miércoles 14 abril
Opinión  |   |

Lo gratis no vale nada

Desde hace unos años, desde que la crisis se convirtió en algo acuciante para la mayoría de los ciudadanos. Se empezaron a adoptar por parte de casi todos, nuevas costumbres como consumidores.

Pasamos de los años del consumismo salvaje, donde todo el mundo tenía a su alcance, todo tipo de bienes materiales, a la llamada cultura de “low cost” (bajo coste) y del uso compartido (plataformas como blablacar, airbnb, son ejemplos de ello).

Posiblemente se trataba de una muestra de madurez como sociedad en la que todos tomábamos conciencia de lo limitado de los recursos y de lo absurdo del gastar por gastar.

Pero una vuelta de tuerca de ese argumento es la cultura de lo gratis. Y esta cultura está implantada en nuestra sociedad en general, y en Granada en particular, desde mucho antes de la crisis.

Es la tradición de nuestros pueblos de regalar comidas, camisetas, trofeos, y otro tipo de ajuares, a los participantes de eventos deportivos, lúdicos o culturales.

Es la cultura de que actuaciones musicales, deportivas u otro tipo de manifestaciones culturales, sean de entrada libre y gratuita.

Todo lo cual me parece bien como forma de fomentar y acercar ese tipo de actos al gran público, que en buena parte de los casos, no podría permitirse pagar una entrada para asistir a los mismos.

Pero esto ha llevado aparejado una distorsión de la realidad, se ha pasado a exigir que todo sea gratis, y que en cuanto se pide el pago de una cantidad, por exigua que sea, por alguna cosa, inmediatamente es despreciada por elitista.

Así se ofrecen de forma gratuita servicios de todo tipo, asistencia a viajes, eventos lúdicos, festivos, deportivos o culturales, comidas y en los últimos tiempos incluso servicios de transporte.

No es la primera vez que algún municipio implanta un servicio gratuito de transporte. En el caso que conozco, por cierto, circulaba casi sin pasajeros. Pero lo que ha ocurrido en Granada, por citar el caso más conocido y reciente, con el servicio de préstamo de bicicletas, ha sido bastante sintomático de la situación en la que estamos.

La ciudad de Granada gestiona un servicio de préstamo gratuito de bicicletas, para facilitar la movilidad ciudadana, por las calles de nuestra ciudad. Y de repente empiezan a aparecer restos de bicicletas en ríos, árboles y otros lugares de lo más insólito, cuando no, en maleteros de vehículos.

Total, si no cuestan nada, que más de da que las destrocemos, deben pensar los autores de dichos actos. Y es que lo que es gratis, no vale nada, o mejor dicho no cuesta nada a quién lo usa. O al menos eso es lo que ha calado en la conciencia de mucha gente.

Estoy, en lo personal, cansado de asistir a actos culturales gratuitos, a los que no acuden más que quienes actúan y sus familias. Mientras que en eventos en los que se agasaja a los asistentes con algún refresco o aperitivo, no dejan de ser un éxito.

En definitiva, una cultura de lo gratuito y del bajo coste, que ha desvirtuado al máximo el sentido de muchas cosas. El sentido del valor del trabajo y del esfuerzo de muchas personas, y del precio que tienen los servicios públicos, por más que no tengamos que pagar por ellos directamente, aunque de manera indirecta, salgan, como no puede ser de otro modo, de nuestros bolsillos.

Debemos concienciarnos, de que las cosas tienen un valor, independientemente de su coste directo para nosotros. Y que ese valor, en todo caso, va a ser sufragado por nuestros impuestos, si de algo público se trata, con lo que no cabe, de ninguna manera, un menosprecio a lo gratuito o a lo libre de coste, pues siempre va a estar sufragado por nuestros impuestos.

De lo contrario entraríamos en debates endiablados, por ejemplo la financiación de los servicios básicos como la educación y la sanidad, y el planteamiento de incluir repagos, o copagos, en los mismos. Debates, que nacen ya viciados en su mero planteamiento, al omitir, que todos esos servicios, ya están financiados por todos nosotros.

Gustavo García
Historiador y escritor

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería