martes 26 octubre
GRANADA CF - SEVILLA | LA CRÓNICA  |   | Nacho Santana

Un reencuentro que vale tres puntos

El Granada CF vuelve a su fútbol habitual para imponerse por 1-0 ante un Sevilla que acabó con diez jugadores

Los jugadores celebran el tanto de Rubén Rochina. Foto: Álex Cámara

Afrontaba el Granada CF una prueba de fuego ante su afición. Los rojiblancos se reencontraban con los suyos en el primer partido con el 100% del aforo permitido en Los Cármenes, un encuentro en el que querían también reencontrarse con la victoria.

Para ello, los rojiblancos necesitaron primero reencontrarse con ellos mismos, con esa versión que les llevó a pasear el escudo por Europa. Volvieron a un planteamiento de los de antaño, de esos que la plantilla ejecuta casi sin pensar, de los que funcionaban y han demostrado seguir funcionando.

Funcionó el plan a la perfección gracias a un tanto de Rochina y a las intervenciones de Maximiano. El de Sagunto dio los tres puntos a los suyos en un partido trabajado, difícil y vibrante que acabó por contagiar a una grada que supo dar la cara para respaldar a los suyos.

En una primera mitad eléctrica, los granadinistas optaron por una defensa en bloque medio para buscar el fútbol directo en ataque, una fórmula tan familiar como útil ante un Sevilla que buscó la presión alta.

Transcurrieron los primeros minutos sin ningún tipo de ocasión de peligro para cualquiera de los dos conjuntos. Tomó el encuentro un ritmo rápido, casi vertiginoso, pasando de mitad a mitad del campo sin dar un respiro a los espectadores, con un Soro que se echó el ataque a la espalda, con más voluntad que éxito.

Sin embargo, la primera oportunidad que tuvo el Granada CF se materializó. Centró por banda derecha Quini y repelió pobremente Koundé, dejando el esférico en la frontal a Rochina. No se lo pensó el '21', que sacó un zurdazo que tocó en la bota del defensor galo antes de entrar en la portería de Bono para poner el primer tanto.

No se movió el marcador antes del descanso, si bien tuvo oportunidades. Primero marcó Luis Suárez en fuera de juego; tras él, Diego Carlos y Jordán disfrutaron de sendos remates desde dentro del área, ambos desviados de la portería defendida por Maximiano.

La segunda mitad comenzó igual que la primera. Ambos equipos buscaban la portería rival con todo lo que tenían, llegando incluso los locales a gozar de dos ocasiones, una de ellas saldadas con otro gol anulado por fuera de juego, esta vez de Alberto Soro.

El regreso de la identidad

Firmó sus mejores minutos el Granada CF, quizás no en cuanto a juego, pero sí a nivel de identidad. En el día del regreso del 100% de la capacidad del estadio, regresaron también las señas que hicieron a los rojiblancos competir contra cualquier otro conjunto de la Liga.

Lo que jornadas atrás era un equipo indolente, que llegaba tarde a todos los balones divididos y sin ideas arriba y abajo se tornó en esta ocasión en un bloque marcado por la intensidad, que peleó cada posesión con uñas y dientes y con mordiente cada vez que el balón sobrepasaba el centro del campo.

Reforzó el carril izquierdo Robert Moreno retirando a Alberto Soro para dar entrada a Sergio Escudero. Pasaron los granadinistas a jugar con un doble lateral ante las constantes subidas de Jesús Navas, apuntalando la zaga para intentar mantener el resultado.

A poco menos de 20 minutos para el final del partido apareció Maximiano para volver a reivindicarse como pieza clave del equipo. Gozó de la ocasión Munir, desmarcado en el segundo palo tras un centro, pero el guardameta luso se hizo enorme para cubrir el disparo y evitar el tanto sevillista.

Ya en los últimos cinco minutos del encuentro refrescó el técnico local el centro del campo. Gonalons y Milla abandonaron el césped, dando entrada en la medular a Monchu e Isma Ruiz para cerrar filas en la recta final.

Apretó el Sevilla en el poco tiempo restante. Los visitantes asediaron a un Maximiano que tuvo que volar para salvar un disparo desde la frontal. Se colgaron del larguero los granadinistas, conscientes del valor de los tres puntos, buscando apoyo en una grada que supo responder y volcarse con los suyos hasta el pitido final, ya contra un rival con diez hombres por la expulsión de Diego Carlos.

Sonó el silbato y enmudeció inmediatamente. Lo eclipsó por completo el sonido de la grada estallando en júbilo ante la primera victoria de los suyos, en un encuentro serio y en el que volvieron a sus bases. Se reencontró el Granada CF con su afición, con la victoria y consigo mismo para establecer el punto de partida y dar el primer paso hacia la permanencia.

Publicidad

Comentarios (1)

  1. Jose Antonio dice:

    ¡¡¡ Ese es el Granada que queremos !!! Con genio, con casta, ayudandose entre ellos y con los centrales sin complicarse la vida- EL GRANADA C.F.
    DE LOS ÚLTIMOS AÑOS. Asi que, señor Robert Moreno, déjese de experimentos y a seguir jugando como sabemos. ¡¡ VAMOS GRANÁ !!

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería