viernes 28 enero
LA CRÓNICA HORIZONTAL   |   |

Un cuarto de hora insuficiente

El Granada CF solo dio muestras de necesidad cuando iba por debajo en el marcador · Los 'jugones' dieron un aire distinto al equipo · Otro rival directo que sale vivo

Barral celebra el gol anotado por su compañero Lombán en el partido del sábado. Foto: Álex Cámara

Barral celebra el gol anotado por el Granada CF que supuso el empate en el partido del sábado. Foto: Álex Cámara

Para un equipo que se está jugando la vida, se encuentra último en la clasificación y está último en la tabla, los riesgos que afronta cada partido pueden pesar tanto hasta el punto de que no parezca que la situación es tormentosa para una plantilla que, todos los ámbitos apunta a que trabaja y duro, pero en resultados no consigue lo deseado.

El Granada CF empató el pasado sábado después de ofrecer una imagen en la que debía haber ido decididamente a por el encuentro. Lucas Alcaraz aseguró en sala de prensa que lo tenía contemplado justo antes de que el Deportivo de la Coruña marcara, cuando tenía previsto dar entrada a Boga.

Pero el sabor que queda al fin y al cabo es que los quince minutos mostrados en la recta final del partido resultan a todas luces insuficientes para tratar de reconducir una situación que, como si de una losa de toneladas se tratase, cargan a las espaldas de los que se visten de corto cada fin de semana.

La defensa de cinco

Había algunas dudas previas al partido de si Alcaraz emplearía una defensa de cuatro o una de cinco para jugar ante los deportivistas, sobre todo porque supuestamente más efectivos atrás deben dar más seguridad, aunque también puede limitar los movimientos en ataque.

Más bien ocurrió lo segundo, después de que los dos centrocampistas no adquirieran un rol algo más arriesgado en el papel de pivotes y después de que los carrileros Gabriel Silva y Cuenca no se atrevieran a pasar del centro del campo durante casi toda la primera parte.

Fue en una especie de 'tiempo muerto' en el que el técnico rojiblanco les incidió que debían ser los que emplearan la vía rápida de las bandas para buscar que Carcela y Pereira generasen peligro por dentro en los espacios que generase Barral.

Miedo salvo en los jugones

Durante gran parte del encuentro, a excepción de los últimos quince minutos, cuando el Deportivo ya había marcado el 0-1; el Granada CF se mostró con mucho miedo a poder cometer errores que le condenaran.

Sin embargo, la entrada de Boga y Samper dieron mucha más agilidad al ataque y el equipo se creció hasta el punto no solo de buscar el empate sino el triunfo. Con la presencia junto a hombres como Carcela y Pereira, el Granada CF fue otro totalmente distinto.

Rival directo

Pero el empate no se movió y el sabor que vuelve a quedar un partido más es que un rival directo se ha marchado vivo del Nuevo Estadio de Los Cármenes, y van al menos cuatro en lo que ha transcurrido de competición.

Ya lo dijo hace unos días Saunier, que el Granada CF tendrá que sumar puntos en lugares y ante rivales frente a los que a priori no lo tenía contemplado. El más difícil todavía se sigue trazando, por mucho tiempo que aún quede.

Número Cuaderno Rojiblanco 01

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por Neobrand