viernes 27 enero
LA CRÓNICA   |   | Luis F. Ruiz

Un giro de guión indispensable

El Granada CF cambia las tornas en La Rosaleda y esta vez es el que logra empatar después de 83 minutos para olvidar

Peñaranda volvió a ser titular en Málaga, aunque sin el mismo resultado que ofreció ante el Athletic. Foto: LOF

Peñaranda volvió a ser titular en Málaga, aunque sin el mismo resultado que ofreció ante el Athletic. Foto: LOF

Los guiones que le ha tocado afrontar esta temporada al Granada CF han sido dolorosos para sus intereses como protagonista de las 'películas' que ha jugado. Hasta ahora era el equipo granadinista el que se 'dejaba empatar' en el último suspiro de los partidos que en los que conseguía adelantarse. Sin embargo, en Málaga, el largometraje cambió.

Los hombres de José Ramón Sandoval dieron la vuelta a las pautas que marcaban lo previamente escrito por los blanquiazules y consiguieron arañar un punto en solo tres minutos de intensidad y de creerse sus posibilidades.

FICHA DEL PARTIDO
Málaga CF: Kameni; Rosales, Angeleri, Weligton, Torres; Recio, Tissone, Duda (Pablo, 53'), Juankar; Amrabat (Juanpi, 73') y Charles (Roque Santa Cruz, 84').
Granada CF: Andrés; Miguel Lopes (Foulquier, 66'), Babin, Lombán, Biraghi; Uche (Rochina, 53'), Fran Rico; Rober (El Arabi, 68'), Javi Márquez, Success, y Peñaranda
Árbitro: Estrada Fernández (catalán). Expulsó por doble amonestación al local Tissone (52'). Amonestó a los locales Rosales y Miguel Torres y a los visitantes David Lombán, Rober, Javi Márquez, Foulquier, Rochina y Miguel Lopes
Goles: 1-0, Charles (46'). 2-0, Pablo (57'). 2-1, El Arabi (83'). 2-2, Rochina (86').
Incidencias: Encuentro disputado en el Estadio de la Rosaleda, que rozó el lleno.

La primera parte el choque fue una firme declaración de no hacerse daño. Al menos no el Granada CF a un Málaga que, aunque no generó más oportunidades que los visitantes sí se mostró con más necesidad de llevarse el triunfo en el encuentro.

Los chicos de José Ramón Sandoval dedicaron los primeros minutos a dejar la iniciativa a los blanquiazules, aunque también intentaron aprovechar ocasiones a la contra como le ocurrió a Peñaranda, que cogió una pelota en la línea divisoria de ambos terrenos, se marchó de hasta tres rivales y posteriormente se plantó en el área de Kameni, consiguiendo como mal menor arañar un córner.

De entre las pocas veces que el Málaga tuvo que sacar el balón desde atrás, el Granada CF mantuvo su línea de presionar arriba, aunque en esta ocaisón los blanquiazules no cometieron los mismos errores que el Athletic Club.

Lo mejor de todo cuanto aconteció en la primera parte fue la fijación defensiva que la plantilla granadinista mostró en todo momento. Si bien, de entre las pocas concesiones que los rojiblancos mostraron atrás les costó el tanto que llegó ya en el tiempo de descuento.

Empieza a resultar preocupante que cada ocasión rival con cierto peligro se transforme por norma general en un gol y es lo que le ocurrió al Granada CF cuando, en el tiempo de descuento, recibió el primero de los locales de cabeza, tras un gran centro de Miguel Torres, aprovechando previamente un error de la defensa.

35 minutos a la basura

La segunda parte, el Granada CF entró en el terreno de juego con algo más de desparpajo y con la intención de meterse en el partido. Así, lo intentó en un par de llegadas de Isaac Success que no se concretaron en nada.

Después llegó la expulsión del local Tissone, que por un pisotón a Fran Rico se marchó al vestuario a los siete minutos de la reanudación y dio toda posibilidad a los rojiblancos de meterse en el partido con uno más.

Lejos de que esto sucediera, los hombres de Sandoval se quedaron pensando en los laureles ante un Málaga que quiso matar el partido. De este modo pareció hacerlo con un centro lateral que fue a parar libremente hacia Amrabat, aunque falló ante Andrés Fernández. El meta, sin embargo, pudo hacer algo más en el remate de Pablo, recién entrado al campo y que puso un 2-0 difícilmente remontable por los granadinistas.

Con los cambios en el terreno de juego, el técnico rojiblanco metió más artillería arriba. Dio cabida a Rochina y El Arabi, quitó a un 'caliente' Rober y dejó la vía derecha para Foulquier.

Minutos finales

Sin embargo, no fue hasta los últimos diez minutos cuando toda esta mezcla empezó a generar sus frutos. El defensa francés había mostrado sus dotes también como extremo en un par de ocasiones, hasta que en la tercera de ellas enganchó un gran centro que remató El Arabi, la peor pesadilla malagueña en las últimas temporadas.

Con el 2-1 el Málaga definitivamente se vino a menos y el Granada CF se creyó las opciones de poder empatar un partido que solo cinco minutos antes no merecía igualar. Por la banda izquierda llegó un nuevo centro que a cuatro mi0nutos del final remató de forma esencial Rochina para estblecer el 2-2.

Aunque se jugaron hasta nueve minutos más, el marcador no se movió. Sin mercererlo por juego, el Granada CF se lleva un empate que sienta como lo menos malo posible que les podía pasar a los granadinistas. Todo sea por los puntos que dejaron escapar, a la inversa, en circunstancias similares.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand