillería para inquietar a Maximiano. 

Ocurrió por ejemplo a los ocho minutos después de una pérdida de Barcia, que posibilitó que Santi Mina la centrara para el intento de remate de Cervi, que Germán detuvo bajo palos. 

Karanka debutó como primer entrenador del Granada CF en casa. Foto: Álex Cámara

En este escenario el Granada CF se dedicó a estar más preciso con el balón y sobre todo tratar de complicar la salida del balón de los visitantes, hasta el punto de que ello mostró otra imagen diferente de los de Karanka sobre el terreno de juego. 

A los 20 minutos llegó la segunda oportunidad del equipo vigués. En este caso fue una oportunidad de Iago Aspas, que se escoró a la línea de fondo para disparar cruzado. Maximiano metió el puño para enviarla a córner por abajo, evitando así que Santi Mina rematara en el rechace. 

La única ocasión del Granada CF en la primera parte la tuvo Luis Suárez. El delantero recibió un balón en perpendicular a la meta, se quedó en el punto de penalti pero disparó ‘al muñeco’ y privó a los rojiblancos de meterla al fondo de la red. 

Antes del paso por vestuarios el Celta de Vigo dispuso de una tercera ocasión antes del paso por vestuarios. En este caso el Granada CF se vio sorprendido por un balón largo para el gallego, dejando atrás a Germán y que de tiro cruzado quedó rozando el palo. 

Molina celebra el tanto que supuso el empate del Granada CF. Foto: Álex Cámara

Los goles, tras el descanso

El paso por vestuarios vino bien al Granada CF para mostrar algo más de mordiente, pero no todo lo que le hubiera gustado al equipo rojiblanco. Escudero fue uno de los que disparó a la portería contraria pero el balón se marchó alto. 

Después Karanka quiso mover el banquillo metiendo en el terreno de juego a Machis, quien luego resultaría decisivo para el partido. El Celta fue entregándose cada vez más en el terreno de juego. 

Así llegó una acción de Brais Méndez que salvó Maximiano por abajo. En la acción en la que no pudo hacer nada el Granada CF fue en un balón perdido en campo contrario de Milla. El balón cayó en Brais Méndez que se marchó para dejársela a Iago Aspas. El gallegó arañó en la derecha para meterla al fondo de la red, con la ayuda de Antonio Puertas. 

Aun quedando 17 minutos más el descuento el Granada CF no encontró la forma de abrir la portería rival. Lo intentó en sendas oportunidades de Escudero y de Collado, que se topó con el guardameta visitante para evitar el empate. 

Cuando no lo pudo evitar fue en un centro de Machis desde la izquierda. El balón lo rozó Milla con Jorge Molina preparado para meterla dentro. El esférico sí entró para mantener viva la esperanza del equipo en busca de la permanecía.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand