domingo 28 febrero
COPA DEL REY  |   | Nacho Santana

La Costa del Sol abre el camino de los octavos de final

El Granada CF elimina al Málaga al vencer por 1-2 en un partido con dos caras · Los rojiblancos dominaron la primera mitad y sufrieron en los últimos compases de la segunda

Fede Vico y Luis MIlla celebran el primer gol del Granada CF. Foto: Álex Cámara

El Granada CF formará parte del bombo de los octavos de final en Copa del Rey tras un cruce casi fratricida ante un Málaga tan pasivo en la primera mitad como dominante en la segunda. Decidieron el partido los goles de Fede Vico y Jorge Molina.

Jugó el conjunto granadinista el partido más serio posible con su segunda unidad. En un choque que recuerda a días mejores fuera de los terrenos de juego, los rojiblancos supieron adaptarse a la pasividad de su rival para controlar el esférico y dominar la fase ofensiva del mismo, haciéndose dueño y señor del partido desde el inicio. 

Pese al monólogo en lo referente a posesión, tardó diez minutos el conjunto de Diego Martínez en abrirse paso entre las líneas rivales para tener la primera oportunidad. Filtró excepcionalmente Jorge Molina para un Fede Vico que estuvo lento y perdió el esférico cuando gozaba de la ocasión de ponerse mano a mano con Juan Soriano, guardameta rival.

No fue a la primera, pero sí a la segunda. Al cuarto de hora, el cordobés recogió el esférico y lo colocó para lanzar una falta en la esquina del área. Perfiló la zurda y le pegó con potencia buscando el salto de la barrera. Tocó en Escassi, alejado del resto de la muralla, que desvió y permitió el primer gol de los visitantes. 

Pese a la superioridad del Granada CF, dio un susto casi sin quererlo el Málaga. Llegó gracias a un centro por banda al que salió Aarón, que se topó con Orlando. No se cubrió en el salto el guardameta, que perdió un balón que tocó en el ariete, pero llegó a tiempo de salvar bajo palos Vallejo

La réplica llegó en forma de gol. Recibió en banda derecha Alberto Soro, que sacó a relucir la varita. La enseñó y escondió emulando a Iniesta en sus mejores días, dejó atrás a su par y puso un balón medido con la pierna mala para encontrar el punto de penalti. Allí esperaba, tan puntual como certero, Jorge Molina, que dio un pase a la red con el interior para doblar diferencias. 

Ya con el resultado a favor, los rojiblancos siguieron durmiendo el partido con el balón, buscando atacar en las basculaciones locales. Tocaron y tocaron, merced a un rival pasivo que se encontró un par de ocasiones mediante centros al área que no lograron rematar con contundencia antes de que finalizase la primera mitad. 

Otro Málaga tras el descanso

Aún volvían los suplentes a la grada cuando el Málaga avisó. Buscó Rahmani un centro chut que se envenenó y tocó Aarón antes de que diese en el larguero y se marchase a saque de esquina. Una muestra de que los locales querían una segunda parte más competida.

Los blanquiazules comenzaron a tocar más balón y a acercarse a las inmediaciones de un Aarón que tuvo que hacer acto de presencia en un par de ocasiones para cortar las internadas, especialmente por banda, de los locales. Respondió el conjunto visitante cambiando a Soro por Kenedy.

Pese a la entrada del brasileño, los malaguistas continuaron con el dominio del ritmo del partido. No gustó al técnico del Granada CF la imagen de los suyos y lo solucionó moviendo nuevamente el banquillo. Fede Vico dejó su sitio a Yangel Herrera y Jorge Molina hizo lo propio por Roberto Soldado

Pese a disponer de todo lo necesario para retener más el balón, los rojiblancos no fueron capaces de mantener intacta la ventaja. Una falta en el pico del área sobrevoló a la defensa para que la peinase Caye, tocando lo justo para que se escapase del alcance de Aarón y golpease el poste. En el segundo palo apareció nuevamente el ‘20’ malaguista para anotar el rechace. 

El gol dio alas momentáneas al Málaga, pero despertó al Granada CF minutos después. Los granadinistas comenzaron a jugar más en campo rival, conscientes de lo largos que se podían hacer los minutos restantes en caso de no doblegar a los ‘boquerones’. Para afianzar el marcador, Luis Milla y Pepe dejaron su sitio a Montoro y Domingos Duarte, volviendo a la defensa de tres centrales. 

Encaró el encuentro sus minutos finales entre faltas e intercepciones. Pudo poner Roberto Soldado el tercero en el marcador tras un gran contragolpe que terminó en parada de Soriano, que se animó a subir a rematar un par de jugadas a balón parado poco después. Tras los cuatro minutos de descuento, el cruce llegó a su fin con el marcador intacto desde el gol de Caye.

Con este 1-2, el Granada CF irá de La Rosaleda a Las Rozas para formar parte del sorteo de los octavos de final. Los rojiblancos, por mérito propio, superaron al Málaga en un partido que se les atragantó al final para poner su escudo entre los dieciséis restantes en el bombo que se sorteará el próximo 22 de enero. 

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería